Todas las entradas de: admin

¿Qué es una sociedad comanditaria por acciones?

La sociedad comanditaria por acciones, también conocida como sociedad en comandita por acciones está compuesta por uno o varios socios comanditados que responden de manera subsidiaria, ilimitada y solidariamente de las obligaciones sociales. Asimismo, también consta en este tipo de sociedad de uno o varios socios comanditarios que únicamente están obligados al pago de sus acciones.

7 Consejos para la digitalización de las pymes

La digitalización, la eterna asignatura pendiente de algunas pymes, lo tienen muchas empresas como principal objetivo para 2019. Según el informe Digital Transformatin Index, publicado por TICBeat, el índice de competencia digital (ICD) de la empresa española ha experimentado una notable mejora respecto al año pasado, elevándose del 13,7 al 24,1% actual. Sin embargo, las pymes, que conforman el 99% de la actividad empresarial en España, no está asumiendo los retos digitales a la misma velocidad que el resto, puesto que no dispone de los conocimientos o recursos paraafrontar con éxito la digitalización.

Tips para motivar a tus empleados

Tu trabajo como líder es motivar a tus empleados diariamente, ya que el trabajo rutinario que constantemente hacen esas personas que te ayudan para emprender y hacer crecer tu negocio puede ser agotador y tu trabajo como líder del proyecto es precisamente motivarlos para que encuentren un por qué todos los días.

Los perniciosos efectos del mundo de «cartón piedra» que vemos y compartimos en las redes sociales

Desde que aparecieron hace unos años hasta ahora, las redes sociales se han convertido en mucho más presentes que nunca en nuestro día a día. Todo el mundo parece estar conectado a ellas, compartiendo contenidos y siguiendo otros. Las redes sociales son una suerte de territorio soñado en el que proyectamos cómo queremos ser y en el que seguimos referentes de esa vida ideal. Lo hacemos además cada vez más, más tiempo y de forma más intensa.

Quizás uno de los síntomas más claros de la dependencia que mantenemos hoy en día con las redes sociales esté en lo que ocurrió tras el último problema de Instagram en contabilidad de usuarios. Como publicaban en Fast Company, Instagram ha reconocido que ha tenido un problema que hacía que se contasen mal los seguidores y que por eso algunos usuarios tenían de pronto menos followers. Los followers perdidos volverán en cuanto Instagram solucione el problema, pero mientras eso ocurre los usuarios de la red social ya han acudido a Twitter para quejarse de la situación. Los usuarios señalaban que no estaban contentos con lo que ocurría.

¿Estamos demasiado obsesionados con lo que ocurre en las redes sociales y con lo que eso dice de nosotros? Un estudio señalaba no hace mucho que los efectos de engancharse a Facebook eran similares a los de engancharse a las drogas. Otro, mucho más reciente, hacía que los usuarios de la muestra dejasen la red social durante un período. Las conclusiones eran muy llamativas: mientras estaban desconectados de Facebook estaban mucho más desconectados de las pantallas y de los contenidos en general y pasaban más tiempo interactuando en persona.

Proyectar una falsa verdad
De hecho, como recuerdan en un análisis que publican en Phys, si las redes sociales fuesen una persona, serían posiblemente la persona que siempre se querría evitar. Las redes sociales dan una visión muy poco realista de la vida de las personas que en ellas vuelcan su día a día. Son como cuentos de hadas, recuerdan, algo que tiene mucho de edición y de selección.

La gente no lleva esa vida de ensueño que parece aparecer siempre en las fotos de Instagram. En una novela reciente (Mi vida (no del todo) perfecta, de Sophie Kinsella), la presión sobre la protagonista – joven profesional del marketing – por tener una imagen cool en redes sociales (aunque vive de forma miserable en Londres con un sueldo de becaria) le lleva a hacer fotos a una taza olvidada en una cafetería que obviamente no puede permitirse para mostrar en Instagram.

Los efectos que estas vidas de mentira tienen en la salud mental de sus protagonistas y de sus receptores son, sin embargo, muy reales. Los jóvenes adultos son especialmente vulnerables, recuerdan en Phys, a la idea de que no dan la talla a lo que se muestra en redes sociales. Y no solo eso: la presión en las redes sociales por ser perfectos acaba haciendo que se entre en una suerte de competición, una carrera por estar siempre como el mejor 24 horas y los 7 días de la semana. Se crea un entorno agotador.

Por supuesto, no todo es malo en las redes sociales y también podrían ser empleadas de un modo mucho más saludable. Al fin y al cabo, la esencia de estos servicios (comunicarse) no es malo, sino más bien el cómo lo usamos y lo que esperamos de ellos. Y lo de fingir, aparentar, tampoco es nuevo. Es tan viejo como el mundo? Lo que las redes sociales hacen es que, simplemente, no se pueda escapar a ello en ningún momento.

Tres pasos para mejorar en los que las empresas tendrán que entrar
La solución podría estar en los tres pasos que proponen varios expertos en Harvard Business Review. Habría que apostar por la alfabetización de los usuarios en lo que suponen las redes sociales, una cierta higiene y el etiquetado. El primer paso implicaría hacer que la gente fuese mucho más letrada en lo que las redes sociales suponen y en lo que esos contenidos implican. Debería ser la base para comprender qué son las redes sociales y cómo nos comunicamos en esta era.

El segundo paso es mucho más personal, mucho más propio. Los usuarios tienen que hacer una higiene digital, lo que implica no solo imponerse rutinas y hasta horarios hasta ser conscientes de que tienen que trabajar cómo usan las redes sociales y cómo son en todo los demás (la abstención de la red, dicen los expertos, puede ser la llave que muchos proponen, pero no va a funcionar, como han demostrado los estudios).

Las marcas y las empresas ya están ultra presentes en el paso de la higiene, recuerdan los expertos. Tienen filtros (Apple, Google o Amazon) que permiten cambiar las luces de sus dispositivos y hacer que sean mucho menos agresivas a la hora de dormir. Sobre otros puntos, como el control de los contenidos tóxicos, las compañías (como Facebook o Twitter) aseguran que están haciendo cosas pero deberían hacer mucho más.

Y después está el etiquetado, algo en lo que las marcas y las empresas tendrán que estar muy presentes. Igual que la publicidad en la televisión tiene que incluir avisos y mensajes y está limitada e igual que algunos productos tienen que llevar letra pequeña, hay quienes creen que lo mismo debería ocurrir en el entorno de las redes sociales e internet.

Vía: Puro Marketing

4 falsos mitos que no deberías creerte si quieres avanzar en tu carrera

Avanzar en nuestra carrera profesional es complicado, y más si seguimos los consejos equivocados. Por ello te contamos 4 falsos mitos que no deberías creerte más.

En el entorno laboral existen muchos mitos sobre lo que se debe y no se debe hacer para conseguir avanzar en tu carrera, pero hay que tener cuidado especialmente con los falsos mitos que pueden producir el efecto contrario a mejorar y lograr objetivos.

Los coches autónomos llevarán pasajeros, paquetes y comida en 2021

Cuando Ford inaugure su servicio de taxis autónomos en 2021, el vehículo podría proponer un desvío alternativo para pasar por tiendas patrocinadoras o el usuario podría acabar sentado junto a un montón de paquetes para entrenar. Esa es la estrategia del fabricante para que los viajes de su futuro servicio cuesten menos de la mitad que los viajes compartidos actuales, según afirmó durante un evento corporativo de la compañía. La reducción del precio se lograría utilizando los vehículos día y noche y mostrando anuncios interactivos.

La empresa quiere dejar claro que no se está quedando atrás con respecto a Waymo, que prometió que lanzaría un servicio de taxi autónomo comercial antes de que acabara 2018; y GM, que ha anunciado que hará lo mismo a lo largo de este año.

Durante el evento, el CEO de Ford Autonomous Vehicles (FAV), Sherif Marakby, una empresa derivada del gigante y encargada de desarrollar las tecnologías autónomas, vehículos y servicios, afirmó:  «Si quisiéramos lanzar 100 vehículos [a la carretera] y arrancar ya el negocio, podríamos hacerlo. [Pero] somos una compañía automotriz y cuando hablamos de lanzamiento a escala, estamos hablando de decenas de miles de vehículos y [de hacerlo] de manera rentable. Es un enfoque diferente al que tienen otros».

El punto de vista de Ford consiste en que para lanzar con éxito un servicio de vehículos autónomos no basta con tener coches autónomos. El gigante está construyendo un software de gestión de flotas, un centro de envíos, itinerarios y sistemas de pago; un grupo diverso de clientes de entrega; y contenidos y servicios digitales para los pasajeros. Es probable que incluyan patrocinios comerciales y publicidad dentro del coche. «Varias compañías [están] ilusionadas por poner su contenido en los vehículos [autónomos], y pagarán por ello», adelantó Marakby.

Ford presentó escenarios en los que los pasajeros podrían comprar alimentos desde el interior del coche que se entregarían directamente en el maletero del vehículo, y hacer paradas en boxes para adquirir los tentempiés y bebidas recomendados. El coche iría ajustando sus sugerencias a medida que Ford «construyera su relación» con cada pasajero, explicó un portavoz.

Ford anunció que los primeros viajes públicos estarían alimentados ​​por Argo AI, una empresa fundada en 2017 por antiguos trabajadores de conducción autónoma de Google y Uber. Ford se convirtió en el propietario mayoritario de Argo más tarde ese año, con una inversión de casi 880 millones de euros. Desde entonces, el gigante ha estado probando los vehículos autónomos de Argo realizando entregas en Miami (EE. UU.). De esta experiencia, la empresa ha acumulado más de 1.000 entregas de Domino’s pizzas y de paquetes de Postmates, aunque en todos los casos había conductores de seguridad detrás del volante. Ford estima que el mercado total de vehículos autónomos en 2026 valdrá más de 290.000 millones de euros.

Ford también presentó una app similar a la de Uber para reservar coches autónomos modificados de la marca Ford Fusión, aunque de momento estos vehículos seguían incorporando a conductores humanos de seguridad. Los coches llevaron a los periodistas a varios viajes por el centro de Miami, un ambiente de conducción descrito por varios ejecutivos de Ford como «duro como un doble diamante negro», en referencia a las pistas de esquí de descenso más difíciles.

En tres viajes separados que sumaron un total de 6,4 kilómetros en carreteras que incluían peatones imprevisibles y muchos conductores agresivos, la experiencia de MIT Technology Review fue en general segura y competente. Sin embargo, los vehículos de Ford no parecían tener en cuenta las señales de tráfico ni los cruces, y carecían de la capacidad de dar marcha atrás y de reconocer los intermitentes.

Los vehículos de lanzamiento de Ford no se basarán en modelos ya existentes como el Fusion, sino en un nuevo vehículo solo autónomo que está actualmente en desarrollo en FAV. Podrán configurarse para llevar a pasajeros, cargas o repartir alimentos, y no contará con los tradicionales volantes ni pedales de acelerador y freno.

El CEO de Argo, Bryan Salesky, comentó a MIT Technology Review que el vehículo usará sensores LIDAR, radares y cámaras, y confirmó que estará listo para la fecha de lanzamiento en 2021 que anunció Ford.

La compañía se está diversificando más allá de su modelo de negocio tradicional de venta de coches. Chariot, una compañía de microtransit que Ford adquirió en 2016, ya ofrece servicios del «primer y último tramo» a empresas y gobiernos locales en camionetas Transit. Ford también acaba de comprar Spin, una start-up de motocicletas eléctricas sin muelle que opera en varias ciudades y campus universitarios de EE. UU. Y en agosto, Ford lanzó un pequeño servicio de transporte sanitario llamado GoRide en Michigan (EE.UU.).

Las tres iniciativas ofrecen información sobre el comportamiento y las expectativas de los clientes que servirán a los futuros servicios autónomos, concluyó la directora de Movilidad de Ford, Marcy Klevorn.

Un artículo escrito por Mark Harris

Dinero y pareja, una combinación de cuidado

Las estadísticas indican que dinero y pareja son un tema delicado. El dinero y su manejo es una de las causas más frecuentes de divorcio y uno de los conflictos más habituales después de este. Lo mejor es ser francos y directos desde un comienzo.

Hay un punto en el que las mariposas en el estómago ya no cuentan mucho en el amor. Es el momento en que los asuntos más terrenales comienzan a cobrar importancia y el idealismo se va reemplazando por un espíritu más práctico. El aspecto económico, por ejemplo, sale a relucir. Es ahí cuando dinero y pareja comienzan a formar un binomio de cuidado, que, si no se maneja con inteligencia y tacto, puede ser una fuente de conflictos que echen raíces.

El dinero es mucho más que un recurso material para los seres humanos. Cada uno de nosotros le otorga un significado consciente e inconsciente al mismo. Esto depende de cómo se hayan resuelto algunas etapas infantiles, de la educación recibida, de las experiencias que se hayan tenido con el dinero y del entorno en el que se viva.

Tarde o temprano, dinero y pareja son dos realidades que se encuentran. A veces, desde un comienzo. No son pocas las personas para quienes la situación económica del otro es una variable importante para elegirlo como pareja. Tampoco son pocas las relaciones que terminan contaminándose y destruyéndose por una falta de acuerdo o entendimiento.

Bienaventurado el que tiene talento y dinero, porque empleará bien este último”.

-Menandro de Atenas-

Dinero y pareja: la sutileza inicial

En los temas de dinero, siempre hay algo de hipocresía, como bien lo señalaba Sigmund Freud. El padre del psicoanálisis aseguraba que, así como en los temas sexuales, los temas monetarios también están llenos de tabúes, medias palabras y prejuicios. Eso se ve con especial fuerza en las etapas iniciales de una relación.

Lo usual es que al comienzo de una relación amorosa el dinero sea un tema demasiado prosaico como para incluirlo dentro de la lista de temas sobre los que se alcanzan acuerdos. Por otro lado, la intensidad del propio amor motiva la entrega, evitando así los desacuerdos. Los dos quieren pagar, obsequiar al otro.

En esta primera etapa, de todos modos, quedan planteados algunos patrones que marcarán el binomio dinero y pareja. Casi siempre uno de los dos se muestra más generoso con los recursos, mientras que el otro es más receptivo. Habrá acuerdos implícitos sobre la conducta frente a los gastos. Por otro lado, el debate explícito suele llegar cuando empieza la convivencia.

Dinero, poder y asimetría

Por lo general, las personas buscamos parejas con un nivel económico parecido. No siempre es así, pero es lo que prima. Pese a esto, es difícil que los dos integrantes de la pareja tengan los mismos ingresos, los mismos patrones de gasto y las mismas expectativas. En este aspecto suele haber varias asimetrías, que resultan manejables cuando el contraste no es muy grande.

Uno de los problemas aparece cuando existen diferencias económicas en la pareja y además el dinero es importante en la distribución del poder. De esta manera, no son pocas las parejas en las que uno lleva todo o la mayoría del soporte en cuanto a lo económico, generando el otro una deuda que debe pagar de otra forma. Así, con el dinero puede conseguir, por ejemplo, que primen sus gustos o preferencias en debates sobre los que no haya cuerdo.

Tampoco es raro que haya competencia entre los miembros de la pareja. Esto sucede especialmente si los dos tienen éxito profesional y cuentan con buenos recursos. En caso contrario, cuando la privación es la nota predominante, puede que el otro se convierta en el sparring para desfogar la frustración.

Un tema de acuerdos francos

En el estudio Parejas jóvenes y divorcio, de González y Espinosa, publicado en la revista de psicología Iztacala, se señala que el dinero es el área con mayor probabilidad de generar conflicto en una pareja promedioIndican que es el factor con mayor número e intensidad de desacuerdos, antes, durante y después de un divorcio. Los investigadores aseguran que el tema suele estar contaminado de sentimientos de angustia, ira, rencor, envidia, celos y muchos más.

Sin darse cuenta, muchas parejas terminan usando el dinero para propósitos que no corresponden. Para controlar al otro, por ejemplo. O para compensar un daño emocional, como una infidelidad, la indiferencia o el maltrato. Por eso el tema de dinero y pareja es uno de esos que exigen acuerdos inteligentes que condicionen lo menos posible los acuerdos que se alcanzan en otras áreas. La manera más sana de manejarlo es abordándolo de manera directa y revisando con periodicidad lo acordado.

Edith Sánchez