La principal competidora de Uber en los Estados Unidos, Lyft Inc., ha recibido una inversión de 1.000 millones de dólares. Esta inversión, además, está liderada por CapitalG, la filial de Alphabet dedicada a la inversión de crecimiento. Con ello, la plataforma de car sharing tiende puentes con el gigante de Internet. Lyft ya estaría valorada en 11.000 millones de dólares.

Esta financiación supone un importante cambio en las lealtades mostradas por Alphabet a Uber hasta el momento.  GV, otra compañía de Alphabet dedicada a la inversión de riesgo, invirtió 250 millones de dólares en Uber en 2013. Pero esta relación se rompió cuando Uber empezó a trabajar en vehículos de conducción autónoma, que competirían con los de Alphabet. Todo ello llevó a que Alphabet demandara a Uber por robar sus secretos comerciales.

Uber ha visto, en los últimos tiempos, como Lyft le iba arrebatando cuota de mercado. Uber ha sufrido la rotación de su ejecutiva y las protestas por sus supuestos lazos con la administración de Donald Trump. Ante esto, Lyft reaccionó realizando una donación a la American Civil Liberties Union y emitiendo declaraciones políticas progresistas.

La inversión de Alphabet es una mala noticia para Uber, según Bloomberg.com Aunque Uber sigue siendo una compañía mucho más valiosa, al menos sobre el papel. Su última valoración la situaría en casi 70 mil millones de dólares. Además, Uber estaría tratando de finalizar una gran inversión por parte de SoftBank Group Corp.

Ambas compañías están apostando por la expansión del mercado de car sharing, entretejiéndose en la red de transporte del corazón de los Estados Unidos. Lyft estaría flirteando, además, con la posibilidad de expandirse internacionalmente. Uber ya está presente en más de setenta países.

Via: Marketing Directo