El consejo de administración de Unideco, empresa ‘holding’ del grupo Codorníu Raventós, ha acordado el traslado de su domicilio social desde el actual ubicado en Barcelona a La Rioja.

Según ha informado este lunes la compañía en un comunicado, esta decisión se ha tomado “ante la situación de incertidumbre política y jurídica en la que se encuentra sumida Catalunya y con el objetivo de garantizar los intereses de sus trabajadores y clientes”.

La compañía ha aclarado que se mantiene la estructura operativa de producción de todas sus bodegas, así como el total de sus empleados en sus actuales centros de trabajo.

Freixenet decidirá a finales de mes si sigue en Cataluña

Por su parte, el grupo vitivinícola Freixenet decidirá a finales de este mes si Freixenet seguirá en Cataluña y ha pedido a los dirigentes catalanes que sigan en el ciclo positivo de la economía que hay actualmente y no lo perturben.

A preguntas de los periodistas, sobre si Freixenet continuará en Cataluña, su presidente (y de la Cámara de Comercio de España), José Luis Bonet, ha indicado que ha convocado un consejo de administración para final de mes en el que “este tema está encima de la mesa”.

Asimismo, ha dicho que el cava está “en una situación de cierta normalidad, por ahora”, a pesar de la situación que se está viviendo en Cataluña, porque las ventas al exterior van bien y las ventas en el interior también.

En este sentido, ha añadido que aunque “hay boicot en uno y otro sitio”, éste “se compensa luego como mayor aumento por otro lado” y por lo tanto, no es relevante la bajada de ventas.

Bonet ha hecho estas declaraciones con motivo de su asistencia, en su condición de presidente de la Cámara de Comercio de España, a la entrega de los Premios Columela de la Fundación Dieta Mediterránea, que ha tenido lugar hoy en Toledo.

Preguntado sobre si la Fundación Dieta Mediterránea seguirá teniendo su sede en Barcelona, ha opinado que es lógico que se mantenga allí, “pero en clave española”.

Según Bonet, todo el sector agroalimentario español, que tiene muchos productos de muy buena calidad, está dando sentido a la dieta mediterránea y constituye una marca “absolutamente fundamental” para el desarrollo internacional de la economía agraria.

Y ha apuntado: “En España somos muy distintos seguramente en matices, pero somos los mismos, y eso es lo que tenemos que procurar, no como se hace en algún sitio, debemos ser unos en nuestra pluralidad”.

Via: Expansión