Nuestro país tiene una pobre tasa de actividad intraemprendedora: según el Global Entrepreneurship Monitor (GEM), esta corresponde al 1,8%, resultado por debajo del nivel que nos corresponde por renta per cápita.

A través del ‘Informe sobre Emprendimiento Corporativo en España: Gacelas y Elefantes bailan sin pisarse’promovido por el Centro Internacional Santander Emprendimiento, con apoyo del Banco Santander a través de Santander Universidades, hemos conocido la radiografía más completa del emprendimiento corporativo hecha hasta el momento en España.  

Este estudio, cuya elaboración corre a cargo de Deusto Business School, la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de la Rioja y la consultora NEORIS, recopila datos procedentes de encuestas a intraemprendedores y directivos de 43 grandes empresas con sede en España que, en conjunto, facturan el equivalente al 21% del PIB y representan más del 53% de la capitalización del IBEX35. 

La definición que este informe realiza del emprendimiento corporativo es: el “conjunto de iniciativas que desarrollan las organizaciones para crear valor y mejorar su capacidad competitiva, tanto a través del impulso de actividades innovadoras de origen interno como mediante la incorporación de acciones externas susceptibles de sinergias internas y nuevas oportunidades de negocio”. 

Como hemos indicado, el GEM sitúa Tasa de Actividad Intraemprendedora (EEA, por sus siglas en inglés) en España en el 1,8%, lo que convierte a España de forma muy sensible por debajo del nivel que le corresponde.

Perfil del intraemprendedor español

Los intraemprendedores, aquellas personas que apuestan por el emprendimiento corporativo, son de forma mayoritaria hombres (65%), frente a un 35% de mujeres, su edad media se sitúa en los 40 años y además, se caracterizan por tener estudios universitarios (62%) y un alto nivel de ingresos (80%). Además, más de la mitad de los encuestados (55%) se han formado en el desarrollo de iniciativas de emprendimiento y lo consideran una gran alternativa profesional.

El 86% de las empresas participantes en el informe tiene algún programa de apoyo a los intraemprendedores y el 80% poseen algún tipo de mecanismo para detectar el talento de forma interna. Sin embargo, el contraste entre este dato y los bajos índices de la tasa de intraemprendimiento reflejan que es preciso fomentar este tipo de iniciativas.

En torno a los incentivos, tres cuartas partes de las grandes compañías impulsan retos que motivan los proyectos intraemprendedores y el 67% permite a los empleados dedicar parte de la jornada a trabajar en estas iniciativas. No obstante, solamente el 15% tiene políticas de compensación especiales para las personas que las impulsan y menos del 50% las apoya económicamente.

En síntesis, esta clase de emprendimiento corporativo tiene cabida en las organizaciones españoles aunque las estrategias son irregulares, desiguales y recientes, mientras que por otra parte existen iniciativas innovadoras y de carácter vanguardista.

El 89% de los responsables de innovación abierta e intraemprendimiento valoran especialmente las capacidades emprendedoras como competencia en los procesos de selección, aunque más de la mitad confiesan que no hay mecanismos para atraer talento de esta clase y solamente una cuarta parte tiene fórmulas de colaboración con emprendedores y startups externas como estrategia de innovación abierta.

Consejos para implantar programas de intraemprendimiento

El informe proporciona recomendaciones para implantar de programas de emprendimiento corporativo y anticipa la importancia que tendrá la extensión de la figura del *Chief Entrepreneur Executive* en el seno de las organizaciones líderes.

Algunas de las recomendaciones son:

  • Implicar a los altos mandos para impulsar el intraemprendimiento
  • Alinear los objetivos y directrices con la estrategia global de la compañía
  • Apostar a largo plazo
  • Aprender de otros pero adaptar la política de emprendimiento corporativo a la propia empresa y sus características específicas
  • Dotar a la compañía de personas con conocimientos y competencias que les permitan acompañar y entender a startups e intraemprendedores
  • Buscar sinergias en el ecosistema emprendedor local
  • Hacer un esfuerzo por “evangelizar” a toda la organización
  • Apoyar a los intraemprendedores con recursos, tiempo y garantías de carrera profesional.

Puedes descargarte el informe completo en el siguiente enlace.

Escrito por Andrea Núñez-Torrón Stock