Año 2012. Facebook adquiría Instagram por 1.000 millones de dólares. La red social de la imagen por excelencia puede presumir de ser una de las más populares. Eso sí, la creatividad no es su fuerte como demuestra el hecho de que siempre ha ido a rebufo del que ha conseguido posicionarse como su gran rival: Snapchat.

En 2013 Mark Zuckerberg ofrecía a Evan Spiegel la nada desdeñable cantidad de 3.000 millones de dólares por Snapchat. Este rechazó la oferta calificándola de “poco interesante”. Puede que hoy Spiegel se esté arrepintiendo de esa decisión.

Zuckerberg está dispuesto a crear un ecosistema con Facebook del que el usuario necesite salir lo menos posible. Y en este objetivo Snapchat es un obstáculo. El gigante social está dispuesto a pulverizar a la efímera plataforma y, por el momento, ha conseguido neutralizar su crecimiento.

El pasado 2 de marzo un prometedor Snapchat debutaba en la Bolsa de Nueva York con una valoración de 22.000 millones de dólares. En ese momento cada una de sus acciones valía 17 dólares. Únicamente registró crecimiento durante los días 3 y 4 de marzo.

¿El motivo? Snap Inc., empresa a la que pertenece Snapchat genera dudas en el mercado. Muchas dudas. Tal y como recogen desde La Información la red social cerraba 2015 con unas pérdidas netas de 373 millones de dólares. Cifra que ascendía 515 millones de dólares en 2016.

Una situación que no ha hecho más que empeorar. El pasado 11 de mayo la compañía hacía públicas unas pérdidas durante el primer trimestre de 2017 de 2.209 millones de dólares. Unas pérdidas que Spiegel asoció con los gastos derivados de la salida a Bolsa.

Un golpe del que la red social no se ha recuperado. El valor de las acciones ha regresado a los 17 dólares iniciales, y el pasado 15 de junio cerraba en la Bolsa de Nueva York con un valor de 15,27 dólares.

La confianza ahora está en Instagram

Este recorrido ha empujado positivamente a Instagram. Y eso que la red social propiedad de Facebook se ha limitado a “copiar” las innovaciones puestas en marcha por Snapchat. Pero cuenta con el empuje de Zuckerberg.

Desde que Instagram fuese adquirida por Facebook ha conseguido multiplicar por 20 su base de usuarios. Las estimaciones realizadas hace ahora dos años por Citigroupapuntaban a una valoración de Instagram cercana a los 35.000 millones de dólares. Cifra que actualmente será mucho mayor ante su meteórico crecimiento.

A esto sumamos que la gran mayoría de los influencersprefieren esta red social por lo que se ha creado una comunidad de personas relevantes. Un caldo de cultivo perfecto para atraer el interés de la marcas.

Para más inri, Instagram cuenta con más de 700 millones de usuarios mensuales activos a nivel global. Snapchat apenas roza los 170.000 usuarios (cifra que está por debajo de Instagram Stories).

Via: Marketing Directo