La facturación del sector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en España creció un 6,4% en 2017 y ya mueve un volumen de ingresos de 24.946 millones de euros.

El manido mantra de la transformación digital no sólo es un concepto de marketing usado por compañías a lo largo y ancho del mundo, sino que también esconde algo (mucho) de realidad bajo su falda. Y es que, al amparo de esta revolución tecnológica que algunos tildan ‘sin precedentes’, las cifras del sector TIC no dejan sino de crecer a pasos agigantados.

No es una percepción personal, ni mucho menos: la propia patronal del sector en nuestro país -Ametic- confirma esta tendencia alcista en su último informe, hecho público en el día de hoy, referente al rendimiento de la industria patria de tecnología y comunicaciones. Así pues, por cuarto año consecutivo, la facturación del sector de las TIC en España creció un 6,4% y ya mueve un volumen de negocio de 24.946 millones de euros.

Por áreas de actividad, los servicios TI siguen copando el grueso del gasto en este sector, con un crecimiento interanual del 7,2% y una facturación de 17.106 millones de euros. Superan, de este modo, al mercado del software (que a su vez ascendió un 5,4% e ingresó 3.266 millones de euros) y el de hardware (que hace lo propio en un 4,5% con 4.575 millones de euros de volumen total).

Esta particular distribución de la inversión tecnológica tiene sentido si nos atenemos a una doble explicación. Primero, debido a la llegada de los modelos ‘cloud’ (aunque el informe apela a esta parcela dentro del capítulo de software, lo cual puede resultar complicado de delimitar en muchos casos). Segundo, por la necesidad de sectores no tan habituados a lo digital de subirse a este tren con destino al éxito, como la banca o los seguros; para lo cual necesitan irremediablemente de la ayuda de consultoras e integradoras TIC.

Por otro lado, la inversión en nuevas infraestructuras y la renovación del parque tecnológico existente marcan la evolución positiva de este segmento de equipamiento tecnológico. Si nos fijamos en los tipos de equipamiento, en el ámbito profesional destacan los dispositivos de movilidad de tecnología PC, seguidos de sus componentes y de los equipos de arquitectura de servidores. 

Crece el empleo TIC

El estudio de Ametic también refleja un importante crecimiento del empleo en el sector tecnológico patrio: un 6% más que en 2016, lo que eleva la cifra de empleo directo en el sector hasta los 216.800 trabajadores. Asimismo, la patronal estima que por cada empleo directo que se crea en el sector TI, otros tres desarrollan funciones tecnológicas en otros sectores de actividad, lo cual daría una base aproximada de empleo TI de 865.000 empleados en el conjunto de la economía española.

Escrito por Alberto Iglesias Fraga