Por qué podría subir el precio de los móviles Android en Europa

Las aplicaciones y los servicios de Google tendrán un coste adicional para los fabricantes de dispositivos Android en Europa. Esta novedad se implantará a partir del 29 de octubre y consecuentemente puede traer un aumento en el precio de los smartphones.

Google comenzará a cobrar una tarifa de licencia para la Play Store y otras aplicaciones de Google en Europa a partir del 29 de octubre de este año, debido a la sanción que le ha impuesto la Comisión Europea a la empresa, que asciende a 5.000 millones de dólares.

Esta sanción vino dada por el monopolio con el que se acusó a la empresa Google, y se le solicitó a la empresa dejar de vincular Chrome con el buscador de aplicaciones de Android (Play Store).

Ahora las compañías deberán pagar por implantar la Play Store en sus dispositivos, la cual podemos caer en el error de creer que es parte de Android pero en realidad es un servicio adicional de Google.

Por tanto el sistema operativo básico de Android va a seguir siendo gratuito y con código abierto, pero la Play Store junto con las aplicaciones de Google requerirán el pago de una tarifa en Europa.

Google Chrome irá por separado de la Play Store, con lo cual se puede aceptar por separado cada cosa sin necesidad de comprar las licencias para ambas.

Es decir, Android conocido como AOSP (Android Open Source Project) es gratuito, la Play Store y otras aplicaciones de Google (por ejemplo Google Maps, YouTube o Gmail) requerirán una licencia de pago para los fabricantes, y Chrome, junto con la aplicación de búsqueda de Google, se puede agregar al acuerdo de licencia de la Play Store pero no es necesario.

De momento no se conoce el coste que tendrán las tarifas, pero los fabricantes de dispositivos tendrán que pagarlo si quieren implantar estos servicios.

Hiroshi Lockheimer, uno de los miembros fundadores del equipo de Android, ha señalado que “dado que la preinstalación de Google Search y Chrome junto con nuestras otras aplicaciones nos ayudaron a financiar el desarrollo y la distribución gratuita de Android, presentaremos un nuevo acuerdo de licencia de pago para teléfonos inteligentes y tabletas enviados al Área Económica Europea”.

Por tanto ahora si las empresas no quieren pagar esta tarifa, pueden hacer un dispositivo sin los servicios ni apps de Google, como ya ha hecho Amazon y como se lleva a cabo en China, donde no opera Google.

Se predice que las empresas fabricantes de dispositivos van a mantener la Play Store y los servicios de Google, así que los costes se transferirán en la cadena de producción hasta llegar a los consumidores, por tanto haciendo que el precio de los dispositivos aumente.

Este aumento de la tarifa se producirá a partir del 29 de octubre de este año, es decir, en dos semanas, y aunque Google está apelando la decisión de la Comisión Europea, por el momento tendrá que acatar con la sanción.

Según un portavoz de la Comisión Europea, esta decisión “está destinada a permitir que otros navegadores y motores de búsqueda compitan en los méritos con Google para la preinstalación en dispositivos Android”.

Es decir, que en Europa haya una competencia justa y no haya situaciones de monopolios.

Vía | The Verge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas