Cómo subir un vídeo a YouTube en 3 simples pasos

Seguro que ya habrás grabado un montón de vídeos con tu móvil y que ya lo tienes dominado. Pero quizás pienses que subirlos a YouTube para compartirlos es complicado.

Nada más lejos de la realidad, ¡subir vídeos a YouTube es muy simple!

Son unos pocos pasos que no te llevarán ni 5 minutos y que ahora veremos.

Otra cosa es que dispones también de un montón de funcionalidad avanzada, pero opcionalque es la que usa ya la gente más profesional para sacarle mucho más juego a sus vídeos.

Pero esto, al menos al principio, no lo necesitas.

Por eso, esta guía empieza con los tres sencillos pasos que necesitas dar para subir un vídeo a YouTube. Con esto tendrás todo lo necesario para publicar tus vídeos en YouTube desde ya.

En el resto del post veremos cómo usar la funcionalidad avanzada que te ofrece YouTube y que te permitirá hacer cosas como personalizar las miniaturas y multiplicar las visitas a tus vídeos.

Lo bueno es que estas cosas las puedes aplicar después de subir tus vídeos, de modo que puedes empezar a subir vídeos desde hoy mismo, y luego ya habrá tiempo para darles una vuelta de tuerca más adelante.

Como subir un video a YouTube rápido en 3 pasos

Importante:

Voy a asumir que ya tienes un canal YouTube (lo cual implica tener una cuenta Google), que cuentas ya con un equipo básico para poder grabar vídeos (mismamente tu smartphone) y que ya sabes grabar vídeos y acceder sus ficheros.

En el ejemplo que voy a seguir en este tutorial voy a usar un ordenador, que es lo que también te recomiendo a ti y lo que la mayoría de la gente usa (por ser bastante más cómodo).

Pero debes saber que también se puede hacer desde el móvil, con la propia aplicación de Google para YouTube. Más abajo más sobre esto.

¡Empecemos!

1.  Inicia sesión en tu cuenta YouTube

El primer paso es trivial: vete a youtube.com y haz clic en “Inicial Sesión” para iniciar una sesión en tu cuenta de YouTube.

2.  Sube el archivo del vídeo y configura su visibilidad

Una vez iniciada la sesión, si haces clic en el icono de la cámara que puedes ver a continuación en la parte resaltada de la imagen, debe desplegarse el recuadro con las opciones.

Aquí ves que hay dos opciones: subir un vídeo o emitir en directo. En nuestro caso, la opción a elegir es lógicamente la de “Subir vídeo”.

Aunque es más o menos obvio, comentarte también que la opción de emitir en directo no la voy a abordar aquí porque la dinámica de trabajo cuando se hace un directo es completamente diferente a la de trabajar con vídeos grabados y requiere su propio post.

Al hacer clic en “Subir vídeo”, aparece la siguiente pantalla:

En esta pantalla se mezclan dos cuestiones diferentes: la programación de la publicación y el nivel de privacidad de tu vídeo.

La opción de “Programado” te permitirá programar la fecha y hora de publicación de tu vídeo. Es decir, llegado ese momento, YouTube lo publicará por ti. Es algo muy parecido a la programación de post en un blog.

Por otra parte, la configuración de privacidad es algo que da bastante juego. Hay tres niveles de privacidad y con ellos puedes hacer lo siguiente:

  1. Oculto: en este modo el vídeo no se muestra públicamente en YouTube (ni en la lista de vídeos de tu canal, ni en las búsquedas, etc.). Sin embargo, dispones de un enlace con el cuál cualquier usuario que tenga ese enlace puede verlos y compartirlos.
  2. Privado: este modo es similar al anterior, pero con el matiz de ser aún más restrictivo porque ya no se puede compartir un enlace. Sólo tú y los usuarios Google que elijaspodrán ver un vídeo privado.
  3. Público: este sería el modo “normal” de publicar un vídeo en YouTube. Publicado de este modo, será plenamente visible para todo el mundo, lo cual quiere decir que aparecerá en la lista de vídeos, las búsquedas y demás lugares que corresponde.

Como ves, son opciones muy interesantes porque te permiten hacer cosas como, por ejemplo, crear vídeos privados sólo para miembros de tu familia o vídeos que quieras usar profesionalmente, sin que estén visibles para el público en general.

En el ejemplo lo que quiero hacer es publicar un vídeo para que lo pueda ver todo el mundo, así que elijo el modo de “Público” y, a continuación, hago clic en la gran flecha gris que puedes ver encima del selector de nivel de privacidad.

Aquí aparecerá la típica venta para seleccionar un fichero con la cualquier has de buscar el archivo de vídeo a subir y seleccionarlo. Selecciona el fichero en cuestión y listo, YouTube empezará a subirlo.

Si te preguntas qué formatos de vídeo son válidos, te anticipo que prácticamente cualquiera, así que no te preocupes de eso ahora, hablaremos de esto de nuevo un poco más abajo.

Eso sí, el formato y la resolución del vídeo van a ser claves para el tiempo de subida.

En general, el formato más recomendado es MP4 (aunque aquí hay ciertos matices como el codec usado) y como resolución te recomendaría, como mínimo HD normal (720p).

A partir de ahí, cuánto mejor la resolución, más tiempo de subida. Un formato 4K, por ejemplo, tomará llevará cuatro veces más tiempo que el mismo vídeo en Full HD (1080p).

Hechas estas observaciones, ahora elije simplemente el vídeo que quieres subir.

3.  Completa la información del vídeo y publícalo

Tras este último paso, aparecerá siguiente pantalla:

En esta pantalla ya tenemos todo para rematar la publicación del vídeo.

Empecemos por el título y la descripción que son precisamente el título que ves cuando buscas un vídeo en YouTube y la descripción que aparece junto al logotipo del canal. Normalmente ves sólo las primeras líneas del texto de la descripción que puedes desplegar entera con “mostrar más”.

Esto lo puedes ver en el recuadro resaltado en el medio de la imagen de arriba.

Por otra parte, está la miniatura del vídeo que es la imagen que se ve en los listados de vídeos y los resultados de búsqueda en YouTube.

YouTube crea tres miniaturas tentativas entre las cuales puedes elegir la que quieres usar para tu vídeo (recuadro resaltado abajo en la imagen). Debes elegir entre ellas la que quieres usar.

Una cosa muy importante es que, si verificas tu cuenta YouTube, podrás usar también miniaturas personalizadas. Es decir, las creas tú y subes la imagen a la configuración de tu vídeo.

Esto es un tema muy importante porque una miniatura personalizada bien hecha capta bastante más clics que las miniaturas por defecto que genera Google con el contenido del vídeo.

Si en este momento cambias de idea en cuanto al nivel de privacidad de tu vídeo (lo prefieres oculto, por ejemplo), estás a tiempo, sólo tienes que cambiar la visibilidad en el selector que puedes ver justo debajo del botón de “Publicar”.

Por otra parte, si usas la opción de “Programado” que ya comentamos antes, aparecerán al selector de privacidad unos campos con la fecha y hora para la publicación del vídeo (que sería con visibilidad “Público”).

Hechos esto ajustes, ya sólo falta hacer clic en el botón de “Publicar”, lo cual nos llevará a esta pantalla para compartir el vídeo recién subido:

Como ves, esto es lo que ya conoces de cualquier vídeo en YouTube. Fíjate, en particular, en el título y la descripción que hemos configurado antes.

Subir un vídeo desde un móvil o tablet Android, un iPhone o un iPad

Quizás en alguna ocasión no tengas un ordenador a mano y tengas cierta urgencia por grabar y subir un vídeo a tu canal YouTube.

No hay problema porque también se pueden usar perfectamente smartphones y tablets para subir vídeos a YouTube.

Google recomienda usar para ello su app original, tanto en Android como en iPhone, la habrás usado un montón de veces para ver vídeos de YouTube desde el móvil.

Los pasos a seguir son básicamente iguales que antes, pero usando el interfaz de usuario de esta app, que es diferente.

Por eso, no los detallo con una captura por cada paso (se nos iría de largo el post), pero te dejo aquí los pasos, tal como los indica Google:

Configuración avanzada y estadísticas de los vídeos subidos

Como te puedes imaginar, no puedo entrar aquí en todos los detalles de la configuración avanzada, las estadísticas y analítica de YouTube. Esto es un post de primeros pasos para aprender subir vídeos y conseguir visitas, no un curso entero 🙂

Pero sí quiero indicarte, al menos, dónde están estos apartados en YouTube. Una vez ahí, verás que en las propias pantallas puedes acceder a una ayuda que te explicará los detalles de cada cosa.

Acceder a la configuración avanzada

Para irte a la configuración vamos a partir de la página principal. Es decir, desde youtube.com, con la sesión iniciada, haz clic en el icono de tu usuario y, posteriormente en “Creator Studio”

Esto te llevará a la siguiente, con el menú “Gestor de vídeos” en el lado izquierdo.

Haz clic en ese menú y dentro de él, en “Vídeos”.

Ahora, haz clic en el menú resaltado de abajo, en la pestaña de “Configuración avanzada”;  aquí puedes configurar muchos detalles importantes para cada vídeo.

Puedes hacer cosas tan importantes como decidir si permitir o no comentarios, si permites que tu vídeo se inserte en contenidos de terceros (en principio, recomendable para aumentar visitas) o si quieres hacer público o no el número de reproducciones del vídeo.

Por otra parte, en el menú de arriba, tienes unas herramientas y funcionalidades avanzadas también muy interesantes.

Con esto puedes hacer cosas como editar tus vídeos (añadir, por ejemplo, música a un vídeo) y añadir funcionalidad muy útil como las pantallas finales de YouTube que son esas miniaturas con sugerencias de otros vídeos insertadas al final de un vídeo

Con esto puedes hacer cosas como editar tus vídeos (añadir, por ejemplo, música a un vídeo) y añadir funcionalidad muy útil como las pantallas finales de YouTube que son esas miniaturas con sugerencias al final de un vídeo como las del ejemplo de arriba.

Acceder a las estadísticas y analítica de YouTube

Si subes vídeos a YouTube, querrás saber cuánta gente los ve y, en general, querrás ver cómo progresa tu canal, cómo va creciendo tu canal en suscriptores, etc.

Esta información la tienes también en el Creator Studio, bajo el menú “Panel de Control”.

Te recomiendo acceder a esta información desde aquí porque te da una visión resumida muy completa que luego puedes ampliar siguiendo los correspondientes enlaces.

En el caso de nuestro canal, que puedes ver arriba, por ejemplo, se ve de inmediato un problema de un crecimiento de suscriptores muy bajo.

73 suscriptores frente a 35.042 es una tasa de alta del 0,2%. Es poquísimo y nos indica que aquí tenemos un problema. Con estas visitas deberíamos tener, al menos, unas 500 suscripciones nuevas o incluso más cada mes (que es la tasa que tuvo en mejores tiempos).

Somos conscientes de ello y responde a que tenemos a nuestro canal un tanto abandonado por centrarnos los últimos años en el blog. Será algo en lo que trabajaremos en su momento.

Pero esto puede indicar también problemas más serios, como un canal con una temática que no genera engagement u otro tipo de problemas o errores en el enfoque de tu canal.

Cómo conseguir las máximas visitas para tus vídeos

Esto es también el preludio perfecto para hablar ahora de cómo conseguir visitas y suscriptores.

De nuevo, me voy a limitar tan solo a unas pinceladas que te hagan ver por dónde van los tiros porque las dos temáticas se merecen, al menos, un post dedicado cada una.

1.  Posicionar tu vídeo en YouTube (SEO)

Lo más importante y, por tanto, lo primero de lo que te quiero hablar, es del SEO para YouTube.

SEO son las siglas de “Search Engine Optimization” que es el término en inglés para optimización para motores de búsqueda o lo que es lo mismo: optimización del posicionamiento web.

Pero ojo, no me estoy refiriendo a Google, sino al buscador de vídeos que incorpora YouTube y que, seguro, habrás usado un millón de veces. De hecho, el segundo buscador con más búsquedas a nivel mundial es el de YouTube.

¿Por qué es tan importante?

Porque los buscadores son, de largo, la mayor fuente de tráfico que existe, pero, además, tienen otras tres ventajas enormes:

  1. Es tráfico pasivo: traer tráfico con redes socialespublicidad online es un trabajo permanente, en el momento que dejas de hacer, los resultados desaparecen. En el SEO inviertes unas horas iniciales y, si lo has hecho bien, el resto funcionará en piloto automático.
  2. Es tráfico gratuito: so logras posicionarte bien, YouTube te traerá visitas todos los días. Pueden ser desde unas pocas al día a miles si tu vídeo lo “peta”. Y todo gratis. Si quisieses conseguir un nivel de tráfico parecido por vías de pago (publicidad online, etc.) el precio sería desorbitado.
  3. Hay oportunidades en el SEO en YouTube: si en la web en general son pocos los que hacen SEO serio, en YouTube son aún menos (incluidos la enorme mayoría de los YouTubers famosos). Si te pones las pilas, le pasarás por delante a mucha gente.

El único escenario en el que le ganan otras fuentes de tráfico al SEO es en el corto plazo porque los efectos del SEO tardan un tiempo (entre semanas y meses) en hacerse efectivos.

En fin, que te recomiendo que pongas las pilas con el tema

2.  Crear miniaturas llamativas

Supongamos que lo has conseguido: tienes tu vídeo posicionado en YouTube en una buena posición para una o varias búsquedas.

¿De qué te sirve si la gente, al final, no hace clic?

Aquí entramos en el tema CTR (“Click-Through Rate” o “tasa de clics” en español). Es decir, lo que queremos es que el mayor porcentaje posible de usuarios hagan clic en nuestro vídeo dentro de los resultados de búsqueda (u otros sitios donde aparece como los vídeos sugeridos).

El quid de la cuestión para ello va a ser un buen título (que seduzca a ver el vídeo) más una buena miniatura (que destaque visualmente).

Y para la creación de buenas miniaturas lo tienes fácil, aunque no seas diseñador profesional, porque hay herramientas gratuitas de muy buena calidad.

De todas ellas, en este momento, la más popular (y seguramente la mejor) es Canva.

Aquí tienes un tutorial de cómo hacer una miniatura para un vídeo YouTube con Canva:

Y un último consejo: puedes aprender mucho simplemente analizando lo que ya ha hecho otra gente.

Para ello, analiza diferentes nichos, especialmente en vídeos sobre marketing online que es dónde, por motivos obvios, vas a encontrar muchos de los vídeos mejor hechos en este sentido.

3.  Convertir visitas en suscriptores

El último punto del que te quiero hablar son los suscriptores de tu canal, algo esencial para el éxito de un canal YouTube.

Habrás visto canales con cientos de miles, incluso con millones de suscriptores. Cuando un canal así publica un vídeo, es normal que al día siguiente ese vídeo ya tenga decenas o centenares de visualizaciones.

Es decir, una buena base de suscriptores es una gran fuente de tráfico directo, pero, además, son un motor de crecimiento de tu canal porque esta gente compartirá tus vídeos con otros y con eso hará crecer tu canal aún más.

Aquí hay, sobre todo, dos claves que determinarán lo rápido que crecerá tu canal:

  1. En qué medida eres capaz de convertir visitas en suscriptores.
  2. La calidad de la relación con tus suscriptores (el “engagement” que generas).

Publicaremos en su momento un post dedicado por completo al tema de cómo crecer en suscriptores en YouTube porque es un tema con mucha enjundia, pero te voy adelantando también aquí unas pinceladas:

En cuanto al primer punto, el quid de la cuestión está en realizar acciones lo más motivadoras posibles (sin ser pesado, claro) para convertir tus visitas en suscriptores.

Es decir, la clave es que incentives a la gente para que suscriba. Sin un motivo claro y atractivo para suscribirse, la enorme mayoría no lo van a hacer. Es lógico.

Está muy bien pedirle expresamente en cada vídeo (te recomiendo hacerlo), pero no hay color en comparación con cosas como acciones exclusivas para suscriptores como, por ejemplo, un sorteo, en la que se puedan llevar algo de mucho valor para ellos.

En cuanto al segundo punto, a mi modo de ver, si quieres más engagement tienes que ser una persona auténtica y conectar con tu audiencia de una manera natural. Es algo que veo difícil forzar.

Además, te lo tienes que currar: esto quiere decir, tienes que interactuar con tu comunidad (responder comentarios, etc.). Pero ojo, no lo hagas hasta el extremo de quedarte sin tiempo para desarrollar tu canal, eso ni lo quieres tú, ni tu comunidad.

Por qué tus suscriptores NO deben estar en YouTube

Seguro que este título ha dejado algo descolocado 😀

Permíteme que me explique: no estoy desdiciéndome de lo anterior (lo importante que es conseguir suscriptores), a lo que me refiero es debes ser consciente de que, en YouTube, tus suscriptores no son suyos, son de YouTube.

Es decir, no conoces su identidad, el dato fundamental que te falta para ello es su email y eso hace que no puedes contarles.

YouTube es quien tiene esta información y no te la va a dar. Te limita básicamente a relacionarte con ellos a través las notificaciones de nuevos vídeos y las respuestas a los comentarios.

A esto hay que añadir cosas como las polémicas recientes sobre los recortes en el alcance de las notificaciones de nuevos vídeos de YouTube (ya no llegan a todos los suscriptores, sólo a los que marcan la famosa “campanita”).

El remedio para cortar de raíz esta subyugación a YouTube es llevarte el máximo número posible de suscriptores de tu canal también a tu propia lista de correo.

Si lo haces bien (con buenos incentivos gratuitos para que se den de alta), puedes rescatar un buen % de ellos. Además, probablemente sean los de mayor calidad (los que mejor conectan contigo).

Ahora que tienes al 100% el control de tu relación con ellos y puedes contactarlos cuando quieras, ya puedes hacer marketing online “de verdad” con ellos si lo deseas y eso quiere decir vender y generar ingresos.

Cómo conseguir música sin copyright para vídeos en YouTube

Muchas veces querrás utilizar música de fondo para mejorar el resultado final de tus vídeos.

Y aquí se plantean problemas de derechos de autor si utilizas música con derechos protegidos.

Al usar una obra o fragmentos de una obra artística (música, vídeo, etc.) en un vídeo tuyo se puede producir una violación de derechos de autor.

Según el caso, puede acarrear desde consecuencias relativamente triviales (YouTube retira el vídeo) hasta complicaciones legales más serias (una demanda del autor, por ejemplo).

Qué es el Content ID de YouTube y en qué te afecta

Por eso, como medida preventiva, cuando subes un vídeo a YouTube, se escanea para detectar posibles problemas de violación de derechos de autor, tanto en la parte de vídeo como en el audio.

El proceso es automático y lo realiza un algoritmo de YouTube que se conoce como Content ID.

Si YouTube detecta un problema, puede optar por varias actuaciones como bloquear el vídeo en cuestión o derivar los ingresos obtenidos con el vídeo al titular de los derechos.

Para complicarlo aún más, todo esto puede varias según la legislación del país que aplique en cada caso.

¿Qué opciones hay para conseguir música sin copyright?

Por tanto, lo mejor será no exponerte a estas cosas evitando entrar en estas situaciones.

Para ello te voy a proponer tres soluciones concretas:

  • La Audio Library de YouTube: con buen criterio, hace unos años YouTube decidió erradicar el problema de raíz creando un repositorio de música y efectos de sonido de uso gratuito que pues usar sin incurrir en ningún problema.
  • Librerías de música sin derechos de terceros: hay un montón de librerías similares a la de YouTube, eso sí: no siempre son gratis. Simplemente busca “música libre derechos” o “royalty free music” en Google y podrás explorar decenas de opciones.
  • Contacto directo con artistas independientes: un truquillo muy interesante es contactar con los infinitos artistas independientes que publican sus obras en YouTube. Si son pequeños (digamos, menos de 10.000 suscriptores), hay un montón y estarán encantadosde que uses su música a cambio de una pequeña mención. Para encontrarlos, busca en YouTube con este patrón: “[estilo] libre/free”. Por ejemplo: chillout libre.

Para rematar el tema música y derechos autor, te dejo también un vídeo muy completo y muy entretenido sobre el tema de uno de los YouTubers más populares en todo lo que tiene que ver con música: Jaime Altozano

Otras dudas frecuentes, resueltas

Y para terminar ya el post que, como de costumbre, se me está yendo de largo, voy a responder muy breve, casi “telegráficamente”, a un montón de pequeñas dudas que suelen surgir a los YouTubers novatos:

¿Cómo subir un vídeo a YouTube sin cuenta?

Muy fácil: no puedes.

Para subir vídeos a Youtube necesitas tener cuenta de YouTube.

¿Cómo editar un vídeo antes y después de subirlo a YouTube?

Si quieres producir un vídeo un poco más sofisticado, con un buen acabado, es necesario editarlo para cortar partes que quieras eliminar, crear transiciones entre escenas o añadir rótulos.

Mi recomendación es que lo edites todo lo posible antes de subirlo a YouTube porque, una vez subido a YouTube, las opciones de edición desde YouTube son muy limitadas.

Yo personalmente uso Camtasia Studio (una herramienta profesional de pago), pero también existen opciones gratuitas:

Aunque, como decía, la edición de vídeos en YouTube es muy limitada, sí es cierto que tiene algunas cosas muy interesantes como, por ejemplo, la posibilidad de ocultar caras automáticamente.

Merece la pena que eches un vistazo a lo que se puede hacer con el propio editor de YouTube:

¿Cuáles son las mejores aplicaciones para editar vídeos de YouTube?

Esto ya lo he respondido en la pregunta anterior, pero lo voy a completar voy a responder con un vídeo específico para aplicaciones (apps) para móviles y tablets:

¿Cuál es el mejor formato para subir vídeos a YouTube?

La gama de formatos admitidos por YouTube es tan amplia que no te tienes que preocupar, se va a “tragar” prácticamente cualquier formato conocido que le eches, ya sea MP4, MOV, WMV, MOV, FLV, etc. Aquí puedes verlos todos.

Por tanto, mi recomendación aquí es que, si puedes elegir, sea un formato lo más eficiente posible. Es decir, que, con el mínimo tamaño de fichero, tenga un máximo de calidad.

¿Cómo subir vídeos HD en 1080p y en 4K a YouTube?

No te preocupes de la resolución de los vídeos. YouTube ya soporta desde hace tiempo alta definición en 720p y 1080p y ahora también vídeos en 4K.

Puedes subir subir vídeos en 720p, 1080p y 4K directamente, sin hacer nada. Igual que en los demás, YouTube reconocerá automáticamente la resolución del vídeo.

¿Cómo subir vídeos de YouTube a Instagram y Facebook?

Esto requiere un poco más de explicación, así que te remito a dos posts especializados:

¿Cómo subir vídeos privados a YouTube?

Recuerda las opciones de visibilidad que vimos en el paso 2 del primer apartado de este post.

Había dos opciones: visibilidad oculta (no se ven en YouTube, pero te permite compartir el enlace) y visibilidad privada (no se puede compartir, sólo lo pueden ver usuarios concretos, autorizados por ti).

¿Cuál es la edad mínima para subir vídeos a YouTube?

La edad mínima en España son los 14 años.

No obstante, el tema menores de edad y YouTube no está exento de peligros, como te puedes imaginar. Por tanto, te quiero recomendar también esta lectura, ya seas el padre o madre, o el propio menor de edad:

Mi hijo quiere ser Youtuber: siete consejos que debes tener en cuenta

¿Cómo ganar dinero con los vídeos que subes a YouTube?

La manera más obvia y más conocida de ganar dinero con YouTube es a través de anunciosAdSense, los anuncios que ya te habrás saltado miles de veces al ver vídeos en YouTube.

Esto tiene dos problemas: no se pagan demasiado bien y necesitas cumplir los requisitos de partner de YouTube.

Por suerte, hay muchas alternativas.

Por una parte, tienes las opciones habituales del marketing online que explica este post de la academia de creadores de YouTube.

Y por otra parte opciones menos “convencionales” como la plataforma Patreon, una plataforma que apoya a los creadores de contenidos en la obtención de ingresos con un modelo de negocio muy ingenioso.

En cualquier caso, si quieres ganar dinero de verdad con YouTube necesitas aprender marketing online.

¿Cómo subir vídeos a YouTube sin problemas copyright?

Un poco más arriba ya he explicado lo referente a usar música en los vídeos, pero el mismo problema se da también con el propio contenido visual, si incluyes fragmentos de vídeos de terceros con derechos en el tuyo.

La publicación de contenido en YouTube es un tema con bastante bagaje legal, en particular con los derechos de autor, que son un tema lleno de matices.

Un ejemplo de estos matices y complicaciones es, por ejemplo, que, en principio, no puedes usar obras de terceros, pero resulta que si este uso cumple con las directivas de Fair Use, si sería aceptable usar cualquier vídeo.

Es imposible desgranar en este post toda esta complejidad. En su momento, le dedicaremos en su momento también un post entero para tratar este tema como se merece.

Pero mientras tanto, si te urge aclarar aspectos legales concretos, te quiero recomendar, al menos, esta guía legal para YouTube. Aquí puedes consultar todo lo que necesitas saber sobre la legalidad en YouTube.

Un artículo escrito por 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.