En una apuesta cada vez más decidida por el software y las comunicaciones unificadas, Cisco ha sacado la chequera y se ha hecho con Broadsoft, aliado clave de Verizon o Telefónica.

Cisco sabe, ya desde hace bastante tiempo, que no puede seguir viviendo de la venta de routers y hardware de red al usoDe ello dan fe sus resultados financieros, en rojo desde hace varios años. Quizás por ello la firma está inmersa en una profunda reestructuración –despidos incluidos– para llevar el grueso de su negocio hacia vientos más provechosos.

Una arena en la que el software cobra una importancia estratégica. Así se entienden gran parte de los movimientos corporativos del grupo norteamericanos en los últimos cursos y así se entiende la compra, conocida hoy, de Broadsoft Inc. a cambio de 1.710 millones de dólares. Se trata de un 2% más que la actual cotización de la compañía o, lo que es lo mismo, una oferta de 55 dólares por acción, y un 25% más alto que cuando medios estadounidenses comenzaron a difundir los rumores sobre una posible unión entre ambas, a finales de agosto.

Esta operación, una de las de mayor peso realizada por Cisco en este campo, le permitirá incorporar nuevas herramientas de colaboración empresarial, soluciones de contact center y comunicaciones unificadas, tanto en entornos tradicionales como en cloud. Por no hablar de la importante cartera de clientes de Broadsoft, entre los cuales están las principales ‘telco’ del mundo desarrollado, como Verizon, AT&T o Telefónica, por citar un ejemplo patrio.

La compra, que contempla también que Cisco asuma la deuda de Broadsoft valorada en cerca de 200 millones de dólares, se cerrará presumiblemente durante el primer trimestre de 2018. Se unirá de este modo a la célebre lista de compañías adquiridas por Cisco, entre las que destaca especialmente AppDynamics. Esta firma fue comprada apenas 48 horas antes de salir a Bolsa por 3.440 millones de euros, el doble del precio con el que iba a comenzar a cotizar en los parqués. A cambio de semejante desembolso, Cisco se llevó un importante agente de la industria del rendimiento de aplicaciones, que permite analizar y gestionar todo el software desplegado por una compañía para evitar errores fatales para el negocio.

Escrito por Alberto Iglesias Fraga