Broadcom quiere comprar Qualcomm por 130.000 millones de dólares. En caso de consolidarse la adquisición, sería la mayor compra de la historia del sector TIC.

Cuando el río suena, agua lleva. El pasado fin de semana os anunciábamos que Broadcom le había echado el ojo a Qualcomm, la compañía de semiconductores estadounidenses, ya que esta primera pretendía hacerse con la segunda para asegurarse el tercer puesto en el mercado de fabricantes de chips de nueva generación (por detrás de Intel y Samsung).

Pues bien, ahora se ha hecho oficial. Según informa BloombergBroadcom ha lanzado una oferta de compra a Qualcomm por valor de 130.000 millones de dólares, lo que supondría, en caso de consolidarse, en la mayor adquisición del sector tecnológico, superando a la operación multimillonaria de EMC por parte de Dell.

Lo que propone Broadcom es pagar cada acción en dos partes: 60 dólares en efectivo y 10 dólares en acciones de la propia empresa, lo que representa un incremento del 28% del precio de las acciones de Qualcomm.

Lo interesante de esta situación es que Qualcomm se encuentran en plena batalla legal con Apple, ya que suministran procesadores a algunos de sus productos más importantes, pero, según los analistas, esto podría no durar mucho.

¿La razón? La multinacional fabricante de chips asegura que los chicos de Cupertino pasaron información a Intel sin su consentimiento, lo que supondría una “pérdida millonaria” para ellos ya que en estos momentos no cuentan con esa ventaja competitiva.

Por eso los analistas creen que el acuerdo entre Qualcomm y Apple se romperádentro de poco, lo que podría suponer unas pérdidas de 2.100 millones de dólares anuales.

Precisamente por eso, Broadcom ha aprovechado este momento para tentar a la multinacional estadounidense con una oferta de compra

so sí, mientras tanto Qualcomm está en proceso de adquirir NXP Semiconductors, lo que daría más fuerza a la operación.

De hecho, tal y como informa Computer World, fuentes cercanas a la compañía creen que el precio que pretende pagar Broadcom por cada acción es insuficiente y que no es más que un “movimiento oportunista” para hacerse con la empresa a bajo coste.

De todas formas aún tendremos que esperar el comunicado oficial de la estadounidense ya que, además de los cambios en la junta directiva, la transacción podría chocar con la legalidad vigente.

Escrito por Ana Muñoz