7 trucos infalibles para cumplir tu presupuesto mensual y ahorrar

Cumplir tu presupuesto mensual es indispensable si quieres controlar tu dinero, pero ver como sube la suma en tu cuenta de ahorros no es la única ventaja: también te dará una tranquilidad mental inigualable. Hoy te traemos 7 trucos para ceñirte a tu plan financiero.

Una de las primeras metas financieras que deberías superar es elaborar un presupuesto. Se trata del primer paso hacia una mayor libertad y estabilidad económica.

Hacer un balance de tus gastos e ingresos no solo te ayudará a tener mayor control sobre tu dinero, permitiéndote ahorrar más, sino que también te brindará una tranquilidad mental inigualable.

Piénsalo: si has planeado absolutamente todos tus gastos – incluido un apartado para imprevistos – podrás comprar tranquilamente siempre que sepas que estás dentro del límite establecido. En cambio, si gastamos a ciegas siempre tenemos un sentimiento de culpabilidad y la terrible incertidumbre de si llegaremos a final de mes.

Además, tener un presupuesto nos permite ahorrar dinero sin renunciar a lo que más nos gusta. Que quieras cuidar más tus finanzas no significa que no puedas darte el capricho de salir a cenar una vez a la semana. La ventaja de elaborar un presupuesto es que te permite organizarte para reducir gastos de una parte, e invertirlos en otro. De esta manera podemos ahorrar sin que nos resulte frustrante o deprimente.

No obstante, elaborar el presupuesto no es la parte más difícil – puedes hacerlo cómodamente en Excel – lo realmente complicado es cumplirlo. Por ello, hoy te traemos 7 trucos infalibles para ceñirte a tu presupuesto, tu bolsillo y mente lo agradecerán.

  • Se realista: De nada sirve proponerte gastar x cantidad al mes en cenar fuera si luego acabas gastando el doble. Se sincero contigo mismo y encuentra un punto medio.
  • Elabora un calendario social: A la hora de elaborar tu presupuesto ten en cuenta qué eventos especiales tienes ese mes: desde cumpleaños, hasta bodas o la fiesta de la oficina. Inclúyelos en los gastos entre los que vayas a incurrir.
  • Planea tu menú semanal: Esas visitas rápidas y frecuentes al supermercado son el enemigo de tu presupuesto. Evítalo planeando tu menú semanal (preferiblemente usando este método para ahorrar) y cúmplelo a rajatabla. Solo comprarás y usarás los ingredientes en la lista.
  • Concédete una paga semanal: Al igual que hacían tus padres cuando eras pequeño, o de la misma manera que haces tu con tus hijos actualmente. Ver exactamente cuánto dinero te queda para los próximos 7 días te ayudará a gestionarlo mejor. Además, evitarás gastarte todo el dinero en la primera semana del mes.
  • Usa el método de los sobres: Saca tu dinero del cajero y mételo en sobres. Cada categoría tendrá un sobre: supermercado, transporte, ocio, etc. Si puedes dividir estos gastos en semanas, mejor que mejor.
  • Encuentra a un compañero de finanzas: Tener la presión de otra persona sin duda te ayudará a ahorrar. Busca a alguien que tenga una actitud hacia el dinero similar a ti y compartid vuestras metas financieras. Después, cada semana haced un seguimiento compartiendo vuestro progreso. La motivación y el apoyo de tu compañero de finanzas te ayudará a ceñirte a tu presupuesto.
  • Usa la técnica del desconocido: Cada vez que vayas a comprar algo imagina que un desconocido te da la opción de elegir entre el producto, o el dinero que vale ese producto. ¿Qué elegirías? Si optarías por el dinero, ya lo tienes en tu bolsillo. Esto te ayudará a resistir a la tentación de saltarte tu presupuesto.

Escrito por Christiane Drummond

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas