Loading...
Emprendedores

Te has convertido en un líder pero no lo sabes

Liderar es una acción que muchos practican pero que muy pocos saben llevar a buen puerto. Quizás por falta de carisma, confianza, empatía… Sin embargo hay líderes en la sombra, personas que como tú han realizado un buen trabajo de introspección y de superación personal.

Tal vez hace un año o dos, ni siquiera te plantearas estar al frente de un proyecto cuanto menos de un equipo. Quizás ha llegado la hora de hacer balance y comprobar si el éxito es tu nuevo compañero de viaje.

Aspectos en los que has mejorado:

  • Logro personal

Has dejado atrás esa actitud combativa que te hacía discutir con todos y por todo, sin que eso sirviera para nada. Cuando eres capaz de dejarte de sentir culpable por no alcanzar algunas metas, te liberas de culpa tú y a los demás y disfrutas de la vida con mayor serenidad. Dejar atrás el rol de víctima es síntoma de ser un buen líder.

  • Equilibrio

Alcanzar el tan ansiado equilibrio sólo es producto de no perder el tiempo en quejas, críticas y lamentos. Te conoces y has encontrado lo que significa la justa medida de las cosas, es decir has logrado el tan ansiado equilibrio.

  • Sobredosis de ilusión

Las ilusiones personales no las depositas en terceros sino en tus propios sueños. Ahora en motivación y entusiasmo no te gana nadie. Esperar las cosas con ilusión es un síntoma de que te has convertido en una persona moderadamente feliz.

  • La vida no es un drama ni una comedia

¿Te alegras sinceramente porque han ascendido a un compañero? ¿Aceptas sin ponerte colorado un cumplido? ¿Compruebas que cada día te importa menos demostrar que eres un héroe y que puedes con todo? Poder pedir ayuda y ser capaz de ver cuándo los demás necesitan la tuya es un síntoma de equilibrio también.

El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene. Emerson.

En resumen, cuando aceptamos nuestras limitaciones, sabemos poner límites a los demás sin sentirnos culpables y decir “no” con la misma decisión que cuando decíamos “sí” a cada momento, es el momento de mirarnos de una manera diferente al espejo.

Generosidad, aceptar que no podemos caer bien a todo el mundo, competir contra uno mismo, fuera envidias e ilusión a raudales, son los ingredientes principales para convertirnos en líderes o sencillamente en personas que han mejorado a lo largo de este año.Por cierto, feliz navidad.

Un artículo escrito por Joana Sanchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.