No corren buenos tiempos para JobandTalent. La que ha sido durante mucho tiempo punta de lanza del sector startup español se enfrenta actualmente a un futuro más que incierto, que de momento se ha traducido en el despido de aproximadamente la mitad de la plantilla.

La noticia la daba ayer “El Español”, cuando explicaba que tras los recortes del pasado mes de febrero, la plantilla de la startup se preparaba para un enorme recorte de personal, que afectaría especialmente a los perfiles más técnicos (ingenieros y desarrolladores).

La noticia contrasta fuertemente con el anuncio que hizo la propia JobandTalent el pasado mes de junio, cuando cerró una ronda de financiación de nada menos que 42 millones de euros, lo que situaba a la empresa fundada por Felipe Navío y Juan Urdiales entre las más destacadas del año. El capital entraba directamente de Atomico VC, fondo de inversión dirigido por el fundador de Skype, Niklas Zennström.

Según los responsables de JobandTalent, el principal problema es que la empresa no consigue ser rentable, y aunque los ingresos han ido creciendo en los últimos años, los fundadores aseguran que sin “aligerar la plantilla” no será posible dar respuesta a las exigencias de unos inversores, que aún no han conseguido obtener un euro de beneficios desde que se puso en marcha la empresa. La estrategia a corto plazo, que pasa por apostar por una nueva ronda de financiación, no parece sin embargo la mejor idea para equilibrar las cuentas.

Si repasamos la historia de la empresa, parece evidente que las cosas hacía tiempo que no iban bien. Pese a que en 2015 superaron otra ronda de financiación de 25 milones de euros, la irrupción en el mercado de players como JobToday, CornerJob y otros con claro foque mobile y en el sector servicios, se les atragantó desde el principio.

Tanto es así que la empresa, que en principio ponía el foco en la contratación de talento en puestos clave, se vio obligada a pivotar y “bajar al fango” para poder competir con estas empresas. De ser la empresa ideal para atraer talento, paso a ser “una más” en la búsqueda de trabajos de escasa cualificación profesional para el mundo de los servicios.

Por otro lado y como  también explican en Hipertextual citando fuentes internas de la compañía, los problemas eran serios también a nivel tecnológico. Tanto que algunos ex-empleados se han atrevido a afirmar que “la parte tecnológica es una cortina de humo” y que lo que otrora era un “algoritmo inteligente”, ahora es poco más que una interfaz bien diseñada que produce el “matching” de forma quasi aleatoria.  ¿Qué hay de cierto en estas acusaciones?

Como suele ocurrir en estos casos, es probable que el algoritmo de JobandTalent ni fuera tan brillante como para justificar todos esos premios que recibió en el pasado, ni probablemente sea tan precario como para afirmar, como se ha dicho en algunos artículos, que es poco más que un call center “sofisticado”. Sea como fuere la startup se ve obligada sí o sí a reinventarse y los próximos meses pueden resultar claves para el futuro de la compañía.

Un artículo publicado en Muy Pymes