Por qué cruzamos los dedos para tener buena suerte

La simbología que hay detrás de cruzar los dedos depende en gran parte del significado que le ha dado cada cultura, pero en una gran parte del planeta este gesto sirve para atraer la buena suerte, así como otras creencias. Te contamos de donde procede esta creencia.

La práctica de cruzar los dedos es algo que se viene haciendo desde hace siglos. Este simple gesto es entendido en numerosas culturas como un gesto para atraer la buena suerte tanto para nosotros como para otras personas, aunque también tiene otros significados distintos en cada cultura.

Este gesto tan usual proviene de una antigua costumbre pagana, en la cual dos personas al cruzar el dedo de la una con el dedo de la otra conseguían que sus deseos se “guardaran” hasta que se hicieran realidad.

Aunque también se dice que este gesto proviene del cristianismo, antes del año 313 cuando se promulgó el Edicto de Milán esta religión estaba perseguida por ello los cristianos cuando se encontraban en situaciones difíciles cruzaban sus dedos para que el poder de la crucifixión de Jesucristo les ayudara, y también se usaba como un saludo secreto entre los cristianos.

Este saludo hacía la forma de un pez con los dedos, que es un acrónimo de Jesucristo, y también se utilizaba cuando los cristianos debían mentir obligados por las personas que los perseguían, y este gesto les absolvía de estas mentiras, es por eso que mucha gente sigue cruzando los dedos detrás de la espalda cuando dice una mentira o promete algo que no puede cumplir.

En otras culturas, como por ejemplo la vietnamita, cruzar los dedos es algo obsceno ya que para ellos se asemeja a los genitales femeninos, lo que podría compararse  en occidente con el gesto de sacar el dedo índice a otra persona.

Pero estas costumbres tienen poco que ver con la ciencia, que también se ha pronunciado sobre este símbolo que sigue vigente entre nosotros. Un estudiorealizado por el Instituto de Neurociencia Cognitiva de la University College London (UCL) demuestra que cruzar los dedos puede aliviarnos el dolor, pero solo cuando te golpeas con un martillo en el dedo.

Si cruzas los dedos confundes a tu cerebro en el procesamiento de las sensaciones de frío, de calor y de dolor. Por tanto cruzar los dedos puede aliviar el dolor que sientes al darte con el martillo en el dedo.

Así, aunque la ciencia no pueda demostrar que cruzar los dedos realmente dé buena suerte, por lo menos se ha demostrado que puede quitarte más de un dolor cuando te golpeas en tus extremidades, y ya que no cuesta mucho entrecruzar nuestros dedos, podemos seguir haciéndolo por si acaso son ciertas las leyendas de atraer la buena suerte.

Escrito por Alicia Ruiz Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas