Samsung estaría negociando la compra de Magneti Marelli, un proveedor italiano de componentes para el sector de la automoción, y filial del grupo Fiat por 3.000 millones de dólares.

Las mismas fuentes que han dado a conocer esta noticia han señalado que la multinacional coreana está particularmente interesada en los negocios detelemática, entretenimiento e iluminación en los vehículos de la empresa.

Todo apunta a que la compra de la filial de Fiat por parte de Samsung podría cerrarse antes de que terminara el año. De ser así la convertiría en la mayor adquisición de la historia del fabricante de smartphones.

samsung-fiat

Lo que no está claro es si esta compra tendría como objetivo lanzar su propio negocio de coches o, simplemente, posicionarse como proveedor de electrónica para esta industria.

También hay que tener en cuenta que, en diciembre, Samsung creó un equipo para trabajar en componentes y entretenimiento para coches autónomos, al tiempo que coordinaba con otras divisiones de la compañía la fabricación de baterías y la prestación de los servicios de software.

Sea cuales sean sus intenciones, ni Samsung ni Fiat han querido hacer comentarios sobre la noticia, por lo que aún tendremos que esperar unos meses a ver cómo se desarrolla esta historia.

Vía | Bloomberg

Un artículo escrito por Ana Muñoz