Las compañías fintech ocupan una posición cada vez más relevante dentro del tejido empresarial actual. Si todavía no comprendes el significado de este concepto, vamos a desentrañar todas sus claves en este artículo.

Empezando por la etimología, el vocablo Fintech se trata de un término compuesto procedente del inglés y que sale de unir la primera sílaba de las palabras Finance y Technology,  y que por lo tanto aglutina y define a todas aquellas empresas de servicios financieros que se sirven de las últimas novedades tecnológicas para brindar productos y servicios financieros innovadores.

La palabra fintech, por lo tanto, define a aquellos servicios financieros que facilitan nuestra vida cotidiana gracias a la disrupción tecnológica, englobando prestaciones como la banca digital, los créditos online, el cambio de divisas a través de la red o los pagos online. En definitiva, a aquellos productos o servicios que ponen en común la tecnología y el dinero.

Así, la llegada de la industria tecnológica a los servicios financieros ha implicadola irrupción de miles de startups, que a través de plataformas tecnológicas ofrecen una amplia gama de productos o servicios a sus consumidores de forma rápida y sencilla, propiciando alianzas con la banca tradicional y abriendonuevos retos para la industria.

El capital que mueve el sector fintech, ya ostenta crecimientos de tres dígitos y supera los 11.000 millones de euros. La avanzadilla está liderada por PayPal, Square, Stripe o Funding Circle, con potentes centros estratégicos en Silicon Valley y Londres. En nuestro país, ya existen 125 compañías de esta índole.

Principales funciones de las compañías fintech

  • Las empresas Fintech funcionan como intermediarias en el mundo de las finanzas en múltiples aspectos: transferencias de dinero, préstamos, compras y ventas de títulos o en el asesoramiento financiero y de inversiones.
  • Este tipo de compañías pueden dedicarse a la financiación de particulares y empresas, como en el caso de las empresas de crowdlending, cuyo propósito es poner en contacto a pequeños inversores con solicitantes de financiación, o asesorar en torno a la compraventa de acciones y de otros productos bursátiles. Destacan startups como las alemanas Vaamo o Moneymeets, cuyo trabajo consiste en optimizar las carteras de inversión de sus clientes privados a través de la red, para ayudarles a conseguir sus objetivos de ahorro y de capital.
  • Las fintech también realizan transferencias monetarias a precios económicos, función antes monopolizada por las grandes entidades bancarias. Algunas de dedican a la gestión de finanzas personales, como la popular estadounidense Mint, que permite a sus clientes consultar todos los saldos y transacciones juntos. Extrae de forma automática toda la información financiera de sus cuentas en un solo lugar y la muestra de un modo claro y de entendimiento sencillo.
  • Otra de las áreas de este sector es el de los pagos y cobros a través de smartphone y dispositivos móviles: las fintech son líderes en este ámbito y no paran de crecer el número de comercios y plataformas que te permiten utilizar este medio de pago ágil y novedoso. También destaca la concesión de créditos, con ejemplos como Zaimo o Kredito24, que ofrecen préstamos personales online a la medida del cliente, de forma fácil, transparente y en tiempo récord.

Así está el fintech en España hoy en día

Podríamos afirmar de este modo que las startups fintech se focalizan cuatro grandes áreas de negocio: pagos y transacciones, gestión de finanzas personales, plataformas de consultoría y comercialización para inversiones y nuevos planteamientos de financiación y concesión de créditos.

Objetivos fundamentales de las iniciativas Fintech

  1. Ofrecer nuevos servicios financieros con el apoyo tecnológico. Así, se sirven de la comodidad de una aplicación o la atractiva interfaz similar a una red social para brindar a los clientes productos anteriormente reservados a la banca tradicional.
  2. Añadir valor a los servicios financieros actuales, con un trato más personalizado, detallado e inmediato.
  3. Ofrecer productos financieros totalmente online, sin necesidad de desplazamiento del consumidor, utilizando los dispositivos inteligentes como intermediadores.
  4. Reducir de modo eficiente a nivel de costes los servicios actuales.
  5. Democratizar el acceso a una mayor cantidad de servicios financieros, así como favorecer una mayor transparencia en la oferta financiera
  6. Utilizar la tecnología para dar mejor soluciones a los servicios financieros.

¿Cuáles son las áreas básicas en las que operan las fintech?

  • Banca móvil
  • Big data y modelos predictivos
  • Compliance
  • Crowdfunding
  • Criptomonedas y monedas alternativas
  • Mercado de divisas
  • Gestión automatizada de procesos y digitalización
  • Gestión del riesgo
  • Pagos y transferencias
  • Préstamos P2P
  • Seguros
  • Seguridad y privacidad
  • Servicios de asesoramientos financiero
  • Trading

Ahora, que ya sabes qué es una Fintech solamente queda esperar a comprobar la veloz y trepidante expansión y auge de este sector y comprobar como los bancos aprovechan la oportunidad de aliarse con este tipo de compañías.

Un artículo escrito por Andrea Núñez-Torrón Stock