La estrategia de Snapchat para almacenar los millones de datos que generan sus usuarios pasa por contratar a proveedores de cloud computing. El último ha sido Amazon.

Con más de 158 millones de usuarios activos publicando y compartiendo fotos y vídeos, Snapchat necesita una infraestructura de cloud computing descomunal para alojar todos esos datos.

Ahora la red social del fantasmita acaba de anunciar que acaba de llegar a un acuerdo con Amazon Web Services para utilizar sus servicios de alojamiento en la nube por 1.000 millones de dólares hasta 2021. Aunque la contratación será gradual, desembolsando 50 millones en 2017, y después irá ampliando la cuantía a medida que requiera de mayores servicios e infraestructura.

Hasta la fecha Snapchat ha apostado por proveedores externos de cloud para almacenar sus datos, ya que antes de Amazon ya trabajaba con la plataforma de Google, a quien ha pagado 2.000 millones de dólares por su servicio. Aunque según varias informaciones en un futuro la idea de la red social es desarrollar su propia infraestructura.

El acuerdo con Amazon llega justo cuando Snapchat anuncia que saldrá a Bolsa en marzo con una valoración estimada de 25.000 millones de dólares, en lo que se espera que sea uno de los grandes movimientos tecnológicos del año.

Vía | Bloomberg