Amazon aprieta en el sector logístico. La multinacional americana acaba de lanzar “Amazon Flex” en España, su propio servicio de reparto y mensajería y con el que aspira a reducir su dependencia de las compañías logísticas.

En este terreno apuesta por un modelo de negocio similar al de otras plataformas como Glovo o Deliveroo: apostar por trabajadores autónomos. En el caso particular de Amazon, la compañía se compromete a pagar 28 euros por cada bloque de dos horas de trabajo.

Por supuesto todos los gastos corren a cuenta del trabajador: cuota de autónomos, vehículo, gasolina, etc. por lo que aunque en principio la compañía paga más que muchos de sus competidores, los interesados en apostar por la compañía de Bezos harán bien en calcular correctamente sus gastos antes de lanzarse a esta aventura.

De momento el nuevo sistema de reparto sólo está disponible en Madrid y los interesados tienen la posibilidad de unirse a una “lista de espera” desde la que se les ofrecerá más información una vez que el servicio se ponga en funcionamiento.

Como en otros servicios similares, Amazon Flex cuenta con una App propia en la que el interesado indica su disponibilidad, durante cuántos días y en qué franjas horarias puede realizar las entregas.  De momento como indican desde la propia compañía, Amazon Flex no sustituirá a las empresas de mensajería, sino que actuará como complemento a las mismas y muy probablemente centre su despliegue inicial en su servicio de última milla “Amazon Prime Now”.

Vía: Muy Pymes