8 millones de euros acaba de levantar Verse, la startup liderada por tres veinteañeros y que promete convertirse en el “WhatsApp de las transferencias de dinero”. En una de las rondas de financiación más interesantes de la segunda mitad del año, han participado  inversores de la talla de Spark Capital, eVenturesy Greycroft Partners, una prueba más de que la industria está convencida que sí o sí, el futuro de las transferencias será mobile y social.

verse

Verne entra de lleno en la categoría de aplicaciones como TWYP, Bizum o Circle, que debutaba la semana pasada en España. Y aunque es igual, también es muy diferente. Para enviar dinero a un contacto sólo necesitaremos conocer su número de teléfono y a partir de aquí, independientemente del banco en el que opere o la moneda que utilice, los fondos se transferirán de manera instantánea, independientemente de que sea una transferencia nacional o internacional.

Verse no requiere cuenta bancaria ni relación previa con ninguna entidad bancaria para recibir dinero, de modo que tiene un alto potencial de crecimiento no sólo en países desarrollados como España, sino en todos aquellos en los que el grueso de su población no está bancarizada.

Para que las transferencias se realicen con toda seguridad, Verse emplea la tecnología blockchain (la que sustenta la criptomoneda bitcoin), lo que permite cifrar toda la información financiera de cada transferencia y almacenándola en servidores seguros.

Un artículo escrito por Rodolfo de Juana