Las 10 palabras que más usaron los millenials en 2018

Como cada generación, los jóvenes millennials han popularizado y acuñado nuevos vocablos que hoy son ampliamente usados en Internet, las redes sociales o el día. Te contamos cuáles han sido las diez palabras más usadas en 2018.

Las modas imperantes, la influencia del vocabulario anglosajón o la jerga tecnológica propia de la era digital han propiciado que el idioma, materia elástica sometida a constante evolución, reciba actualizaciones constantes y nuevas palabras involucradas en el habla cotidiana, especialmente de los más jóvenes, como los millennials y la generación Z.

Desde Babbel, la famosa aplicación para aprender idiomas online desde tu smartphone quieren apostar por la comunicación intergeneracional y revelar cuáles han sido las diez palabras más utilizadas por los nacidos entre 1981 y 1993 a lo largo de este 2018 que ya va tocando a su fin. Match, random, influencer o hater son algunas de las triunfadoras que te detallamos a continuación.

10 palabras preferidas por los millennials en 2018

  • MatchAl amar en los tiempos de Tinder, se popularizan palabrejas como esta. Las aplicaciones para ligar emplean el match como recurso para juntar a los posibles interesados, situación que se produce cuando dos personas se gustan mutuamente.
  • Random: Esta palabra hace referencia a algo o alguien aleatorio, es decir, arbitrario o al azar. Es la típica palabra que se puede utilizar casi en cualquier situación, vamos, en una situación random.
  • Stalkear: Es el sinónimo digital de cotillear, enfocado a las redes sociales y a las cualidades detectivescas. Una persona stalkea cuando se introduces en el perfil de Instagram, Twitter o Facebook de algún conocido o desconocido para investigarlo en profundidad y conocer algún secreto o cotilleo.
  • Crush: Fenómeno similar al flechazo, que se produce cuando una persona te impacta de forma inesperada y brutal durante el tiempo que sea, no importa que se trata de minutos, una semana o toda la vida. Un crush es puro amor a primera vista, atracción inevitable ya sea física o a través de las plataformas sociales. 
  • Influencer: Es una persona líder de opinión que cuenta con cierta credibilidad sobre un tema concreto, y por su presencia e influencia en redes sociales y el mundo blogging puede llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca. Su alto grado de visibilidad e influencia propicia que sus seguidores modifiquen su actitud hacia una marca, producto o persona,
  • Mainstream: Puede definirse como convencional o una tendencia mayoritaria en la sociedad que quizás, por ser muy manida, puede llegar a considerarse vulgar. Lo contrario a mainstream sería underground, términos especialmente empleados para definir productos culturales o producciones artísticas.
  • Hater: Son, como el propio adjetivo en inglés indica, personas que odian algo y que hacen todo lo posible por echarlo abajo. Babbel destaca cómo las redes sociales están plagadas de este tipo de personas que son “odiadores” profesionales.
  • Troll: Primos hermanos de los haters, los trolls refunfuñan y vierten comentarios negativos en las redes, criticando productos, emitiendo malas valoraciones o puntuando de forma negativa productos culturales. Las marcas y compañías tienen pánico a que les “trolleen” sus perfiles.
  • Shippear: Según Babbel sinónimo de alcahuetear, esa práctica casi prehistórica de juntar a dos personas sentimentalmente, lo que hacía en su momento la famosa Celestina. El rasgo principal es que “shippear” se practica solamente en redes sociales, siendo común asociarlo a series, programas de televisión o reality shows.
  • Follower: En castellano se dice seguidor aunque sigue siendo más popular la palabra followe. Los followers son los seguidores que influencers, marcas y personalidades relevantes tienen en redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram. 

Escrito por Andrea Núñez-Torrón Stock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.