¿Te pueden multar por ir borracho en un patinete eléctrico?

Si creías que volver a casa en patinete tras una noche de fiesta era buena idea, mejor piénsatelo dos veces. Al igual que pueden sancionarte por conducir bajo los efectos del alcohol, también pueden ponerte una multa por ir borracho en un patinete eléctrico.

Hace unos días aclarábamos si podían poner una multa por exceso de velocidad al conductor de un patinete eléctrico y hoy pasamos a la segunda duda, ¿te pueden multar por ir borracho en patinete eléctrico?

Parece que sí, y en Zaragoza ya han caído tres. La Policía Local advirtió que tres jóvenes circulaban de manera anómala con patinetes eléctricos de alquiler. Cuando les dieron el alto, les sometieron a un control de alcoholemia que arrojó resultado positivo en los tres casos. Cada uno tendrá que pagar una sanción de 500 euros.

La normativa es casi la misma que para los conductores

La pregunta es: ¿cuáles son los límites de alcohol permitidos para usar un patinete eléctrico?

La respuesta es sencilla: exactamente los mismos que para los conductores de vehículos a motor en España.

Tal y como sucede con las bicicletas (porque sí, también te pueden poner multa por ir borracho en bici), se considera infracción cuando un usuario utiliza un patinete eléctrico con más de 0,25 miligramos de alcohol en aire expirado.

Las sanciones por ir borracho en patinete eléctrico son las que contempla el Reglamento General de Circulación para los conductores de vehículos a motor, con la salvedad de que por mucho que hayas bebido será siempre una infracción administrativa que nunca llegará a delito y que como no es necesario ningún permiso, no te pueden retirar puntos.

En Zaragoza no hay una normativa que regule el uso de patinetes eléctricos. Como en otras muchas ciudades, el gobierno local trabaja en la redacción de una Ley que regule cómo, cuándo y por dónde pueden circular. De momento, se aplica la ordenanza de circulación de peatones y ciclistas, es decir, pueden circular por aceras, a la velocidad de un peatón, y por los carriles bici.

*Artículo original publicado en Autobild. Autora: Noelia López.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas