Phone House España estaba hasta hace apenas unas horas en manos del grupo británico Dixons Carphone. La compañía la ha vendido por 55 millones de euros a Dominion, multinacional española dedicada a la prestación de servicios y soluciones tecnológicas. La empresa vasca apuesta por esta adquisición para seguir adelante con su estrategia de innovación y crecimiento. Quieren “tomar ventaja” en la atención de las nuevas tendencias en los servicios para el hogar y las personas.

Phone House será gestionada bajo el modelo de negocio ‘Smart Innovation’, centrado en la digitalización. Mikel Barandiaran, consejero delegado de Dominion, apunta que se han anticipado a la transformación digital y consolidación de los servicios en el mundo industrial. “Queremos posicionarnos como integrador de los servicios de valor añadido para el hogar y eso es lo que llamamos Smart House”, añade.

Fernando Urrutia, presidente de Phone House España, se muestra muy satisfecho con esta compra por parte de Dominion. Consideran que se han unido a un grupo “de gran fortaleza y con clara vocación” de crecimiento y experiencia en la digitalización. “Esto va a suponer un salto absoluto de cara al proyecto Smart House”, puntualiza.

Barandiaran explica que consideran que es fundamental apostar por “un punto de venta cercano donde el consumidor centralice la creciente demanda de servicios tecnológicos. Phone House también ha apostado recientemente por esta tendencia, por el one-stop-shop-del hogar”.

La operación, que ya ha sido firmada por Dixons Carphone y Dominion, está sujeta a la aprobación de las autoridades españolas de Defensa de la Competencia. Se espera que esta se materialice durante el tercer trimestre de este año 2017. De todo ello ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Via: Muy Pymes