Amazon Web Services ha anunciado el lanzamiento de AWS DocumentDB, una base de datos alojada en su infraestructura cloud, plenamente compatible con MongoDB, y que la compañía habría tardado dos años en desarrollar desde cero.

Debajo de todas las tecnologías que usamos a diario, de los servicios de entretenimiento más populares a las plataformas de administración electrónica, hay un elemento que se sucede como imprescindible para su correcto funcionamiento. Son las bases de datos, un mercado oculto a primera vista pero milmillonario e imprescindible en la era digital y en el que se suceden numerosas batallas en los últimos tiempos.

Y es que, aprovechando la migración de muchas empresas a la nube, el dominador hegemónico de los cielos -Amazon Web Services- está declarando la guerra a los antaño dueños y señores de las bases de datos. Primero puso en la mirilla a Oracle -que además de su propia BBDD controla también MySQL y otras propuestas de código abierto- y ahora el objetivo parece ser MongoDB.

Esta base de datos NoSQL, especialmente orientada a documentos, es actualmente la más utilizada en todo el mundo, con permiso de Cassandra. Gratuita y de código abierto, MongoDB también ofrece una versión gestionada como servicio -Atlas, lanzada en 2017- que cuenta con más de 6.000 clientes de pago.

Y ese negocio es el que persigue Amazon Web Services con el lanzamiento de AWS DocumentDB, una base de datos alojada en su infraestructura cloud y que la compañía habría tardado dos años en desarrollar desde cero. Sorprende notablemente este hecho, ya que la propia empresa confirma que el sistema es plenamente compatible con MongoDB e incluso utiliza la API de código abierto MongoDB 3.6, bajo licencia Apache 2.0.

Por tanto, más que una mejora técnica (aunque desde AWS aseguran que su versión simplifica, ordena y mejora la escalabilidad del sistema), parece ser un puro ‘copia y pega’ de MongoDB cuyo propósito es doble. Por un lado, robar clientes de la base de datos gestionada por este proyecto. El otro, proteger a los clientes de AWS (y a la multinacional a su vez) de los cambios licenciatarios que MongoDB está introduciendo en el mercado, con los que busca impedir que Amazon o Microsoft Azure usen sus base de datos sin retribuir apropiadamente.

Vía: TicBeat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.