783 es la cifra, 783 procesos formales de insolvencia se han registrado en lo que va de 2017 –meses de enero y febrero–, un 8% de los que se sucedieron en el mismo periodo del ejercicio anterior. Esto supone que cada amanecer trae 19,1 concursos a tenor de los datos con los que cuenta Axesor.

En lo que respecta a concursos de acreedores, en febrero se llegaron a producir hasta 374, la más baja para el segundo mes del año desde 2010. Esto supone un descenso interanual del 15,7%. En enero se produjo la ruptura de la tendencia a la baja, tras 38 meses consecutivos de caídas incesantes. En febrero vuelven a caer estas cifras.

Axesor recoge también la actividad emprendedora: la creación de empresas experimentó un retroceso del 20% el mes pasado. Fueron 8.630 altas frente a las casi 11.000 del mismo periodo en 2017. La cifra acumulada en lo que va de 2017 supone una caída del 12% en relación a esas fechas del año anterior. Son ya cuatro meses seguidos de caídas en comparación con los ejercicios previos. Los sectores en los que más empresas se están creando son el comercio, la industria y la hostelería, los mismos desde que arrancara la crisis. La actividad que más dinero movió fue el ámbito financiero, con inversiones por valor de 441,9 millones de euros.

La comunidad autónoma que más concursos de acreedores registró en febrero fue Cataluña, seguido de Madrid. En total entre ambas regiones el número de estas operaciones llegó a los 287. Esto apunta que uno de cada tres concursos que tienen lugar en nuestro país se concentran en tierras catalanas y madrileñas.

La tónica general fue a la baja en prácticamente la mayoría de las comunidades autónomas, especialmente en Valencia. En este caso el retroceso fue de hasta un 31% interanual, una cifra realmente alta teniendo en cuenta de lo que se está tratando.

Maria Sanchez