Archivo de la categoría: Destacadas

La conciliación no existe si se trata de cuidar de tus padres

Cuando una persona cae enferma, lo ético, lo moral y lo que la sociedad ve con buenos ojos es que sus hijos se ocupen de ella. Sobre todo si es mayor y necesita ayuda. Porque no todos los hijos se pueden permitir pagar a una persona que acompañe a su padre o a su madre, mientras ellos trabajan.

Se habla mucho de la conciliación cuando se tiene un hijo. De la baja por maternidad y por paternidad y la empresa. Pero cuando ese tipo de opciones no encajan con tu situación porque eres autónomo o freelance, lo cierto es que tu vida puede dar un giro de la noche a la mañana.

Decir adiós a tu carrera profesional por ser cuidador

Las estadísticas no mienten, son siempre las mujeres de más de 45 años las que se encargan del cuidado de sus padres si éstos caen enfermos. Y no hablamos de una enfermedad puntual, sino de algo crónico.

Se puede jugar a hacer malabares y llevar el portátil al hospital, trabajar desde casa, siempre y cuando sea posible, o pedir todos los permisos que se puedan. Pero llega un momento en el que compaginarlo todo, lleva al cuidador a un desgaste emocional y a una situación precaria a nivel económico.

Talento desperdiciado por las empresas por la falta de conciliación

Siendo francos, ¿merece la pena tener a un empleado diez horas en la empresa si sólo rinde cinco? Porque ese es el quid de la cuestión. Un cuidador puede dar lo mejor de sí mismo en un trabajo por diversas razones:

1.Le hará sentir vivo y útil. Y ya se sabe que además de una buena preparación académica no hay nada como una persona motivada y con ganas de cumplir con sus obligaciones, casi por placer, por el placer de salir de su rutina, en este caso.

2.Ir a trabajar será una válvula de escape. Relacionarse con otras personas, hablar de otros temas que no giren alrededor de la enfermedad, será beneficioso también para la persona a la que se cuida puesto que el cuidador estará lleno de energía positiva.

3.La ilusión de volver al mercado laboral se traducirá en más compromiso con la empresa. Cuando alguien querido fallece, lo primero que escogen los seres humanos es mantener la mente ocupada y eso se logra con el trabajo, haciendo algo productivo que en este caso repercutirá para bien a la empresa. El cuidador, en su caso, anhela un compromiso diario con unas tareas diferentes a las que lleva a cabo en casa.

4.La experiencia es un grado y una persona que ha sido o es cuidadora, tiene cualidades como: la paciencia, la escucha activa y fortaleza mental. No hace falta añadir más. Un cuidador es una persona, que por norma general se adapta de la noche a la mañana a una situación nueva, donde debe ejercer de psicólogo, enfermero, motivador y diferentes profesiones para las que no se ha preparado.

Se ha acostumbrado a vivir momentos cargados de estrés por lo que un pequeño problema en la empresa no va a generarle un ataque de ansiedad

Urge impulsar políticas flexibles de conciliación. De hecho, ahora que se avecinan promesas y discursos de mano de políticos, sería positivo que vieran que todos nos haremos mayores y que si una mayoría deja sus trabajos por hacerse cargo de ellos, ¿quién quedará en la empresa?

Fuentes que recogen esta situación donde se realiza un retrato del cuidador:

Los 4 movimientos empresariales más significativos de Jeff Bezos

El CEO de Amazon, Jeff Bezos, es el hombre más rico del mundo. Pero para lograr crear su imperio empresarial, tuvo que realizar estos 4 movimientos empresariales.

El hombre más rico del mundo, el jefe de Amazon Jeff Bezos, ha llevado a cabo durante su carrera diversos movimientos empresariales significativos.

Por ello hacer un repaso por cada uno de los pasos que ha dado para llegar actualmente a ser una de las personas más conocidas y valoradas en el ámbito empresarial puede ser muy útil para ver de dónde viene su éxito y cómo tuvo que arriesgar todo para lograr el imperio actual que posee:

Los emprendedores ya tienen su web en la Cámara de Comercio de España

La Cámara de Comercio de España ya lo ha hecho. Acaba de lanzar una web para emprendedores, dentro del programa ‘España Emprende’, que permitirá a los usuarios resolver las dudas sobre su proyecto en menos de 48 horas, mediante su espacio de asesoramiento en línea.

Esta nueva página se enmarca en ‘España Emprende’, una iniciativa de la Cámara de Comercio de España, que se desarrolla a través de las cámaras territoriales, que está cofinanciada por el Fondo Social Europeo y cuyo objetivo es impulsar nuevas propuestas empresariales, con especial atención en su sostenibilidad y competitividad a largo plazo.

Antes de lanzar una crítica, replantéatelo

Es tentador pensar que cuando se tiene más poder, será más fácil poder juzgar y hacer críticas.

Sin embargo, este sentimiento nunca desaparece, incluso, las personas poderosas aún lo piensan dos veces antes de hablar.

Cuando consideres que puedes hablar sobre la verdad, considera si tienes una comprensión realista de las consecuencias que se pueden producir.

Evalua cuánto crees en lo que tienes que decir con lo que podría suceder si lo dices, y decide si tienes la energía y la capacidad de recuperación necesarias para hacerlo.

Es posible que tengas un temor exagerado a las consecuencias y, por lo tanto, prefieras la seguridad a corto plazo de mantenerse en silencio. Sin embargo, hay que ser realista acerca de tus miedos.

Considera cómo han sido tratados los que han opinado previamente. Y no te olvides de reflexionar sobre el argumento, ¿cuáles son las consecuencias a largo plazo para tí y para los demás de permanecer en silencio?.

Vía: Pymes y Autónomos

Profundizando sobre el concepto de «mente extendida»

A raíz de mi anterior post, «Usar listas es distinto de usar GTD®», se originó un interesante debate en el blog que me hizo darme cuenta de que probablemente no había conseguido expresar con claridad, o al menos no en su totalidad, las ideas y conceptos que quería transmitir en dicho post.

Como considero que la comprensión del concepto «mente extendida» es imprescindible para entender, y por tanto poder aplicar con éxito, la metodología GTD®, me ha parecido adecuado profundizar un poco más sobre él. También he editado un par de párrafos en el post mencionado para evitar errores de interpretación.

Me parece también importante destacar las profundas diferencias existentes entre las prácticas concretas que proponen las metodologías más avanzadas y avaladas por la neurociencia, como GTD® y OPTIMA3®, y los consejos bienintencionados, pero carentes de fundamento científico, que plantean los antiguos métodos de «gestión del tiempo» y que siguen defendiendo a día de hoy algunos supuestos «métodos innovadores» de productividad personal.

Por resumir rápidamente el contenido del post anterior, en él hablábamos de lo siguiente:

  • Listas tipo «lista de la compra»: son listas destinadas a ser completadas en su totalidad, al margen de que luego eso sea o no posible. La mayoría de listas de tareas, «to-do lists» y listas en general que plantean los métodos de organización tradicionales son listas de este tipo.
    Su utilidad principal es hacerlo todo sin que se olvide nada.
  • Listas tipo «menú»: son listas destinadas a ofrecer una perspectiva completa de opciones disponibles con el fin de facilitar el proceso de elección. La mayoría de «listas» que usamos a diario son de este tipo: menú de cualquier programa informático, páginas web, cartas de restaurante…
    Su utilidad principal es ofrecer un inventario completo de opciones para ayudar a elegir mejor.
  • «Mente extendida»: Es un inventario completo, actualizado y accionable de opciones previamente definidas y decididas que optimiza el proceso de elegir con confianza qué hacer y qué no hacer en cada momento, en función de las circunstancias y posibilidades reales, y asumiendo que siempre quedan cosas sin hacer.

Como explicaba en el post anterior, la mayoría de las personas utiliza una o más listas del tipo «lista de la compra», es decir, listas que contienen «decisiones» relacionadas con «acciones». Estas «decisiones» pueden ser «compromisos», «intenciones» o, incluso «posibilidades».

Comentaba Jeroen «Cuanto más reflexiono sobre este tema, más claro tengo que la lista de acciones es como una lista de compra». Desconozco qué método o trucos usa Jeroen a día de hoy para organizarse, pero su comentario parece dejar claro que no utiliza una «mente extendida», ya que habla de «lista de acciones», dando a entender que es una única lista.

Cuando en efectividad personal – inicialmente en GTD® y posteriormente también en OPTIMA3® – hablamos de «mente extendida», no nos referimos a una o más listas aisladas, sino de un conjunto estructurado de listas diversas con contenidos específicos, distintos y complementarios que integran un todo con un significado único.

Dicho de otro modo, una «mente extendida» es una «meta-lista» global, es decir, una «lista de listas» que representa la externalización de la totalidad de nuestros recordatorios, independientemente de la naturaleza de los mismos.

En la «mente extendida» que proponen utilizar GTD® y OPTIMA3®, algunas de las listas que la componen son listas tipo «lista de la compra» y otras son listas tipo «menú».

Por ejemplo, el Calendario en GTD® es una lista tipo «lista de la compra», ya que contiene una lista de recordatorios de todas las acciones que tienes que hacer en un día determinado o en un día y hora determinados.

Algo parecido ocurre con las Agendas de GTD®, que contienen los recordatorios de siguientes acciones que tenemos que llevar a cabo la próxima vez que hablemos o nos reunamos con una persona determinada.

Sin embargo, una lista (o contexto) @Teléfono es una lista tipo «menú», ya que no está pensada para que todas las siguiente acciones que contiene se hagan de una única vez, sino para ayudar a elegir mejor qué llamada hacer en cada momento, teniendo presente todas las llamadas que hemos decidido hacer o tenemos intención de hacer.

Por citar un último ejemplo, una lista Algún día / Tal vez es también una lista tipo «menú».

Lo más interesante, sin embargo, es que una «mente extendida» es una lista (de listas) tipo «menú», cuya finalidad es ayudar a elegir mejor y con confianza qué hacer y qué no hacer en cada momento.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan las personas en el proceso de mejora de su efectividad personal es la falta de humildad y de realismo. A menudo confunden lo que quieren, desean o creen con la realidad, negándose a admitir sus limitaciones, y esto es una fuente de estrés y frustración para ellas.

Nos guste o no, tenemos más cosas para hacer que tiempo para hacerlas, luego hay que interiorizar que siempre quedan cosas sin hacer, aunque no te guste. Solo desde este convencimiento tiene sentido, y se puede entender, la utilidad de una «mente extendida».

Como decía en el post anterior, cuando asumes que siempre quedan cosas sin hacer, dejas de preocuparte por intentar hacerlo todo y te enfocas en elegir de forma óptima qué tiene más sentido hacer en cada momento.

Desde este planteamiento, seguirás dejando cosas sin hacer, pero con la tranquilidad de saber que todo lo que haces es lo que hay que hacer.

Vía: Optima Infinito

El pequeño gran líder está a la vuelta de la esquina de tu casa

Siempre que encontramos un artículos sobre liderazgo aparecen nombres de personajes conocidos por todos. Pero la mayoría de nosotros conocemos a pequeños grandes líderes que están al frente de negocios que frecuentamos. Nos reciben con una sonrisa, trabajan duro y sacan a flote su pequeña empresa con buenos resultados.

No pertenecen a ese grupo de gente que se instala en la queja.Los tiempos han cambiado pero ellos han sabido adaptarse. Mientras tanto, su competencia se lamenta porque no vende al hacer frío, o porque «todo se puede comprar desde Internet». El pequeño gran líder no tiene tiempo para compadecerse y sí para aprender.

Cuando pensamos en un líder nos viene a la mente un hombre o una mujer en una oficina. Dando charlas y lecciones sobre liderazgo a raíz de haber creado una nueva aplicación o por haber sorteado obstáculos en su vida personal o profesional.

Pero los líderes anónimos también tienen su relevancia. Hay que estar hecho de una pasta diferente para levantarse todos los días y, junto a tu equipo, sin importar su tamaño, tratar de que el negocio siga adelante. Motivar y dirigir a un grupo no es una tarea fácil.

No todos servimos para ser líderes. Llevar a buen puerto una empresa requiere de unas capacidades que no siempre se acompañan de títulos o se heredan.

Ser capaz de movilizar el talento de los demás, reconocerlo y canalizarlo para que el objetivo común de todos sea el mismo no es tan fácil. Librarse del ego, apostar por «ser uno más», sin dejar de dirigir es todo un arte.

A veces, las cosas son más sencillas de lo que nos tratan de vender algunos expertos en liderazgo. La misión de un jefe/líder es tratar de que sus trabajadores estén contentos y motivados, esto repercutirá en los clientes y las ventas a todos.

Un artículo escrito por Joana Sanchez

Así es la regla de las 5S, el método asiático de Toyota para ser más productivo

La influencia de Confucio en la sociedad japonesa se plasma en la popular regla de las 5S, usada por Toyota para mejorar la productividad y que se orienta a lograr limpieza, orden, disciplina o eficacia en cualquier tarea de la vida cotidiana.

En TicBeat te hemos desvelado muchas técnicas efectivas que tienen su origen en Japón, y en la manera en la que su sociedad está construida y organizada en torno a la transparencia, el orden o la productividad. En nuestra hemeroteca puedes encontrar información sobre el método Kakebo, que te permite ahorrar hasta un 35% de tu sueldola metodología Kaizen -ideal para trabajar en equipo- o la técnica Inemuri, centrada en la mejora de la productividad.

Hoy te queremos hablar de un método ampliamente conocido, se trata de la regla de las 5S, aplicada a diversas industrias para mejorar el orden o la productividad. Para bucear en sus orígenes debemos remontarnos a los años sesenta, un período de profunda innovación técnica y empresarial. Este método buscaba conducir cada sistema de trabajo a su estado más eficiente y prolongarlo en el tiempo, inscribiéndose dentro del método Toyota que Japón implementó tras la Segunda Guerra Mundial como respuesta a la cadena de montaje de Henry Ford.

A día de hoy lo utilizan compañias de toda índole: empresas industriales, de servicios, hospitales, centros educativos o asociaciones. En Occidente se conoce como Lean Manufacturing o Just In Time (JIM). Te explicaremos a continuación en qué consiste cada una de sus cinco palabras: ’seiri’, ‘seiton’, ‘seisō’, ‘seiketsu’ y ‘shitsuke, cuyo significado respectivo es clasificar, ordenar racionalmente, eliminar la suciedad, estandarizar y mantener la disciplina.

Las 5S del método asiático de Toyota

Puedes aplicar cada una de estas cinco reglas a cualquier aspecto de tu rutina diaria, en instituciones educativas o en tu empresa. Los objetivos del método son mejorar las condiciones de trabajo y la moral del personal, reducir gastos de tiempo y energía, reducir los riesgos de accidentes, mejorar la seguridad laboral y optimizar la calidad de la producción.

  • Seiri (Separar innecesarios): Identificar los elementos que son necesarios en el área de trabajo, separarlos de los innecesarios y desprenderse de estos últimos, evitando que vuelvan a aparecer, comprobando también que dispones de todo lo necesario. Algunos normas son las siguientes: se desecha todo lo que se use menos de una vez al año. De lo que queda, todo aquello que se usa menos de una vez al mes se aparta. De lo que queda, todo aquello que se usa menos de una vez por semana se aparta no muy lejos.  De lo que queda, todo lo que se usa menos de una vez por día se deja en el puesto de trabajo. De lo que queda, todo lo que se usa menos de una vez por hora está en el puesto de trabajo, al alcance de la mano. Y lo que se usa al menos una vez por hora se coloca directamente sobre el operario.
  • Seiton (Situar necesarios): Colocar los objetos que se utilizan cada pocas horas dentro del espacio al que podamos llegar estirando los brazos, los usados una vez por día cerca del lugar y los que se usan con menos frecuencia  más lejos del área y así sucesivamente hasta que todo esté en orden de frecuencia. Es habitual en esta tarea el lema (leitmotiv) “un lugar para cada cosa, y cada cosa en su lugar”. En esta etapa se pretende organizar el espacio de trabajo con objeto de evitar tanto las pérdidas de tiempo como de energía.
  • Seisō (Suprimir suciedad):Una vez despejado (seiri) y ordenado (seiton) el espacio de trabajo, es mucho más fácil limpiarlo (seisō). Debes identificar y eliminar las fuentes de suciedad, y en realizar las acciones necesarias para que no vuelvan a aparecer, asegurando que todos los medios se encuentran siempre en perfecto estado operativo. El incumplimiento de la limpieza puede tener muchas consecuencias, provocando incluso anomalías o el mal funcionamiento de la maquinaria.
  • Seiketsu (Señalar anomalías): Consiste evitar situaciones irregulares o anómalas, mediante normas sencillas, visibles para todos, que se conviertan en el estándar. Se pretende que las fases anteriores se conviertan en un hábito, de forma que se lleven a cabo naturalmente. En este apartado debesfavorecer una gestión visual. estandarizar los métodos operatorios y formar al personal en los estándares.
  • Shitsuke (Seguir mejorando): Se centra especialmente en el apartado de la disciplina y el rigor, la actitud precisa para que las cosas mejoren.

Escrito por Andrea Núñez-Torrón Stock