Amazon abrirá una segunda sede en territorio norteamericano, aunque todavía no ha decidido cuál será su ubicación exacta en el mapa. Sus nuevas instalaciones darán trabajo a 50.000 empleados.

El gigante del comercio electrónico de Jeff Bezos no deja de ampliar su imperio globaltanto en nuestro país como en el resto del mundo. Los nuevos planes de Amazon pasan por construir una nueva sede que complemente a su primer cuartel general ubicado en Seattle, (Washington), que tendrá un coste de 5.000 millones de dólares y cuya localización está todavía por decidir. La tienda online se gastó una cantidad económica parecida para levantar un nuevo centro en Cuppertino, California.

La actual sede corporativa de Seattle proporciona trabajo a más de 40.000 empleados de la compañía, que tiene una fuerza laboral mundial de 380.000 personas. Entre los objetivos de la cibertiendaa se encuentra la creación de 130.000 puestos de trabajo en Estados Unidos hasta mediados del próximo año 2018. El nuevo centro logístico creará en torno a 50.000.

Las futuras instalaciones recibirán el nombre de HQ2 y la compañía de ecommerce ha indicado que está abierta a escuchar propuestas de las ciudades interesadas en acoger esta segunda sede norteamericana, dando como plazo para tomar la decisión de la ubicación hasta 2012. Los de Jeff Bezos otorgarán prioridad a aquellas áreas metropolitanas con más de un millón de habitantes que estén como máximo a 45 minutos de un aeropuerto internacional y que se caractericen por un consolidado sistema universitario.

Otro factor determinante de la localidad en la que recalará este nuevo centro operativo de Amazon es la cantidad de incentivos que esta brinde. Según la información de Good Jobs First proporcionada por The Wall Street Journal esde el año 2000, la empresa ha recibido más de 1.000 millones en incentivos para establecer sus sedes logísticas tanto desde Gobiernos locales como estatales para ayudar a la compañía a establecer en sus regiones centros logísticos.

Entre los últimos movimientos de Amazon destaca la apuesta por la alimentación orgánica con la compra de Whole Foods Market y el lanzamiento de Find, su propia línea de ropa que se suma a la lista de competidores del gigante textil Inditex.

Escrito por Andrea Núñez-Torrón Stock