El 32% de las pymes ya ha descubierto las ventajas de la revolución tecnológica y ha registrado crecimientos en su facturación. Esta es la principal conclusión de un informe presentado esta semana por Sage, una de las sociedades líderes en el tratamiento de datos por la nube, y la consultora IDC.

El estudio revela que las empresas que se han decantado por la inversión en tecnología han anotado un crecimiento notable de su facturación. El estudio ha sido realizado por la consultora como complemento al lanzamiento de una serie de soluciones de contabilidad en la nube en 2017 en el Sage Summit de Londres. Esta batería de aplicaciones informáticas contribuye a todo tipo de labores internas de las empresas, desde la gestión de los recursos humanos hasta el manejo de las puntas de tesorería, con el objetivo de automatizar las funciones administrativas del back-office.

Esta investigación demuestra que todavía un 56% de las pequeñas empresas deben adaptar las tecnologías digitales, y aún mantienen sus procesos según los métodos de toda la vida. El 32% de las empresas que adoptaron mejoras tecnológicas registraron unos beneficios importantes, con un crecimiento superior al 10% durante el pasado ejercicio. Pero el camino por recorrer aún en la innovación dentro de las empresas es muy grande todavía.

El objetivo de la empresa de servicios en la nube es que el administrador sea prácticamente invisible, al realizarse sus tareas de forma automática. Sage registró un incremento de nuevos clientes de un millón durante el pasado ejercicio, que llevaron a cabo la gestión de sus datos a través de la nube. La sociedad tiene previsto una segunda oleada de soluciones de contabilidad en la nube para este ejercicio destinadas a los empresarios de pymes y que se dio a conocer ayer en la conferencia celebrada en el Reino Unido.

Un artículo publicado en Muy Pymes