Desde que Jack Dorsey retomara el liderazgo de Twitter, la plataforma social comenzó una estrepitosa caída libre. Sus accionistas respiraban aliviados ante los rumores de una posible compra, ya fuera por Google, Disney o Salesforce.

Sin embargo, semanas después tanto el ingente buscador como la multinacional de entretenimiento abandonaron la operación. Y según conocemos ahora, Salesforce se aúna a la lista de las compañías que han perdido el interés en Twitter.

twitter-oficina

Así lo confirmó Marc Benioff, CEO de Salesforce, al Financial Times. En palabras del directivo, “en este caso hemos pasado de largo. No era la asociación correcta para nosotros”.

Como cabría esperar, el conocimiento de la noticia pasó factura a Twitter. Tanto fue así, que su cotización bursátil se desplomó del orden de un 5%, además de la caída previa de un 20% . Salesforce, por su parte, recibió con alegría las publicaciones de su decisión. La compañía de CRM aumentó sus acciones en torno a un 5,2%.

Ahora se presenta un escenario aún más complejo para Twitter, de cara a encontrar comprador. También perderán la oportunidad de conseguir nuevos partners durante su conferencia anual, pues confirmaron tiempo atrás que dejarían de lado el macroevento para enfocarse en “eventos pequeños y más íntimos”.

Quizá en un intento por reclamar la atención perdida, la red de microblogging lanzó una campaña de publicidad exterior donde se erige como adalid de la inmediatez. La temática de la campaña muestra el matiz más instantáneo de Twitter. “Preguntas, respuestas, declaraciones y tendencias. Lo que está sucediendo en este momento en todo el mundo está en Twitter”, afirma la compañía.

Un artículo publicado en Marketing Directo