La prensa no escucha las reivindicaciones políticas de los jóvenes españoles

Según un estudio de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)las reivindicaciones de los jóvenes españoles no tienen éxito cuando se trata de defender sus intereses. Estos encuentran limitaciones a la hora de acceder a la esfera pública, por eso es difícil que los políticos tengan en cuenta sus demandas.

Esta es la principal conclusión del estudio El impacto de los jóvenes en la esfera pública: la disolución del Consejo de la Juventud de España en la prensa y en Twitter, que ha publicado un equipo de la UOC en la revista Comunicar, publicación científica de comunicación.

La investigación se enmarca en el programa europeo Euryka y analiza el impacto en la prensa y las redes sociales de la propuesta de disolución del Consejo de la Juventud de España(CJE) en 2013. Se ha centrado en unas 80 noticias sobre el caso publicadas en 22 diarios estatales entre 2012 y 2017, y también en el impacto de la campaña que se activó en las redes durante aquel periodo, con el hashtag #salvemoselCJE.

Anna Clua, coautora del estudio y profesora de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC, explica que “en buena parte de los diarios, la noticia se trató como un hecho noticiable puntual y de baja repercusión. Los medios trataron la noticia a base de declaraciones y no entraron en la profundidad y las consecuencias de la decisión”.

Según el estudio, ese tratamiento informativo impidió que la propuesta de desaparición del CJE entrara en la agenda ciudadana. En cuanto a las redes sociales, en concreto Twitter, Clua señala que la campaña acabó en lo que técnicamente se conoce como “caja de resonancia”: “Solo se movilizaron los jóvenes que ya estaban interesados e implicados. El debate y la crítica no llegaron al resto de ciudadanos”.

Los resultados del estudio muestran que la visibilización que ofrecen las redes sociales no siempre conlleva un mejor posicionamiento de un tema en la esfera pública. El reto es “que las agencias y campañas lideradas por jóvenes puedan utilizar y maximizar el potencial de las redes como espacios efectivos de acción política y no caer en el efecto gueto”, afirma Núria Ferran, coautora de la investigación y profesora también de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC.

La campaña #SalvemoselCJE se movió dentro de las redes de la propia estructura del CJE. Esto demuestra que «el hecho de que la etiqueta circulara en Twitter no implica que las demandas de los jóvenes superaran de forma eficaz el muro de la ‘comunidad aislada’”, argumenta Ferran.

Clua apunta también que “la Administración debería replantear la manera de invitar a los jóvenes a participar en política y los jóvenes deben pensar cómo incidir en la agenda pública de forma efectiva mediante recursos como las redes sociales”, y hace una interesante reflexión: “A los jóvenes no se los tiene en cuenta como actores políticos; probablemente, porque todavía no pueden votar. Paradójicamente, no pasa lo mismo en el ámbito del consumo, donde el público joven es un objetivo”.

Vía: Marketing Directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.