9,2 millones de euros adicionales para darle alas a una aplicación móvil de reparto bajo demanda de todo tipo de productos llamada Jinn. La empresa es británica –nació en Londres–…
>>>Leer más>>>>