737.000 millones de euros es la cifra que maneja el recién creado gigante inversor Standard Life Aberdeen. La firma nace de la fusión de dos gestoras de fondos británicas, Standard Life por un lado y Aberdeen Asset Management por otro. Esta unión de 670.000 millones de libras esterlinas tendrá sede en Escocia y oficinas repartidas por un total de 50 ciudades en todo el mundo, dando servicio a clientes procedentes de 80 países.

La enseña resultante tiene una capitalización de mercado superior a los 12.100 millones de euros y supondrá un nuevo capítulo que dará lugar a una compañía de inversión de clase mundial para clientes y accionistas. Keith Skeoch, director ejecutivo de Standard Life Aberdeen, se muestra muy satisfecho por la fusión de las dos gestoras y por la sociedad resultante de la misma.

Martin Gilbert, director ejecutivo de Standard Life Aberdeen, ha señalado a los medios que esta operación permite profundizar y ampliar las capacidades de inversión de ambas compañías. Gilbert considera que la firma resultante presenta una gama de habilidades de gestión más diversa y amplia y una “escala significativa en clases de activo y geografías”.

Standard Life Aberdeen seguramente llevará a cabo interesantes operaciones pues es una firma con un poder inversor notable. A día de hoy estos fondos de inversión se encuentran con numerosas oportunidades para ampliar su patrimonio pues cada vez emergen más iniciativas interesantes y las startups están en plena eclosión.

Un artículo escrito por Maria Sanchez