Jack Ma, el hombre más rico de China, era más feliz cuando ganaba 12 dólares al mes

En sorprendentes declaraciones realizadas para un documental sobre su vida, Jack Ma, el hombre más rico de China, reconoce que era más feliz cuando solamente ganaba un puñado de dólares al mes que en la actualidad como multimillonario.

El año pasado la revista Forbes subrayaba que Jack Ma, dueño y presidente del gigante del comercio electrónico chino, Alibaba, se convertía en la persona más rica del país tras superar al presidente del grupo Wanda, Wang Jianlin, gracias al aumento de más de un tercio en el precio de las acciones de Alibaba a comienzos de 2017.

Sin embargo, la enorme fortuna que a día de hoy amasa el multimillonario asiático no lo han convertido en una persona más satisfecha. Tras su graduación, en 1998, Ma trabajó como profesor de inglés en una universidad local de su pueblo natal, Hangzhou. Según el documental sobre su vida, “Un cocodrilo en el Yangtzé”, ganaba 12 dólares mensuales y pese a ello, tal y como reconoció en un encuentro en el Economics Club de Nueva York, esta etapa fue la más feliz de su vida.

Jack Ma confirma que a partir de los 10 millones de dólares en la cuenta el dinero se convierte en una presión: las responsabilidades con respecto al gasto crecen, ya que tienen gran influencia a la sociedad. Sin embargo, “cuando uno no tiene mucho dinero, es necesario saber cómo gastarlo” apuntaba en declaraciones al portal Business Insider. En cambio, cuando superas una gran barrera económica, el dinero “es la confianza que muchas personas depositan en mí”, apuntaba el presidente de Alibaba.

El dirigente subrayó en más ocasiones lo fantásticos que fueron sus días como profesor tras finalizar el instituto y la necesidad que tiene de invertir sus ganancias en favor de la sociedad. “Quien tiene un millón tiene suerte, pero quien tiene 10 tiene una responsabilidad”, indicó después de que Alibaba, uno de los reyes del comercio electrónico actual junto a Amazon, saliese a bolsa.

Fuente | Business Insider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *