Google tiene la mirada puesta en el cada vez más de moda influencer marketing y por eso acaba de anunciar la adquisición de FameBit, un “marketplace” que pone en contacto a creadores de vídeo con marcas que desean patrocinar los contenidos alumbrados por los primeros.

La compra de Famebit por parte de Google supone un soplo de aire fresco para YouTube, cuya monetización es desde hace algún tiempo motivo de preocupación no sólo para la empresa de Mountain View sino también para los creadores individuales.

Durante los últimos tiempos YouTube se ha esforzado para dar fuelle a su programa de partners, pero sus esfuerzos no han impedido la proliferación de redes multicanal en las que los creadores ser reúnen para sumar fuerzas en términos de publicidad y de negocio.

fotogoogle

Con la adquisición de FameBit, YouTube podrá plantar cara con mayores garantías a este tipo de redes. Sin embargo, en un post publicado en su blog corporativo, la filial de Google asegura que su intención no es cambiar (ni torpedear) la manera en la que los youtubers colaboran con las marcas.

“Los creadores tendrán siempre la oportunidad de elegir cómo quieren trabajar con las marcas. De hecho, hay magníficas empresas que proporcionan hoy en día este tipo de servicios a los youtubers. Esta adquisición no cambiará nada en este sentido. Nuestra esperanza es que el democratizado ‘marketplace” de FameBit permita a creadores de todos los tamaños conectar directamente con las marcas y que ponga además en manos de redes multicanal y de agencias soluciones tecnológicas avanzadas”, asegura Ariel Bardin, de YouTube.

Tras su adquisición por parte de Google, FameBit, que trabaja con Adidas, Sony y Canon, entre otras marcas, continuará su andadura como empresa independiente.

Un artículo publicado en Marketing Directo