El pulso de la creación de empresas se escribe con distinta fuerza según la región de la que se hable. Así lo certifican los últimos datos de creación y disolución de empresas publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En el mes de septiembre sólo cuatro comunidades autónomas mostraron una foto fija alcista respecto a la constitución de nuevas sociedades, mientras en las 13 restantes se produjo un descenso. El cómputo global de la economía muestra una caída del 9,2% en la creación de empresas en el mes de septiembre respecto al mismo periodo de 2016, con 6.154 nuevas sociedades dadas de alta. El indicador muestra una ralentización clara del espíritu emprendedor.

El Principado de Asturias mostró un ritmo muy vigoroso de creación de empresas, con un alza del 23,6%. En la Comunidad de Madrid se registro un avance del 10,5%, mientras regiones como País Vasco y Castilla y León anotaron avances tímidos del 5,1% y el 4,9%, respectivamente, siempre según los datos del INE.

En el otro polo, La Rioja registró una caída del 62,5% en la creación de empresas, mientras Cataluña marcó una caída del 26,6%.

En el frente de las disoluciones de empresas la noticia fue positiva, ya que se redujeron el 9,5% en septiembre, hasta las 1.107 compañías. Tres de cada cuatro acordaron de forma voluntaria la desaparición de la sociedad. Asimismo un total de 1.994 empresas ampliaron su capital social, lo que supone un 8% menos que en septiembre de 2016.

El sector que registró mayor número de sociedades creadas en septiembre fue el de Comercio, uno de los principales en lo que se refiere a pequeñas y medianas empresas (pymes), con el 21,7% del total. Le siguió el grupo de inmobiliarias, financieras y seguros, con el 14,5%.

Vía: Muy Pymes