Los servicios de streaming impulsan a la industria de la música

Sin duda alguna, los servicios de streaming han cambiado el consumo de entretenimiento en todos los sectores. Pero cuando se habla de este tipo de plataformas se suele hacen con compañías como Netflix, HBO o Hulu en mente. Es decir, se piensa en contenido audiovisual. Pero lo cierto es que no hay que dejar de lado el enorme empuje del streaming de música, con compañías como Spotify o Apple cambiando para siempre las reglas del juego del consumo de música.

El sector del streming musical creció un 39%, alrededor de 2.100 millones de dólares, interanualmente hasta los 7.400 millones de dólares, suponiendo ya un 43% de los ingresos de toda la industria de la música, según los datos de  MIDiA Research. Al mismo tiempo, los formatos “legales” de descargas y compra física cayeron en 783 millones de dólares, según AppleInsider.com.

La mayor fuerza del sector del streaming de música es Spotify, que se sitúa como la mayor plataforma a nivel mundial de servicios de este tipo. La compañía, que llegó al mercado en el año 2008, cuenta con 159 millones de oyentes activos, de los cuales 71 millones son Premium. Por otro lado, Apple Music, con más de 40 millones de suscriptores, quizás continúe estando a la sombra de Spotify, pero sigue esforzándose para cambiar esta situación.

Parte del problema de Apple Music es que, aunque esté técnicamente disponible en los dispositivos Android y Windows, se enfoca más en el propio ecosistema de dispositivos de la compañía de Cupertino, como iPhone o HomePod, donde se encuentra profundamente integrado. En cambio, Spotify está de forma nativa en todo tipo de dispositivos, como Amazon Echo o Google Home.

Los números obtenidos durante el 2017 dejan atrás gran parte del declive de la industria discográfica en la última década. Las firmas independientes generaron colectivamente casi 4.800 millones de dólares en ingresos, lo que supone un 27,6% del total. Se trata de un número similar al obtenido por Universal Music, que recaudó más de 5.100 millones de dólares, aunque las compañías independientes suelen recurrir a distribuidores propiedad de los grandes sellos, algo que podría haber “absorbido” parte del crecimiento del segmento indie.

Vía: Marketing Directo

Deja un comentario