3 claves para pronunciar un discurso potente en menos de 10 minutos

Inspirados en el emotivo discurso que Oprah Winfrey realizó en los Globos de Oro te revelamos 3 pautas indispensables para poder realizar un discurso potente y emotivo en menos de 10 minutos. Con ello podrás ganarte el favor del público más fácilmente.

Si algo pasará a la historia de la última edición de los Globos de Oro será sin lugar a dudas el discurso que Oprah Winfrey realizó al recibir el Premio Cecil B. de Mille

Su discurso no solo logró poner en pie a la sala y ganarse una de las mayores ovaciones, sino que ha logrado dar la vuelta al mundo, siendo compartido y examinado de manera internacional. En definitiva se ha convertido ya en un  discurso clásico.

Un discurso fascinante que se inició con un recuerdo de infancia que no mucha gente olvidará. Oprah, con solo unas pocas palabras, y en menos de un minuto, consiguió dibujar ante todo el mundo una imagen que es sin duda un claro ejemplo de todo lo que se necesita para dar un discurso poderoso. Este se iniciaba así:

“En 1964, era una niña pequeña sentada en el piso de linóleo de la casa de mi madre en Milwaukee viendo a Anne Bancroft presentar el Oscar al Mejor Actor en los 36º Premios de la Academia. Abrió el sobre y dijo cinco palabras que literalmente hicieron historia: el ganador es Sidney Poitier. Hasta el escenario llegó el hombre más elegante que jamás haya visto. Recuerdo que su corbata era blanca y, por supuesto, su piel era negra, y nunca he visto a un hombre negro siendo ovacionado así. Intenté muchas, muchas veces, explicar lo que significa un momento como ese para una niña pequeña mirando desde los asientos baratos mientras mi madre entraba por la puerta cansada de limpiar las casas de otras personas “.

Lo que hace que este discurso en su apertura sea tan poderoso es el hábil uso del lenguaje ofrecidos por la presentadora: no es difícil imaginar la situación descrita.

Los detalles son exquisitos en su precisión: piso de linóleo; casa en Milwaukee; Anne Bancroft; Oscar al mejor actor; 36 ° Premios de la Academia; cinco palabras; corbata blanca; asientos baratos; cansado de huesos limpiar las casas de otras personas.

El recuento del momento y su significado le llevaron a Oprah 124 palabras y menos de un minuto para contarlo. Todo su discurso supuso menos de 10 minutos, suficientes para volverse célebre.

Estos son los sencillos elementos que debes tener en cuenta para poder ofrecer un discurso poderoso en menos de 10 minutos.

  • Para realizar un discurso poderoso la clave reside en poder inspirar a tu audiencia. Y para ello lo primero que debes hacer es concentrar tus palabras en un espacio de tiempo que permita mantener la atención. Además de ser conciso,evita dejarte llevar por elementos que son irrelevantes o tangenciales al asunto. Debes inspirar no distraer. La clave es dejar los caminos tortuosos y las curvas y tomar un discurso que avance en línea recta hacia su objetivo.
  • Una excelente y obvia sugerencia para lograr un discurso memorable es escoger un objetivo y cumplirlo. Deja de querer contarlo todo y concéntrate en lo que realmente pretendes con esas palabras que vas a pronunciar. Está comprobado que cuando compartimos mucha información con el público este termina abrumado y es probable que apenas pueda recordar nada de los escuchado. Al igual que Oprah escogió las desigualdades raciales y de género para su discurso, tú solo debes escoger tu tema y mantenerte en él.
  • Una pieza fundamental de todo discurso es el vocabulario escogido. Se pueden decir muchas cosas de manera muy diferente así que procura escoger las palabras que mejor definan tus ideas. En el caso de Oprah, usó un lenguaje conciso y emocional para transmitir con fuerza lo que quería decir y, lo que es más importante, lo que quería que sintiera la audiencia. “Un niño mirando desde los asientos baratos”, por ejemplo, evoca una imagen en la mente de los oyentes que dice mucho. En lugar de dar una larga explicación de su pobre y humilde infancia, Oprah pintó una vívida imagen con solo siete palabras. Así que elije tus palabras cuidadosamente y deja que hagan el trabajo pesado. Ser claro y conciso será tu herramienta más poderosa.

Los profesionales y especialistas que deban enfrentarse a menudo con charlas pueden aprender mucho del discurso de aceptación de Golden Globes de Oprah, que incluye la lección más importante que dar para cualquier exposición: cuando se trata de presentaciones de alto impacto, menos es más.

Vía | Inc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *