Casi dos años después de su emancipación profesional de Torreal, el hijo del financiero Juan Abelló se ha rodeado así para estrenarse en el mundo de los grandes inversores

Alfredo Sáenz, José María Castellano y Andrés Escarpenter. Este es el trío de viejas glorias que Cristian Abelló ha fichado para lanzar su primera gran apuesta inmobiliaria. Casi dos años después de su emancipación profesional de Torreal, el hijo del financiero Juan Abelló se ha rodeado de un equipo de asesores veteranos para debutar con garantías en el mundo de los grandes inversores con la socimi Castenal, el primer gran proyecto que pretende poner en marcha desde su gestora de capital riesgo Firmum Capital.

Pocos proyectos son capaces de aglutinar a pesos pesados como Alfredo Sáenz (exconsejero delegado de Banco Santander), José María Castellano (expresidente de Ono y NovaGalicia, antes consejero delegado de Inditex) y Andrés Escarpenter (exconsejero delegado de JLL) sin haber echado a rodar. De hecho, la creación de este consejo asesor está ligada a la campaña de ‘fundrising’ que Firmum Capital estuvo realizando antes del verano entre grandes inversores del Golfo Pérsico, según fuentes del mercado.

Como otros muchos, Abelló Jr. ha ido a llamar a la puerta de fondos soberanos y grandes fortunas del petróleo para levantar en torno a 150 millones de euros, una cantidad modesta para lanzar la socimi Castenal, si se compara con las magnitudes de Merlin, Lar, Hispania o Axia.

Aun así, el joven financiero ha preferido arroparse de nombres conocidos y experimentados en el mundo inmobiliario, reforzando así el perfil que ya suman sus socios Bernardino Díaz Andreu (exTorreal y ex3i) y Fernando Pire (exIsolux Aparcamientos).

patrimonio

Aunque su vinculación será colateral, los tres asesores acumulan kilos de bagaje en el mundo financiero e inmobiliario. Retirados a medias, el exconsejero delegado del Santander es ahora la cabeza visible del proyecto financiero en África lanzado por Alberto Cortina, mientras que el antiguo líder de JLL participa en los negocios familiares (Bosch Aymerich). Por su parte, pocos saben que el antiguo hombre de confianza de Amancio Ortega gestiona un patrimonio inmobiliario en París de cerca de 1.000 millones de euros.

Hasta la fecha, Firmum Capital ha definido su campo de inversión en dos áreas. Por un lado, el ámbito inmobiliario, para el que ha creado Firmum Real Estate, brazo del que cuelga la gestión de la socimi Castenal en caso de realizar con éxito la captación de fondos. Por otro lado, el negocio de los aparcamientos, actividad que canaliza a través de Firmum Capital Aparcamientos, un negocio donde la familia Abelló (Torreal) ha tenido invertida parte de su fortuna. Ahora, la segunda generación quiere probar suerte.

Un artículo publicado en El Confidencial