Comprar coches embargados: todo lo que debes saber

Si estás buscando un vehículo de segunda mano y tu intención es acudir a una subasta, es probable que termines por comprar un coche embargado. Sin embargo, antes deberías leer este artículo para conocer todos los pros y contras.

Estos vehículos suelen salir a la venta en subastas públicas y se caracterizan por ser hasta un 50% más baratos. La opción suena tentadora y lo cierto es que los coches embargados pueden ser una buena compra siempre y cuando te asegures de que no hay gato encerrado.

Las dos primeras preguntas que te debes hacer son: ¿de dónde salen los coches embargados? ¿por qué pueden embargar un coche?

Los coches suelen sufrir embargos porque sus propietarios tienen alguna deuda con ayuntamientos, juzgados, seguridad social, Agencia Tributaria. Es decir, si un coche ha sido embargado lo más probable es que sus dueños no hayan pagado una cantidad importante de impuestos y el Estado, por ejemplo, intente cobrarse esa deuda a través de este bien mueble.

También hay embargos particulares. Estos los protagonizan bancos y entidades financieras que solicitan a un juez el embargo de un automóvil en caso de impago por parte de un cliente.

Dónde comprar coches embargados

La lista de lugares a los que puedes acudir a comprar coches embargados te da bastantes opciones. Estas son las más habituales:

  • Coches embargados por los Ayuntamientos. Si los tienen los suelen publicitar a través de sus páginas web, donde también informan de la fecha y lugar de la puja y de los requisitos que deben cumplir los compradores.
  • Coches embargados por los Juzgados. Son vehículos incautados durante procedimientos administrativos o penales. La venta de estos coches se anuncia a través del BOE, de la web de la Administración de Justicia y de webs especializadas. Muchas de estas ventas admiten pujas online.
  • Coches embargados por la Seguridad Social. Este organismo organiza una o dos pujas al año con los coches que se queda en forma de pago de sus deudores. Las anuncia a través del BOE y de su web. También puedes pedir información en el teléfono 901 502 050. Las subastas de la Seguridad Social están muy bien preparadas. Con tiempo, publican un listado con todos los modelos que salen a la venta (marca, modelo, cargas…. ordenados por comunidades autónomas). Para participar hay que presentar en la Dirección Provincial de tu comunidad un sobre cerrado con una fotocopia del DNI y un papel en el que anotas la cantidad de dinero que ofreces; también hay que pagar el 25% del valor de tasación del coche.
  • Coches del Plan Nacional Sobre Drogas. Este organismo subasta los coches incautados en las operaciones antidroga. Suelen ser modelos de alta gama, pero muchas veces requieren un arreglo porque los agentes no son precisamente cuidadosos a la hora de encontrar la droga y los narcos sí son habilidosos cuando se trata de esconderla.
  • Coches embargados por Hacienda. La Agencia Tributaria suele subastar sus coches embargados en forma de lotes. Las ventas son presenciales, pero también admiten pujas a través de Internet. Puedes enterarte de las fechas a través de www.agenciatributaria.es.
  • Coches embargados por los bancos. Estos son los más numerosos, sin embargo enterarse de cuándo y dónde los ponen a la venta es complicado. Las entidades bancarias creen que decir que embargan coches no es muy buena publicidad por lo que suelen ofrecerlos directamente a empresas de compra-venta.

Cómo vender coches embargados

La DGT permite la transferencia de un coche aunque tenga un embargo.

La condición es que el vendedor del coche embargado informe al comprador de lo que hay detrás de esa venta y si no quiere ser denunciado por estafa, tiene que dejar constancia por escrito de que ambas partes son conscientes de este hecho. A partir de ahí, el proceso será el habitual en cualquier cambio de titularidad.

Es decir, tras firmar el contrato de compraventa, el vendedor acude a la Jefatura Provincial de Tráfico para hacer la transferencia del coche. La Dirección General de Tráfico informará al futuro propietario del embargo y si lo acepta, este firmará un papel en el que se da por enterado.

Solo hay un caso en que la venta no se puede hacer: cuando hay orden de precinto sobre el coche.

Hasta que ordenan el precinto del vehículo, el propietario puede seguir utilizándolo y siempre será el responsable del mismo hasta que el vehículo se transfiera a un nuevo comprador por medio de una subasta. ¿Qué implica esto? Que tendrá que seguir pagando el seguro del coche, los impuestos correspondientes y multas, incluso si el vehículo está precintado y ya no lo puede utilizar.

Una vez ordenado el precinto del vehículo, el propietario tiene que entregar las llaves y el coche pasa a un depósito hasta que se transfiera a un nuevo comprador por medio de una subasta.

Cómo comprar coches embargados sin contratiempos

La mejor recomendación que te podemos dar antes de comprar un coche de segunda mano es pedir un informe de tráfico en la DGT. Por este documento tendrás que pagar 8,30 euros, pero, entre otras cosas, te ‘dice’ si la persona que te vende el coche es el dueño legal o si tiene algún tipo de cargas. Es importante que tengas claro que si el coche tiene deudas, también las compras.

Tanto si vas a pujar como si te han embargado el coche, es importante que sepas que suelen caducar a los cuatro años y, si no se ha renovado, es posible que lo puedas anular.

Para hacerlo, debes presentar una solicitud en el Registro de Bienes Muebles de la provincia en la que se decretó.

Cuando vas a pujar por un coche no podrás probarlo, ni siquiera arrancarlo; la única idea de su estado que te puedes hacer es la que entra por los ojos. Los coches de subastas sí pasan un chequeo mecánico y son sometidos a reparaciones, pero los vehículos embargados se ponen a la venta tal cual fueron entregados por lo que no sabrás en que estado se encuentra hasta después de pagar. Y, no, no hay posibilidad de réplica o devolución; los coches embargados no tienen garantía.

Vía: TicBeat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas