Casi nos habíamos olvidado de ellos, pero Fever sigue en la cresta de la ola. Al menos eso es lo que piensan sus inversores actuales, que acaban de aprobar una inyección adicional de cinco millones de dólares con los que esperan seguir acercando la startup a la ansiada rentabilidad.

Como indican en WebcapitalRiesgo, la empresa capitaneada por Pep Gómez, cierra una ronda en la que han participado Accel Partners y Fidelity Growth Capital, además de un nuevo socio estratégico. Estos cinco millones deberían servir como adelanto a una posterior ronda que ya se está gestando y con la que debería mejorar la valoración de la compañía.

Por si alguien se ha perdido, hablamos de la misma compañía en la que han invertido famosos como Guti, Sergio Ramos o Alejandro Sanz; la misma compañía que contó con el asesoramiento de Bernardo Hernández (ex-director de productos de Google) y la misma compañía a la que sus empleados acusaron en numerosas ocasiones de precariedad laboral y poco menos que de fraude.

Su modelo de negocio, no nos olvidemos, pasa por ofrecer a través de su App planes a sus usuarios, normalmente subvencionados con interesantes descuentos. Un modelo de negocio que hasta ahora en Fever se había traducido en un CAC (coste de adquisición de usuario) muy alto y números rojos durante los últimos 5 años.

Y sin embargo, como ave Fénix que renace de sus cenizas, todo esto podría haber cambiado. Los que conocen el estado actual de la compañía, cuentan en “El Español” que la startup está muy próxima a alcanzar la rentabilidad y habría triplicado su facturación.

El rotativo indica que la filial española de la empresa, Kzemos Technologies, tuvo  en 2015 unos ingresos de 6,6 millones de euros, cinco veces lo logrado un año antes. Con ello obtuvo unos beneficios netos de 105.000 euros. Al cierre del ejercicio, sumó una plantilla de casi 80 trabajadores, frente a los más de 30 de un año antes. Tenemos Fever para rato.

Un artículo escrito por Rodolfo de Juana