Un país minúsculo que es el músculo de la innovación mundial en áreas como la ciberseguridad: así es el ecosistema emprendedor de Israel.

Cuesta imaginar cómo un país de tan sólo 8,3 millones de habitantes y algo menos de 70 años de historia, se haya convertido en la cuna del emprendimiento a nivel mundial. Hablamos, por supuesto, de Israel, que se erige hoy en día como el centro neurálgico en materia de innovación y creación de nuevas empresas.

Los israelitas crean actualmente más startups que países de la talla de China, Inglaterra, Canadá, Corea del Sur, Japón o la India, invirtiendo en desarrollo e investigación el 4’1% de su Producto Interior Bruto. Datos de 2016 establecen que hay una startup por cada 1.800 habitantes, con cifras en inversión de riesgo mareantes: más de 2.000 millones de euros en este tipo de iniciativas.

El cambio de paradigma en la sociedad israelí, donde antes se estudiaba casi por obligación para ser médico o arquitecto, ha evolucionado a un modelo donde el entorno social y familiar anima a los jóvenes a emprender y convertirse en empresarios. De entre todas ellas, estas son las 10 startups que más dan que hablar en el Sillicon Valley israelí.

Windward

Windward se ha especializado en el Big Data marítimo. Recopilan e interpretan datos marítimos para poder rastrear y comprobar las rutas de los buques de carga a lo largo de todo el mundo. Gracias al análisis y seguimiento de los envíos pueden analizar patrones de comercio mundial. Dicha información es muy valiosa para todos los agentes de la cadena de valor, quizás por ello sus impulsores han levantado ya una inversión de 15 millones de dólares.

Riskified

Riskified está especializada en la protección de datos y en la prevención de fraude en el e-commerce aprovechando los datos y la innovación para estar siempre por delante de los estafadores. La empresa se fundó en 2013 y ahora opera a nivel global, especializándose en la moda de lujo y el sector servicios. Actualmente es una de las startups punteras a nivel de seguridad en el e-commerce a nivel mundial.

Argus CyberSecurity

Argus desarrolla tecnologías para vehículos que pueden evitar que sean hackeados ante la inminente demanda de coches conectados e inteligentes. El problema de los avances tecnológicos siempre suele ser que la seguridad va un paso por detrás, es por ello que Argus se ha especializado en proteger los vehículos contra ataques cibernéticos, principales automóviles militares por el momento.

Tienen su sede en Tel Aviv y se han expandido a puntos clave de emprendimiento como Silicon Valley, Stuttgart, Michigan y Tokio.

Arbe Robotics

Esta empresa de robótica, fundada en 2016, surgió como una respuesta a la amenaza de las colisiones aéreas ante la creciente demanda de los aviones no tripulados. Arbe dota a a los drones con un hardware que hace las funciones de radar y que funciona con un software que consume poca energía. Son pioneros en este tipo de tecnología por lo que han crecido a pasos agigantados al ser la empresa puntera en un nicho de mercado que no se estaba explotando. El radar tiene un alcance mayor y una resolución que no tienen los sistemas ópticos actuales de los drones, lo que ayuda a prevenir colisiones durante un vuelo en curso.

Connatix

La publicidad al uso en internet cada vez está más denostada debido a su carácter intrusivo y repetitivo. Es prácticamente inevitable encontrarte con banners de diferentes marcas en Internet, por lo que Connatix está creando anuncios nativos. Estos anuncios se ajustan a la forma y al estilo del editor en el que aparecen, generando banners de carácter inteligente, aportando una orientación, valor y engadgement personalizados.

De esta manera se reducen los ineficiencias y permite a los editores obtener ingresos y segmentar para elegir los anuncios más relevantes. Connatix se ha desarrollado entre Israel y Nueva York, firmando con marcas de renombre como American Express, Bank of America y Delta, entre muchos otras.

Zebra

Zebra es una startup que está triunfando en el mundo sanitario ya que, con el acceso a la información actual, son muchos los que acceden a la información médica y a los diagnósticos a través de Internet. Zebra ha creado un algoritmo que ayuda a satisfacer la demanda excesiva, ante una población envejecida, para mejor la precisión diagnóstica mediante imágenes médicas.

La idea es superar y dejar obsoletas las ofertas de los radiólogos. La primera aplicación práctica de esta innovación que ha desarrollado la compañía israelí ha sido la detección del cáncer de mama. Este tipo de tecnología ha atraído a fuertes inversores, como por ejemplo Marc Benioff, el millonario fundador de Salesforce.

Wise Data Media

Wise Data Media se enfrenta a la innovación en publicidad, abogando por servicios que no sean tan intrusivos con los consumidores, sino que sean los más adecuados para ellos. Tienen por norma decir que los anuncios irrelevantes hacen perder dinero en ambos lados de la transacción.

Wise Data Media ayuda a los anunciantes y editores a resolver estos problemas creando perfiles de usuario detallados acorde a las necesidades de las marcas y que pueden usarse indistintamente a través de diferentes dispositivos o sitios web. El resultado son anuncios con precios eficientes y orientados con cuidado al target de la marca.

Vroom

Toda empresa sueña con ser la revolución de su sector, el Uber de cualquier negocio. Vroom ha cogido el modelo Uber y lo ha adaptado a sus necesidades al pie de la letra: vende coches de segunda mano de la misma manera en la que contratas un coche con la app de Uber. Sólo tienes que abrir la aplicación, pulsar el botón de comprar y el coche te llega a la puerta de tu casa.

Vroom tiene un stock amplísimo de coches usados y las entregas son gratuitas y rápidas en la mayoría de las zonas en las que opera. Además, el usuario tiene derecho a probar el coche durante una semana y devolverlo sin coste alguno si no está convencido.

StoreDot

StoreDot se ha especializado en el mundo tecnológico, como la mayoría de las startups que nacen en Israel. El éxito de StoreDot nace de la necesidad creada con el uso de los dispositivos móviles y la durabilidad de las baterías de los mismos. Mediante una mezcla entre compuestos orgánicos y baterías tradicionales de litio, StoreDot ha creado un sistema capaz de recargar un smartphone en cuestión de minutos.

El mayor inconveniente de este producto es la necesidad de tener un puerto de carga completamente nuevo en el teléfono, y que funciona con un cargador no estándar, lo que dificulta su democratización. Uno de los principales inversores de StoreDot es Samsung, firma que quiere incorporar esta tecnología en sus próximos teléfonos móviles.

Sirin Labs

Si a un ejecutivo de un gran empresa le hackeasen los datos de su teléfono móvil, podría suponer una pérdida de millones para la compañía, al perder o hacerse pública información confidencial. Sabiendo el riesgo económico al que se enfrentan dichas compañías, Sirin Labs parte de la siguiente premisa: las empresas estarán dispuestas a pagar una fracción de esa cantidad para disminuir las posibilidades de un ciberataque.

Dicho esto, el teléfono móvil creado por Sirin, llamado Solarin, se vende por 20.000 dólares e incluye tecnología de ciberseguridad que actualmente no se encuentra en el mercado. La idea que tienen es capturar solamente una pequeña porción del mercado mundial de la telefonía y vender sólo unos cuantos miles, algo que no les importa debido a los altos márgenes de beneficio.

Escrito por Alberto Iglesias Fraga