El servicio de música en streaming Spotify, con más de 100 millones de usuarios activos al mes (de los cuales la mitad son de pago), ha decidido reforzar su plantilla con cuatro directivos especializados en el mundo de la tecnología para reforzar el equipo e impulsar su salida a bolsa en Estados Unidos. El objetivo es que esta operación se realice este año y que la plataforma consiga debutar en la bolsa de Estados Unidos.

Las nuevas incorporaciones a la compañía no se tratan de caras nuevas, sino que, según fuentes del Financial Times, entre ellos se encuentra el antiguo director de operaciones de Walt Disney, Tom Staggs; el exdirector de producto de Youtube, Shishir Mehrotra; el responsable de la filial estadounidense del fabricante chino de coches eléctricos NextEV, Padmasree Warrior, y la propietaria de la firma sueca de inversión Kinnevik, Cristina Stenbeck.

Sin embargo, parece que los nombramientos deben ser aprobados aún por los accionistas de Spotify. De hecho, hace unas semanas la compañía contrato a Morgan Stanley, Goldman Sachs y Allen & Co. para contar con un buen asesoramiento a la hora de lanzarse a la bolsa estadounidense, cuya valoración se encuentra entre los 8.500 y 13.000 millones de dólares (7.800 y 12.000 millones de euros).

El objetivo es llegar más allá que sus rivales como Apple Music, Amazon, Tidal y Google, como ya lleva intentando meses atrás. Por ello, firmó un acuerdo en abril con Universal Music, reforzando así su catálogo de artistas y diferenciándose de la competencia.

Un artículo publicado en Marketing Directo