Madrid Games Week: un festín de patrocinios en la cita española de los eSports

Con 24 millones de gamers y 3,7 millones de espectadores, los eSports crecen de manera exponencial en nuestro país. Esta modalidad de deporte electrónico gana cada vez más adeptos dentro y fuera de nuestras fronteras generando a su alrededor una industria que alcanzará este 2018 los 905,6 millones de dólares, según estimaciones de “2018 Global Esports Market Report” de NewZoo.

Solo en el último año, el sector de los eSports ha crecido un 38% y se espera que la evolución siga siendo al alza con unas previsiones de ingresos que alcanzarán los 1.650 millones en 2021.

Tal es la magnitud de este fenómeno global que son cada vez más las marcas que ven en este terreno un escaparate único ante una audiencia global de 380 millones de espectadores.

A pesar de que el mundo de los eSports se encuentra en pleno florecimiento, la publicidad y el patrocinio de las marcas representan el 77% de los ingresos totales. Unas cifras que dan buena cuenta del interés que genera esta hibridación entre deporte y videojuegos.

Así lo pudimos comprobar del 18 al 21 de octubre en la Madrid Games Week, una de las mayores ferias de videojuegos de España que, en su última edición, ha otorgado a los eSports y un gran protagonismo.

Una de las marcas más implicadas en el apoyo de los deportes online es Orange que ha participado en la cita como uno de los grandes patrocinadores. Así, la Copa de Counter-Strike: Global Offensive (CS:GO), la Copa de Clash Royale, y la primera edición del LVP-Stars de League of Leyends, celebrada en el Orange Stadium, llevaron el sello de la compañía de telecomunicaciones.

Pero Orange no se encontraba sola. Samsung, Intel, Carrefour, Axe, Nintendo o Fiesta también apoyaron una celebración que se consolida año tras año.

Pero el negocio de los eSports en España atrae las miradas de muchas más compañías. Solo en 2017, más de 23 marcas estuvieron presentes en los 11 eventos celebrados en nuestro país, aunque fueron 79 las que se relacionaron con este mercado, destacando la incorporación de 21 nuevas marcas al patrocinio de los juegos.

Marcas endémicas, las primeras en sumarse a la fiebre

Las primeras en llegar al sector fueron las marcas endémicas, es decir, aquellas relacionadas directamente con la disciplina, como las compañías informáticas Logitech, Razer, Nvidia o AMD. El interés de estas compañías es bastante lógico, teniendo en cuenta que su público objetivo se corresponde al de los seguidores de los eSports.

De hecho, son estas las que cuenta con mayor presencia (53%) en nuestro país, según el informe “Inside eSports” de MKTG. Aunque Intel es la que ha hecho una mayor apuesta, no se quedan atrás otras marcas como Vodafone, primera en saltar al ruedo, Movistar y Orange, cada vez más activas.

Las marcas no endémicas no pierden el tren

Pero si el sector tecnológico ha sabido ver el potencial de los eSports como herramienta de marketing, las marcas no endémicas también. Aunque han tardado algo más en subirse al tren, la lista de compañías de sectores tan variados como la alimentación, la banca, la belleza, la moda o el deporte se agranda a velocidad de récord.

De hecho, el 76,19% de las nuevas marcas pertenecen a esta categoría. Entre ellas, tal y como se muestra en esta imagen elaborada por la agencia Play The Game, encontramos algunas como Carrefour, Danone, Cabreiroá, San Miguel. Santander, Diesel, Telepizza o Hawkers.

Un grupo tan variado que en el tercer trimestre de 2018 ha sumado 12 marcas a nivel global entre las que se encuentran Pepsico, New Balance, Turkish Airlines o Uber Eats.

Un crecimiento imparable en el que ya se ha convertido en uno de los sectores más prometedores para las compañías en busca de awareness ante un público no necesariamente gamer.

El potencial de alcance de estas competiciones y la profesionalización de un sector todavía en ciernes pero que aglutina a millones de fanáticos en todo el mundo, llevan a cada vez más compañías a apostar por los deportes online.

Sin embargo, es precisamente su juventud lo que le convierte en una inversión a ciegas. La falta de métricas y, sobre todo, históricos para valorar el ROI de las acciones, convierte los eSports en una especie de prueba y error en plena búsqueda de la fórmula de éxito.

Vía: Marketing Directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas