La técnica de los militares para quedarse dormido en 2 minutos

Existen dos tipos de personas: los que pueden dormir rápido y los que dan vueltas intentando conciliar el sueño. No obstante, aseguran que esta técnica militar puede ayudar a cualquiera a quedarse dormido en 2 minutos. Te explicamos cómo funciona.

Para algunos cómo dormir rápido no es una interrogante que tengan que resolver, basta con poner la cabeza en la almohada para empezar a soñar. No obstante, aquellos que sufren de insomnio saben el sinvivir que es dar vueltas en la cama intentando conciliar el sueño.

Afortunadamente, no todo está perdido para este último grupo de personas: existe una técnica de los militares para quedarse dormido en 2 minutos que funciona para un 96% de las personas tras 6 semanas de práctica

Concretamente, se trata del truco que emplean los soldados del ejercito estadounidense para dormirse rápido cuando se encuentran en una situación más estresante o diferente – como por ejemplo en el campo de batalla. La importancia de descansar bien en su profesión es indiscutible, pero también complicado dadas las circunstancias; de ahí la necesidad de desarrollar este método para conciliar el sueño.

El truco rescatado por Joe.co.uk del libro ‘Relax and Win: Championship Performance‘ consiste en los siguientes 4 pasos:

  1. Relaja los músculos de la cara, desde la lengua y la mandíbula hasta los músculos alrededor de los ojos.
  2. Deja caer los hombros todo lo que puedas; después haz lo mismo con la parte superior del brazo, seguido de la inferior – primero un lado del cuerpo y luego el otro.
  3. Exhala mientras relajas el pecho, seguido por las piernas desde los muslos hasta los pies.
  4. Deja la mente en blanco durante 10 segundos, y después visualiza una de estas tres imágenes: estás tumbado en una canoa en un lago en calma con nada alrededor excepto un cielo despejado azul; estás tumbado sobre una hamaca negra de terciopelo en una habitación completamente a oscuras; repites la frase “no pienses, no pienses, no pienses” una y otra vez durante alrededor de 10 segundos.

La clave de la técnica militar para dormirse rápido está en que ayuda a relajar la mente. Difícilmente podremos conciliar el sueño si no conseguimos silenciar los pensamientos que habitan en nuestra cabeza durante todo el día.

Si este truco no te funciona intenta dar con la clave para despejar tu mente, ya sea tomándote un te de camomila, cambiando el móvil por un libro, escuchando música o sonidos relajantes o bien meditando media hora antes de meterte a la cama.

Escrito por Christiane Drummond

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas