El pasado 2 de marzo, Snapchat, de la mano de su matriz Snap, se aventuraba a salir a bolsa en medio de las dudas que le rodeaban.

Si bien sus comienzos no fueron del todo malos, parece que la compañía ha caído en picado tras alcanzar esta semana mínimos históricos en el valor de sus acciones.

Y es que, este lunes, cerraban en 16,99 dólares, por debajo incluso de su precio inicial de 17 dólares y desde luego, muy lejos de los 27, 09 dólares que alcanzaron al día siguiente de su debut en el parqué americano.

Pero puede que la situación siga empeorando en los próximos meses, sobre todo cuando se cumpla el plazo de 150 días que los empleados están obligados a esperar antes de comerciar con sus acciones de la compañía.

Así, a los malos resultados empresariales de la compañía, que reportó unas pérdidas de 2.200 millones de dólares en el primer trimestre de 2017, se une esta caída de su valor en bolsa y que supone que su capitalización bursátil no alcance los 20.000 millones de dólares.

Corren malos tiempos para Snapchat, compañía a la que muchos ya ponen fecha de muerte dado el patente estancamiento de usuarios en el que se encuentra inmersa la red social y la fuerte competencia de Facebook que le ha dejado en un segundo plano.

Via: Marketing Directo