5 frases para el crecimiento familiar

¿Un mal día? Si hoy todo ha sido una especie de despropósito o necesitas un descanso físico y mental, estas frases para el crecimiento familiar te pueden ayudar. Así, cuando llegues a casa, buena parte del estrés y la angustia que has acumulado habrán perdido fuerza.

Sin una familia que nos apoye, todo se vuelve más complicado. Da igual si vives con tus padres, en pareja, con amigos o con tus mascotas. El caso es que sea un lugar en el que te sientas seguro y no amenazado o presionado.

Familia son las personas a las que queremos y nos quieren

Antes de empezar, destacar una idea: cuando hablamos de crecimiento familiar no nos referimos solamente a la familia tradicional. Cualquiera puede sentirse “en familia” cuando está con quien quiere y le quiere. Así, las frases que compartimos a continuación tienen presente esta idea.

El momento de relax, el descanso del guerrero… Llegar a casa con la familia debería ser el mejor momento del día. Estar con la gente que quieres, que te entiende, que te ama… ¿Puede haber algo mejor en la vida?

Tu día puede haber sido un desastre, pero en el calor de tu hogar, junto a los tuyos, todo eso debería disolverse/atenuarse para disfrutar de esos ratos compartidos. Sin duda, la posibilidad de dejar todo lo malo de lado es una de las grandes ventajas de disfrutar de una buena familia.

“¿Qué puedes hacer para promover la paz mundial? Ve a casa y ama a tu familia”.

A veces, somos los seres humanos los que complicamos todo. Sin embargo, disfrutar de una familia que te quiere y a la que quieres te hace mejor. Por eso no son pocos los que consideran que algo tan sencillo como la propuesta de Teresa de Calcuta sería suficiente para que disminuyeran los conflictos en el mundo.

¿Qué pasaría si todos nos centrásemos más en lo nuestro y menos en lo que hacen los demás? Si todos miramos más hacia nuestra familia y dejamos de compararnos y buscar el conflicto, seguramente muchas preocupaciones desaparecerían.

¿Está la familia por encima de todo? ¿Es el amor lo que ha de primar sobre lo demás? Lo cierto es que esta frase de Reinhold Niebuhr da pie a varias preguntas interesantes.

¿Nos sirven como sociedad realmente las leyes que nos regulan? O, por el contrario, ¿somos nosotros las que terminamos siendo prisioneros de esas mismas leyes? En este segundo caso, parece evidente que nos estaríamos equivocando, pues iríamos contra nuestra propia naturaleza, ¿verdad?

La importancia del hogar para el crecimiento familiar

¿Cuántas veces hemos buscado lo que realmente necesitábamos más allá de nuestras fronteras? Es curioso, porque en el mundo actual, miles, millones de personas buscan el éxito laboral, empresarial y profesional con ahínco, pero, ¿realmente es eso lo que necesitamos?

Tanto George Moore como otras personas consideran que no. Realmente lo que necesita el ser humano es una familia, un hogar en que se sienta feliz. Es decir, un lugar donde ser nosotros, sin cortapisas, sin ambages, viviendo en equilibrio y con amor hacia las personas que nos aman y nos eligieron para compartir su vida. Un espacio en el que participemos y nos nutramos del crecimiento familiar.

Siguiendo con la reflexión anterior, siempre merece la pena leer al gran poeta Walt Whitman, quien supo cómo vivir para encontrar la felicidad en lo más simple y sencillo. Sin duda, consideraba la familia como parte importante de su mundo.

Buscamos con ahínco el éxito, a la diversión como elemento presente, una enorme casa o un barco gigantesco. Pero, ¿de qué sirven si no lo puedes compartir con las personas a las que quieres? En el fondo, al final, cuando las fuerzas no fallan, son ellos, de entre todos los elementos de nuestro contexto, quienes marcan la diferencia.

Una familia no se forma o une a base de grandes casas, negocios exitosos y torres de dinero. Se levanta a base de amor, cariño, compresión y ternura. Por eso, deseo que estas frases para el crecimiento familiar te ayuden a recordar la importancia de cuidar de quienes te rodean, tanto aceptando su ayuda cuando nos te la brindan como ofreciéndote cuando ellos la necesitan.

Un artículo escrito por Pedro Gonzalez Nuñez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas