Cómo manejar las emociones | Emprendedores en Fin de Semana

Cómo manejar las emociones

Navegar sin naufragar por el mundo de las emociones requiere de una brújula.

Porque no basta con amar: hay que amar de forma incondicional.

Y porque no basta con escuchar: hay que escuchar atentamente.

No basta con llorar: hay que aprender a superar el dolor.

Y no basta con intentar resolver los problemas de quienes amamos: hay que ayudarles a que se responsabilicen y a que se sobrepongan a los obstáculos.

Estas son las primeras palabras del libro Brújula para navegantes emocionales, de Elsa Punset con quien hoy abordamos uno de los pilares de nuestro Master de Desarrollo Personal.

Hablamos de la Inteligencia Emocional. Es decir, la suma de habilidades emocionales y sociales de cada persona, que permite el conocimiento y la gestión de nuestras emociones y las de los demás. Porque, en nuestro día a día, necesitamos herramientas para entendernos a nosotros mismos, para comprender al resto del mundo y para crear nuestros propios sistemas de valores. O como dice la propia Elsa, llegar a hacerlo todo coherente.

¿Quieres escuchar esta entrevista a Elsa Punset de Sergio Fernández en el programa de radio Pensamiento Positivo?

TODO HA CAMBIADO

Nada ha cambiado. Pero como yo he cambiado todo ha cambiado.

¿No te pasa a ti también que te sientes en ocasiones como si estuvieras en una montaña rusa emocional? Te levantas por la mañana a tope de energía y, de pronto, a media mañana te sobreviene una pereza atroz.

Sin embargo, algo capta tu interés y te saca de la apatía. Pero, acto seguido, de nuevo te sumes en una abulia que te acompañará hasta el final del día. Y de nuevo te equivocas, porque aún te da tiempo a sentir rabia, envidia, celos, alegría, tristeza… De manera que los altibajos pasionales parecieran no tener fin.

¿Te gustaría saber qué se puede hacer para gestionar estos vaivenes emocionales? Sea como sea tenemos que aprender a lidiar con nuestras propias emociones. Y este es precisamente uno de los principales objetivos del Instituto Pensamiento Positivoenseñarte a gestionar tus estados de ánimo en todo momento. Imagínate cómo sería tu vida si pudieras llegar a tener el poder de decidir cómo sentirte en cada momento, en lugar de soportar pasivamente el azote aleatorio de tus emociones.

TRES CLAVES PARA DOMINAR MENTE Y CORAZÓN…

Por eso hoy vamos a descubrir junto a Elsa Punset las tres claves para que seas el dueño de tu mente y de tu corazón:

Nuestro cerebro está preparado para la supervivencia y no para la felicidad. ¿Qué significa esto? Pues que de las cinco emociones básicas con que venimos todos los seres humanos equipados de serie (miedo, asco, ira, tristeza y alegría) nuestra mente siempre va a tratar de identificar aquello que no funciona y, por tanto, va a prestar más atención a las cuatro primeras. Y no es que a tu cerebro no le guste que no estés alegre. Sencillamente la alegría es un indicador de que todo va bien y la principal tarea de tu sistema operativo es hallar aquello que falla a tu alrededor para solucionarlo y que sigas vivo. Por eso es tan importante entender cómo funciona tu cerebro. Su trabajo es prestarle atención a lo que no funciona más que a lo que sí que funciona.

La segunda clave que sugiere en su libro Elsa Punset es una práctica muy sencilla y que, a buen seguro, te aportará muchísima información nueva sobre ti. Grábate con el móvil mientras hablas con tu pareja, con tus hijos o con tus seres queridos. Tan fácil como eso. Y luego escúchate. Tú que estás tan convencido de que eres la persona más cariñosa del mundo… ¡Verás cuántas sorpresas te llevas!

Si aspiras a ser un buen navegante emocional, hay una tercera clave que no puedes perder de vista para arribar a buen puerto: es preciso aprender a expresar nuestro amor hacia los demás (y aquí viene lo bueno) de forma explícita. Pero no basta con hacerlo siempre de la misma manera. Tenemos que aprender a demostrar nuestro amor de muchas formas distintas.

… Y UN CRASO ERROR

Elsa Punset también te avisa de cuál es principal error que puedes cometer a la hora de gestionar tus emociones: cerrarte.

Seguramente que te suena, ¿verdad? Porque, normalmente, cuanto peor te van las cosas más te aíslas de los demás, entrando en un círculo negativo. Si quieres comprobarlo, nada mejor que mirarte al espejo uno de eso días en que no te apetece ver a nadie: ojos achinados, boca con rictus duro. Todo en tu rostro emite el mismo mensaje: ¡cerrado! Que es precisamente lo que menos necesitas en un momento en que, para salir del bache, precisas de generar nuevas oportunidades, conectarte con los demás, cambiar tu entorno, modificar las cosas en tu vida… Necesitas trucos, estrategias y una disciplina férrea para abrirte al mundo, para desatar tu potencial…, ¡para abrirte a la vida!

El Equipo del Instituto Pensamiento Positivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.