El entretenimiento a bordo del coche autónomo, una industria de 200.000 millones de dólares

La cita con la tecnología más puntera ha sido la gran protagonista de la última semana. La ciudad de Las Vegas acogía una nueva edición de CES que ha destacado por su innovación. Este escaparate ha servido a muchas marcas para mostrar sus proyectos más ambiciosos.

Intel y Warner Bros han sido dos de las que han aprovechado el momento para mostrar el resultado de su colaboración. Se trata de un sistema de entretenimiento para coches autónomos que cuenta con una pantalla retráctil en la que se pueden proyectar los contenidos de la productora.

El proyecto, que han probado a bordo de un BMW durante la feria, se encuentra en sus primeras fases, pero, todo apunta a que llegará a ser una realidad. Y es que la adopción del coche autónomo permitirá a los conductores disponer de hasta 250 millones de horas libres que, para Intel y Warner Bros se pueden ocupar con contenidos.

Así, con una vista 270 grados, la experiencia inmersiva de ambas compañías es solo un aperitivo de lo que está por llegar a una industria, la del entretenimiento, que podría encontrar en el coche autónomo un negocio adicional de hasta 200.000 millones de dólares.

Vía: Marketing Directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.