Cada mes de septiembre, el anuncio de la llegada de un nuevo smartphone de la compañía de la manzana supone un cambio de tendencia en el mercado de la telefonía móvil, con un importante repunte en las ventas de Apple que coincide con la campañá de Navidad. En España, ocurre también, aunque en menor medida.

Según Kantar WorldPanel, España es un mercado complicado para la firma de Tim Cook. Se trata de un país donde 9 de cada 10 smartphones que se venden son Android y donde según los últimos datos de la consultora (mayo-julio de 2016), la cuota de mercado de su sistema operativo, iOS, se sitúa en el 9,2% , la más baja de todos los países analizados.

Actualmente, iPhone es la cuarta marca más vendida de smartphones en nuestro país, pero la distancia respecto a Samsung, Huawei y BQ, que ocupan los primeros puestos, es destacable.

apple

La llegada del mes de septiembre supone un ligero cambio en esta tabla. Según analiza Kantar, en los meses posteriores al lanzamiento de un nuevo modelo las ventas de iPhone aumentan, llegando a su punto más álgido en la campaña navideña. En 2015, tras el lanzamiento del iPhone 6s, Apple se convirtió en el tercer fabricante más vendido, por delante de BQ.

Pero, ¿ocurrirá este año lo mismo? Según Kantar, es aún más probable. De aquellos que tienen iPhone, el 24% posee un iPhone 6 y el 18% un iPhone 5s, que se lanzaron al mercado en septiembre de 2014 y en octubre de 2013, respectivamente. Si a eso le añadimos que el ciclo de sustitución de Apple en España es de algo menos de dos años (22 meses) y que el grado de fidelidad a este fabricante es el más alto de todas las marcas (el 75,5%) “todo parece apuntar a que los actuales dueños de un iPhone 6 o 5s acabarán adquiriendo el nuevo terminal de la marca”, asegura Lauren Guenveur, directora de Consumer Insights de Kantar Worldpanel ComTech.

¿Cuál es el problema de Apple en España?

El precio. “En España durante muchos años se subvencionó el móvil por parte de los operadores (te regalaban el móvil al contratar una tarifa). Esto permitió que se extendieran más las marcas que entraban en esta subvención y que elsmartphone perdiera valor en la mente del consumidor”, recuerda Bernardo Rodilla, client manager de Kantar Worldpanel en España. De esta forma, cuando el mecanismo de subvenciones ha ido disminuyendo, los usuarios han comenzado a buscar teléfonos baratos y con prestaciones más simples.

En concreto, según Kantar Worldpanel, las características que han motivado la compra de teléfonos inteligentes son claros en este sentido: los usuarios que han comprado Samsung, Huawei y BQ eligen principalmente estas marcas motivados por el precio, mientras que los compradores de Apple valoran, en comparación con el resto, el hecho de que pudieran probar el dispositivo en vivo y que habían escuchado o leído buenas críticas.

Por edades, el 26% de los compradores de iPhone tienen entre 16 y 24 años mientras que la media de las marcas se sitúa en el 15%. Esto supone una oportunidad para la empresa de Cupertino. “A pesar de que los consumidores jóvenes pueden no tener los ingresos disponibles que les permita actualizar todos los años, ni necesariamente cada 2 años, una vez que compran Apple, es poco probable que cambien a otro sistema operativo o marca”, explica Guenveur.

Un artículo publicado en  Economía Digital de Expansión