‘Laudato Si’ Challenge’ toma su nombre de una encíclica de 2015 en la que el papa Francisco exhortaba a “cuidar nuestra casa común”. Ahora, ofrece financiación inicial y ‘mentoring’ a cambio de participación en los beneficios.

Hace más de dos años, el papa Francisco hacía público el texto de su segunda encíclica, denominada Laudato Si’ (‘Alabado seas‘, en castellano) en honor un poema compuesto por San Francisco de Asís. La encíclica contaba con el subtítulo “Sobre el cuidado de la casa común” y constituía una profunda crítica al consumismo y el desarrollo insostenible, así como una llamada “para combatir la degradación ambiental y el cambio climático”.

Ahora, el Vaticano ha decido pasar de la palabra a la acción y utilizar los principios de ese texto como inspiración de una iniciativa empresarial: una incubadora de startups llamada Laudato Si’ Challenge, impulsada por el cardenal Peter Turkson y por el empresario estadounidense Eric Harr y respaldada por inversores y fondos de capital riesgo internacionales.

Lo que busca el Vaticano con la creación de esta incubadora es impulsar el desarrollo que proyectos empresariales que beneficien el medioambiente (la lucha contra el cambio climático tiene un papel destacado entre sus objetivos fundacionales), que propongan alternativas al actual modelo industrial y que respalden a las comunidades desfavorecidas. Además, Laudato Si’ Challenge ha delimitado 7 áreas prioritarias de actuación: agua, alimentación, conservación, energía, industria y finanzas, potencial urbano y soluciones urbanas.

LSC ya ha seleccionado algunos proyectos para que reciban su respaldo, como RISE Products: una iniciativa empresarial que encarna los principios de la economía circular y que está enfocada en la creación de una “super harina” nutricionalmente más completa (baja en carbohidratos, baja en gluten, libre de colesterol, alta en fibra y alta en proteínas) elaborada a partir de los desechos de la producción de cerveza. Este y otros proyectos han recibido ya, a cambio de una participación en las ganancias futuras, una financiación inicial de unos 85.000 euros y mentoring durante 6 meses (dos de ellos en Roma).

Vía | El Periódico de Cataluña