Archivo de la categoría: Emprendedores

¿Cómo funciona una sociedad colectiva?

La sociedad colectiva es un tipo de sociedad mercantil.  De hecho es la heredera de esa sociedad tradicional. Se trata de un organismo externo (que actúa y responde frente a terceros como una persona distinta de la de sus socios), que realiza actividades mercantiles o civiles bajo una razón social unificadarespondiendo los socios de las deudas que no pudieran cubrirse con el capital social.

Cómo financiar a tus clientes: el caso del Flautista de Hamelin

Erase una vez un hermoso pueblo llamado Hamelin, en el que sus habitantes vivían felices. Pero sin saber cómo había ocurrido fue invadido por miles de ratones que iban por todas partes, acabando con todo el grano y los alimentos que tenían almacenados.

 

Ante la gravedad de la situación, los gobernantes de la ciudad ofrecieron una recompensa de cien monedas de oro a quien los librase de los roedores.

 

Ante el generoso anuncio, apareció un joven flautista, que les prometió que esa noche habría acabado con la plaga.

La sociedad limitada de formación sucesiva

Similar a la SL tradicional, la sociedad limitada de formación sucesiva no requiere, sin embargo, un capital social mínimo, con lo que permite abaratar los costes de constitución de una empresa.

Montar un negocio, crear una empresa, implica una serie de requisitos, gestiones e inversiones. En unos casos, más sencillos; en otros, más complejos y exigentes. Las distintas formas jurídicas están pensadas para adaptarse a los diversos perfiles de emprendedores y empresarios, cada vez más cambiantes y especializados.

Así, dentro de todos los tipos de sociedades, uno de los más habituales es la sociedad mercantil, que incluye la sociedad anónima, la sociedad limitada y una particular incrustada en éste última: te contamos todas las claves sobre la sociedad limitada de formación sucesiva.

El emprendedor individual de responsabilidad limitada

El ERL, que no distingue persona jurídica distinta del propio empresario, es una figura ideal para pequeños negocios por tener un coste bajo, así como porque permite eludir responder con la vivienda habitual ante deudas derivadas de la actividad económica.

Los caminos para montar un negocio, crear una empresa o ser emprendedor son, si tienen en cuenta todas las opciones y particularidades, casi tantos como casos existen. Cada uno de ellos implica ventajas e inconvenientes, tributar en uno u otro régimen fiscal y diferentes grados de responsabilidad si se producen impagos, multas o deudas.

Así será el futuro de Amazon según Jeff Bezos

Desde MARS se puede ver el futuro de Amazon.

Y no, no nos referimos al planeta rojo. En este caso, MARS significa «aprendizaje automático, domótica, robótica y exploración espacial» (por sus siglas en inglés). Así se llama una conferencia organizada por el CEO de Amazon, Jeff Bezos, a la que solo se puede acudir con invitación, en Palm Springs, California (EE. UU.). La conferencia de este año, la tercera de carácter anual, concluyó el pasado miércoles.

No fue una conferencia normal. No se hicieron tratos. No se anunciaron productos. De hecho, ni siquiera había cosas que identificaran la marca Amazon por ninguna parte. Durante los dos días en el desierto, los 200 invitados, incluidos un ganador del Premio Nobel, astronautas, diseñadores y el actor y defensor de la investigación de Parkinson Michael J. Fox, exploraron su lado aventurero con actividades como la fabricación de cuchillos y los paseos en biplano. Aparentemente, el foco de la conferencia estaba en las presentaciones que los invitados podían hacerse entre ellos sobre su trabajo o pasiones; pero el verdadero poder del evento fue poder echar un vistazo al futuro de Amazon.

Y esto sugirió que los planes de Bezos para la compañía son expansivos.

Muchas de las charlas trataron temas relacionados con las actuales hojas de ruta de productos existentes de Amazon, y muchos de los invitados representaban a compañías ya asociadas con sus negocios. El software activado por voz Alexa de Amazon ya está integrado en los productos de la compañía de altavoces Sonos y del fabricante de automóviles Ford; tanto el CEO de Sonos como el CTO de Ford estaban entre los invitados. El CEO de Intel, Brian Krzanich, hizo una demostración de drones de interior que algún día podrían recoger un artículo de una repisa que se estuviera en una altura muy elevada en un almacén de Amazon. Y los recientes rumores sobre el interés de Amazon en la asistencia médica fueron respaldados con presentaciones de Sonde, una firma de inteligencia artificial que puede diagnosticar la salud mental y física gracias a grabaciones de voz, y Seismic, una compañía de ropa que ayuda a los usuarios a ganar más movilidad gracias a prendas robóticas.

Pero parece que los planes de Bezos quieren llegar más lejos aún.

Los científicos planetarios presentaron los últimos descubrimientos sobre ondas gravitacionales y púlsares. Si bien la investigación sobre estas ondas todavía está en curso, está claro que Bezos piensa que una comprensión de la gravedad con más matices podría influir en las innovaciones del futuro. Por su parte, los púlsares podrían tener implicaciones en el reloj de los 10.000 años de Bezos: un reloj de 42 millones de dólares (unos 34 millones de euros) que pretende convertirse en algo importante sobre cómo pensar sobre la humanidad a largo plazo (aunque algunas personas son escépticas al respecto). No está claro cómo esto ayuda a configurar el futuro de Amazon, pero es obvio que Bezos está pensando mucho en ello. (Además, estos temas en particular se alinean muy bien con su compañía aeroespacial fuera de Amazon, Blue Origin).

Lo más revelador, sin embargo, fue el gran entusiasmo de Bezos. Estuvo disponible durante toda la conferencia y prestó mucha atención a todo, como un colegial entusiasmado convertido en empresario multimillonario: se sentó en primera fila; probó demos (incluso perdió jugando al Ping-Pong contra un robot) y tomó el control del perro-robot de Boston Dynamics. Sin duda, está emocionado y cautivado con lo que el futuro va a ofrecer.

Finalmente, dijo lo propio. En la última noche del evento, Bezos se dirigió a los asistentes y les habló sobre MARS y su perspectiva sobre el futuro. «Si pudiera dar una conferencia sobre el comienzo de una edad de oro, ¿por qué no hacerlo? Es tan divertido. Y realmente creo que estamos a la vanguardia de un renacimiento increíble. Soy muy optimista al respecto», dijo el CEO de Amazon.

Además de todo el potencial para dar forma a Amazon en este planeta, y tal vez incluso en el siguiente, la conferencia también fue divertida para Bezos. «Me voy con una gran sonrisa«, concluyó Bezos.

Un artículo escrito por Jackie Snow

Para ser un buen líder, aprenda a centrarse y escuchar a sus empleados

Hace varios años, trabajamos con un director de una compañía farmacéutica multinacional que había recibido bajas calificaciones sobre su compromiso y la eficacia de su liderazgo. Aunque intentó cambiar, nada parecía funcionar. A medida que crecía su frustración, comenzó a llevar un registro del tiempo que pasaba con cada uno de sus subordinados directos. Cada vez que recibía comentarios negativos, mostraba estos datos y exclamaba: «¡Pero mira cuánto tiempo paso con todos!»

Las cosas mejoraron cuando empezó a practicar mindfulness durante 10 minutos todos los días. Después de un par de meses, la gente le encontraba más simpático e inspirador y disfrutaba más trabajando con él. Los resultados le dejaron sorprendido y eufórico. La verdadera sorpresa llegó cuando sacó su registro de seguimiento del tiempo y vio que estaba dedicando un 21% menos de tiempo medio a tratar con su personal.

¿La gran diferencia? Él estaba más presente.

Llegó a entender que, aunque estaba en la misma habitación con alguien, no siempre estaba completamente presente. Se permitía preocuparse por otras cuestiones o dejaba que su mente se desviara a otras cosas. Sobre todo, escuchaba su voz interior cuando alguien estaba hablando. Esta falta de presencia motivó que las personas no se sintieran escuchadas y se frustraran.

Nuestra voces interior son esos comentarios que vamos haciéndonos sobre las situaciones que vamos viviendo. «Ojalá dejara de hablar»; «sé lo que va a decir a continuación»; «ya he escuchado todo esto antes»; «me pregunto si Joe habrá respondido a mi mensaje» son algunos ejemplos.

Para realmente involucrar a otros seres humanos y crear conexiones significativas, necesitamos silenciar nuestras voces internas y estar completamente presentes, y ser más conscientes puede ayudar.

Como parte de la investigación de nuestro próximo libro, The Mind of the Leader, encuestamos a más de 1.000 líderes que indicaron que una presencia más consciente es la estrategia óptima para involucrar al personal, conectar mejor y estimular el rendimiento.

Otra investigación confirma estas conclusiones. En una encuesta de 2.000 empleados, Bain & Company descubrió que entre 33 rasgos de liderazgo (que incluyen la creación de objetivos convincentes, la expresión clara de ideas y la receptividad a la participación) la capacidad de estar conscientemente presente (también denominado centeredness, el estado de estar centrado) es la más esencial de todas.

Las investigaciones también sugieren que existe una correlación directa entre la atención plena de los líderes y el bienestar y el desempeño de su gente. En otras palabras, cuanto más presente esté un líder, mejor será su desempeño.

En base a nuestro trabajo, aquí detallamos algunos consejos y estrategias que pueden ayudarle a estar más presente en su vida diaria.

Esté presente en cada momento

Como todos los CEO, el director gerente global de McKinsey & Company, Dominic Barton, tiene un programa diario repleto de reuniones. Todas son importantes, todas incluyen informaciones complejas y la mayoría requieren decisiones de largo alcance. En estas condiciones, estar presente en cada momento, reunión tras reunión, es un desafío. Pero según la experiencia de Barton, la presencia no es una elección sino una necesidad.

Su comentario fue: «Cuando estoy con gente durante el día, me esfuerzo al máximo en concentrarme y estoy presente con ellos». «Parte de esto es porque obtengo energía de estar con personas. Pero la otra parte es porque si no estás centrado, si no estás presente, es desmotivador para el resto. Pierden la motivación. Si no puedes estar centrado, es mejor que no tengas la reunión. A veces puede ser difícil de hacer, pero siempre es importante».

La persona que tenga delante no sabe con qué estaba lidiando usted hace un momento, ni tiene por qué saberlo. Su responsabilidad es estar completamente presente para utilizar eficazmente el tiempo limitado que tiene con cada uno.

Barton cree que estar presente de forma consciente requiere disciplina y habilidad. Se requiere disciplina para mantenerse centrado en una tarea, no dejarse afectar por los desafíos persistentes ni distraerse con el parloteo mental. Tener la capacidad mental de permanecer centrado y presente requiere habilidad. Cuando está presente durante todo el día, Barton lo encuentra profundamente gratificante. Estar presente se convierte en la piedra angular para aprovechar al máximo cada momento con cada persona.

Planifique su presencia

Durante su década como CEO de Campbell Soup Company, Doug Conant desarrolló rituales para conectarse física y psicológicamente con empleados de todos los niveles en la empresa, a los que denominó touchpoints (puntos de contacto).

Todas las mañanas, Conant destinaba gran parte de su tiempo a caminar por la planta, saludando a personas y conociéndolas. Memorizaba sus nombres y los nombres de los miembros de su familia. Mostraba un interés sincero en sus vidas. También escribía cartas de agradecimiento para reconocer esfuerzos extraordinarios. Cuando la gente de la compañía atravesaba momentos difíciles, les escribía mensajes personales de ánimo. Durante su mandato, envió más de 30.000 de cartas de este tipo.

Para Conant, estos comportamientos no eran solo estrategias para mejorar la productividad; eran esfuerzos sinceros de apoyar a su gente.

Haga menos, sea más

La vicepresidenta ejecutiva de Cisco, Gabrielle Thompson, ha descubierto que cuando un empleado acude a ella con un desafío, a veces requiere una solución sencilla. Pero a menudo, el problema solo necesita ser escuchado. «Muchas situaciones simplemente necesitan un oído, no una reacción. A menudo, los problemas no requieren soluciones, requieren presencia y tiempo«, explica. Como líderes, tener la capacidad de estar completamente presente y escuchar con la mente abierta a menudo es la forma más potente de resolver problemas.

Como líder, su papel puede ser simplemente crear un espacio seguro para que las personas transmitan sus frustraciones y procesen sus problemas. A través de la presencia consciente, usted se convierte en el contenedor en el que tienen espacio para procesar el problema, sin que llegue a intervenir para resolver, arreglar, manipular ni controlar la situación. La presencia en sí misma puede ayudar a resolver el problema. Este tipo de presencia no solo resuelve el problema, sino que también crea una mayor conexión y participación.

Presencia encarnada

El director de personal del grupo Lego, Loren Shuster, explicó que, cuando tiene reuniones o presentaciones muy importantes, toma cinco minutos para tomar contacto con su cuerpo. Visualiza estar vivo en cada célula de su cuerpo. Como nos explicó, «cuando no estás anclado y no estás conectado a tu cuerpo y al entorno que te rodea, no tienes un fuerte sentido de dirección ni propósito. Simplemente estás flotando. Lo más mínimo puede distraerte. Esta técnica de anclaje me ayuda a despejar mi mente, recargar mis pilas, fortalecer mis instintos y calmar mis emociones».

Después de esta práctica de cinco minutos, camina de manera diferente, habla de manera diferente. Con más gravedad, con más peso y con más vigor. Como resultado, puede estar más plenamente presente mental y físicamente con quienes le rodeen. Esta práctica le ancla a la habitación como si fuera una roca.

Cuando hemos encarnado la presencia, nuestra postura cambia. En lugar de encorvarse, cruzar los brazos y encerrarnos en nosotros mismos, asumimos una postura más equilibrada, elevada, abierta e inclusiva. Esto incluye sentarse recto, con los brazos abiertos.

Este cambio en la postura puede influir en cómo pensamos, cómo nos comportamos y cómo nos comunicamos. De la misma manera que podemos catalizar cualidades como la confianza asumiendo una postura audaz, podemos inducir cualidades como la conciencia, el foco de atención, la inclusión y la compasión a través de una postura elevada y digna.

El acto de sentarse y abrirse tiene un efecto positivo en la química de nuestros cerebros. Cultiva nuestra capacidad de ejecutar procesos de pensamiento de mayor rendimiento. Nos da acceso a la sabiduría que proviene de una mayor conciencia, la compasión que proviene de una mayor apertura y la confianza que proviene de la fuerza de la alineación vertical.

Un artículo escrito por 

¿Cómo recuperar la confianza cuando el CEO de la empresa mete la pata?

Una de las cosas más valiosas y más importantes para las marcas en estos tiempos es su reputación. La reputación es decisiva y determinante, ya que es lo que hace que los consumidores se creen una cierta imagen de la marca o de la empresa y de los productos que estas representan.

Pero lo cierto es que la reputación está en uno de sus momentos más complicados, ya que internet ha hecho que las compañías estén en un continuo escrutinio público y que, por tanto, sea mucho más fácil que nunca ‘pillarlas’ en una mentira, en un paso mal dado o en un escándalo en ciernes. Puede que hace décadas fuese posible crear una imagen basada en humo y sostenerla, pero en la actualidad eso es cada vez más y más complicado.

Y, de hecho, lo que antes era un activo se ha convertido ahora en un elemento de gran riesgo. El consejero delegado, el mandamás, ha sido una suerte de figura tradicional que representa a la empresa y que se convierte en parte de los elementos que se emplean para establecer la reputación.

Como los últimos escándalos y las últimas crisis de marca han demostrado (no hay más que pensar en Uber para comprenderlo), los CEOs se pueden convertir fácilmente en un activo tóxico, especialmente ahora que el tiempo para medir sus respuestas y para blindar el impacto de sus acciones es mucho más corto que nunca. A eso se suman todos los problemas ‘de siempre’ que pueden hacer que la imagen del directivo se hunda y que con ella se vaya a la basura el trabajo duro de construcción de imagen de marca que ha hecho la compañía.

El CEO puede, por tanto, hacer que la reputación de la empresa se hunda en la más completa y absoluta miseria y que al equipo de marketing y de comunicación no le quede más remedio que afrontar la dura tarea de recuperar lo perdido.

Cómo sentar las bases para recuperar la confianza

¿Qué deben hacer las empresas cuando sus altos directivos hacen cosas que llevan al público a perder la confianza en ellos? Eso es lo que ha analizado un estudio, que se acaba de publicar en el Journal of Trust Research y que recoge Phys. De entrada, existen dos grandes respuestas a las que acaban recurriendo las empresas en estos casos. Por un lado, están quienes directamente despiden al CEO y logran así distanciarse de él. Por otro, están quienes mantienen al directivo, pero lanzan disculpas públicas y hacen examen de conciencia por lo que ha pasado.

Según las conclusiones del estudio, tanto una respuesta como otra hacen que se recupere confianza en la empresa, pero lo hacen de formas completamente diferentes y por vías distintas. La primera de las opciones es la más radical, pero la que tiene un efecto más inmediato sobre la reputación. Al despedir al directivo tóxico, la empresa marca distancias y logra que su reputación salga intacta.

En el segundo caso, la compañía tendrá que hacer un trabajo de recuperación de la confianza, aunque el hecho de que el directivo pida perdón acaba siendo visto por los consumidores como una suerte de figura de ‘pecador arrepentido’ y puede conectar con la opinión pública.

Sea lo que sea lo que hagan las empresas, deben hacerlo de forma eficiente. Solo si actúan con autoridad, los consumidores sentirán que están haciendo cosas y recuperarán la fe en ella.

Vía: Puro Marketing

La Sociedad Civil: qué es, qué tienes que saber y cuáles son sus ventajas

La Sociedad Civil, como la “Comunidad de Bienes” , es un tipo de sociedad indicada para proyectos empresariales sencillos y de reducidas dimensiones. Como el anterior, este tipo de sociedad pasa en la mayoría de los casos por la firma de un contrato entre dos personas que quieran poner en marcha una actividad empresarial con ánimo de lucro.

Una vez que se pone en marcha esta sociedad, las personas pasan a ser “socios industriales” si únicamente aportan trabajo o “socios capitalistas” si lo que aportan son bienes o capital propio. ¿En qué se diferencia entonces de la “Comunidad de Bienes”?

Principalmente en que mientras que en la “Comunidad de Bienes” debe existir una propiedad (o un bien) que pertenezca a varias personas, en la “Sociedad Civil” esta obligación desaparece y cada socio puede aportar bienes, dinero, trabajo o industria.

La segunda gran diferencia es que mientras que “Comunidad de Bienes” puede limitarse a custodiar o explotar un bien en común, la “Sociedad Civil” se constituye expresamente para realizar una actividad económica y obtener beneficios.

Finalmente y tras la reforma de 2016, las sociedades civiles tienen que tributar por el impuesto de sociedades, mientras que la “Comunidades de Bienes” lo hace por el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

¿Qué tienes que saber antes de constituir una Sociedal Civil?

Para poner en marcha una Sociedad Civil es necesario firmar un contrato privado (que se recomienda elevar a escritura pública) entre los socios, en el que hay que detallar los siguientes aspectos:

  • Actividad del negocio
  • Aportaciones de cada socio
  • Porcentaje de participación de cada socio (pérdidas y ganancias)
  • Sistema de administración y representación
  • Causas de liquidación y disolución

Como en el caso de la “Comunidad de Bienes” la responsabilidad de los socios por deudas frente a terceros es personal e ilimitada y la sociedad que se constituye carece de personalidad jurídica propia.

Por este motivo y pese a que la sociedad tributará por el impuesto de sociedades, los socios deben darse de alta en la Seguridad Social como autónomos y cada socio deberá tributar por separado en el IRPF. La sociedad que se constituye se rige por el Código de Comercioen materia mercantil y por el Código Civil en cuanto a derechos y obligaciones.

Como indicábamos antes, en el contrato privado que debe reflejar el sistema de administración y representación, que puede adoptar las siguientes formas:

  • Administrador único
  • Administradores mancomunados (firman todos los socios)
  • Administradores solidarios (firma un socio, que obliga a la sociedad)

En cuanto a las causas de liquidación y disolución, hay que tener en cuenta que una sociedad se extingue cuando:

  • Cumple la duración estipulada en el contrato.
  • Finaliza su objeto social o actividad.
  • No se cumplen las aportaciones.
  • Muerte, insolvencia o incapacitación de un socio.
  • Embargo del patrimonio social a causa de las deudas.

Cómo se constituye una Sociedad Civil

Constituir una “Sociedad Civil” no es demasiado complicado. Lo normal es que no tengamos que dar más pasos que los que detallamos a continuación:

  1. Contrato de constitución: todos los socios deben suscribir el contrato de constitución de la sociedad. Este contrato puede ser privado o elevarse a escritura pública.
  2. Se debe aportar debidamente cumplimentado el modelo 036. Los socios tienen que ser autónomos y deben dar de alta a la sociedad en el I.A.E
  3. Liquidación del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados que grava la constitución de la Sociedad Civil en caso de que se aporten bienes. Sobre esa base se aplica un 1% del valor de los bienes aportados.
  4. Alta en ayuntamiento y obtención de las correspondientes licencias de apertura y funcionamiento.

Vía: Muy Pymes

La clave de un buen líder: conocerse a sí mismo

Vincent Siciliano, director general del “New Resource Bank” con sede en California, fue contratado para cambiar las cosas y restaurar la misión fundacional del banco: «Servir a empresas basadas en valores positivos y a organizaciones sin ánimo de lucro que están construyendo un mundo más sostenible». Aunque en unos pocos años Vince hizo que el banco recuperara el rumbo, no todo iba tan bien como parecía a primera vista.

Después de esta exitosa transición, el equipo de directivos decidió tomarle el pulso a la organización y descubrió bajos niveles de compromiso y rechazo con los altos directivos. Siciliano se sorprendió, pero asumió que los problemas venían de los grandes cambios que la organización había sufrido, por lo que optó por no tomar medidas ya que pensaba que el tiempo todo lo cura.

Un año después, el banco envió otra encuesta a los empleados. Esta vez, los resultados fueron más específicos: había un problema con la motivación de los trabajadores y la mayoría de las personas, incluidos los miembros del equipo de directivos, identificaban a Siciliano como la causa principal.

Siciliano estaba destrozado y tenía una actitud que se movía entre la ira, la indignación, una actitud defensiva y la culpa. Se preguntaba: «¿Cómo han podido decir estas cosas sobre mí? ¿No comprenden lo lejos que hemos llegado bajo mi liderazgo?»

Podría haberse mantenido en esta mentalidad negativa, revolcándose en la autocompasión y buscando excusas. En cambio, después de haber sido un gran triunfador a lo largo de toda su carrera, decidió enfrentarse a una verdad incómoda: no era el gran líder que creía ser. Estaba liderando según las normas establecidas y pisoteando las preocupaciones de otros que no estaban listos para moverse tan rápido o no entendían las razones de los cambios que había implementado.

En una entrevista que hicimos a Siciliano, dijo: «Mi ego estaba desbocado. Estaba liderando con la cabeza y no con el corazón». Se dio cuenta de que, a pesar de todas las habilidades que había desarrollado a través de sus años de formación en gestión y desarrollo profesional, nunca le habían pedido que se mirara al espejo y se preguntase quién era, qué valoraba y qué significaba realmente ser un líder. Desde entonces, el trabajo en equipo del banco y las puntuaciones de opinión de los empleados han aumentado drásticamente y ahora hay un equipo de alto rendimiento que está enfocado tanto en las relaciones como en los resultados.

La experiencia de Siciliano no es única. Conocerse a uno mismo no es parte del plan de estudios estándar en la mayoría de los programas de formación en gestión. La mayoría de los títulos de MBA se centran en la estrategia y en las hojas de cálculo, campos en los que Siciliano sobresalió. Este enfoque le cegó de lo que estaba ocurriendo en su organización.

Aproximadamente el 40% de los directores generales tienen un MBA. Muchos estudios a gran escala han descubierto que el liderazgo basado únicamente en la lógica enseñada en los MBA no siempre es suficiente para generar resultados financieros y culturales a largo plazo y que a menudo resulta perjudicial para la productividad de una organización. En un estudio, los investigadores compararon el desempeño organizacional de 440 aclamados directores generales que habían aparecido en las portadas de revistas como BusinessWeek, Fortune y Forbes. Los investigadores dividieron a los directores generales en dos grupos (los que tenían un MBA y los que no) y monitorearon su desempeño hasta siete años después. Sorprendentemente, el rendimiento de aquellos con un MBA fue significativamente peor. Otro estudio, publicado en el Journal of Business Ethics, analizó los resultados de más de 5.000 directores generales y llegó a una conclusión similar.

Para ser claros, no estamos diciendo que los MBA no sean útiles para dirigir una organización. Pero si la lógica lineal que se enseña en los MBA se convierte en el único foco, a costa de otras habilidades, como conocer las capacidades de uno mismo, la comprensión hacia los demás y la cultura empresarial, el enfoque de liderazgo está desequilibrado.

Ese fue el caso de Siciliano. El tenía todos los cálculos correctos y su estrategia era clara, pero a las personas no les gustaba trabajar con él y cada vez eran más infelices. Estaba mandando en base a las teorías de negocio imperantes, pero no se conocía ni se entendía a sí mismo. Debido a su falta de autoconciencia, la gente veía que no era auténtico. Estas son las razones por las que no estaban dispuestos a seguirle o a apoyar su liderazgo. Afortunadamente para Vince, estuvo abierto al cambio y a través de un viaje de mindfulness coaching en autoconciencia, fue capaz de convertirse en el líder que quería ser.

Bill George, profesor de liderazgo en la Escuela de Negocios de Harvard  y antiguo director general de Medtronic, dice que la autoconciencia es el punto de partida del liderazgo. La autoconciencia es la habilidad de ser consciente de nuestros pensamientos, emociones y valores en cada momento. A través de la autoconciencia, podemos liderarnos a nosotros mismos con autenticidad e integridad y, del mismo modo, liderar mejor a otros y a nuestras organizaciones. Realizamos una encuesta de más de 1.000 líderes en más de 800 empresas de más de 100 países, y encontramos que los líderes de los niveles más altos tienden a tener una mejor autoconciencia que los líderes más bajos en la jerarquía. Esto podría deberse a que una mayor autoconciencia acelera el proceso de promoción, o porque, como Siciliano, se nos incita a mejorar nuestra autoconciencia a medida que aumenta nuestra responsabilidad de liderazgo.

Afortunadamente, la autoconciencia se puede mejorar. Si llevamos a cabo unos simples pasos, podemos complementar las habilidades de liderazgo tradicionales con ella.

Una práctica diaria de consciencia

Una investigación publicada en Nature Neuroscience ha descubierto que una práctica corta de consciencia conduce a cambios en la estructura y función del cerebro que mejoran la autoconciencia. En nuestro trabajo con una empresa global de Tecnologías de la Información de Silicon Valley, descubrimos que un entrenamiento de consciencia de 10 minutos diarios durante solo cinco semanas mejoraba la autoconciencia de los líderes participantes hasta en un 35%.

El entrenamiento de consciencia le permite expandir sus conocimientos sobre lo que está sucediendo en el paisaje de su mente en todo momento. Le ayuda a observar y regular sus emociones y a comprender mejor el comportamiento, las reacciones y las emociones de las personas a las que dirige y, como consecuencia, a crear mejores relaciones y liderar con un mayor impacto. (Si tiene curiosidad por probar estos ejercicios de la consciencia, puede encontrar más pautas aquí).

Tómese descansos regulares

Cuando estamos bajo presión, hacemos lo que siempre hemos hecho por una cuestión de inercia. Recurrimos al pensamiento y comportamiento habitual. No hay mucha conciencia en eso y hay poco espacio para comprenderse a uno mismo o a las personas a las que se lidera. Tomar descansos cortos regulares, de incluso solo un minuto, le saca del pensamiento y comportamiento habitual. Le proporciona espacio para que surja la conciencia y para ver las cosas de forma más clara.

Una pausa para el conocimiento es un descanso donde no hace nada. No revise las noticias, su teléfono o las redes sociales. Todo eso solo ocupa el espacio de su mente y no permite que surja la conciencia. Por el contrario, debe apartar el teléfono, alejarse del ordenador y simplemente mirar por la ventana, cerrar los ojos o caminar por el pasillo de un lado a otro.

Qué dicen los demás

Cuando estamos ocupados, nuestro cerebro usa de forma predeterminada el reconocimiento de patrones. Quiere simplicidad. Cuando otros le hablan, su cerebro automáticamente buscará lo que ha escuchado antes y eliminará lo nuevo. De esa manera, como en el caso de Siciliano, no escuchará las preocupaciones y opiniones de los demás y no estará al tanto de lo que ocurre culturalmente. Corre el riesgo de aislarse en su burbuja de liderazgo, donde su cerebro realmente solo escucha su voz interior.

Para evitar el reconocimiento del patrón predeterminado del cerebro, haga un esfuerzo para escuchar con los oídos bien abiertos y la boca bien cerrada cuando esté con otras personas. Además, ignora la voz interior de su mente que comenta todo lo que escucha.

Sea abierto. Sea curioso. Cuestiónese sus creencias.

Un artículo escrito por 

Servicios de IA en la nube, el nuevo gran negocio y modelo de internet

Las principales potencias tecnológicas de China y Estados Unidos se están preparando para un combate que puede sentenciar el futuro de la inteligencia artificial (IA). Los proveedores de servicios en la nube chinos, como Alibaba, Tencent y Baidu, lucharán contra algunos gigantes de estadounidenses, como Amazon, Google y Microsoft, para ofrecer inteligencia artificial online. A medida que las empresas chinas intentan expandirse, puede que intenten dirigir sus servicios en la nube cada vez más a empresas y desarrolladores de EE. UU. y viceversa.

Durante la conferencia EmTech China, un evento realizado por MIT Technology Review en Beijing, el presidente del comité de tecnología de Alibaba y una figura importante de la compañía, Jian Wang, predijo que la inteligencia artificial en la nube se va a convertir en una tendencia importante. El responsable afirmó: «Estoy convencido de que la IA y el aprendizaje automático serán los principales consumidores de aplicaciones [en la nube]. Esto ofrecerá muchos escenarios».

En el mismo evento, la científica principal de Amazon Web Services, Animashree Anandkumar, promocionó las habilidades de inteligencia artificial de su empresa, el mayor proveedor de servicios en la nube en EE. UU., que ya ofrece una serie de servicios de inteligencia artificial en la nube. En su intento por crear conciencia entre los profesionales del aprendizaje automático, Amazon también ha desarrollado su propio marco de aprendizaje profundo, llamado MXNetEl aprendizaje profundo es el enfoque más potente del aprendizaje automático para tareas como la clasificación de imágenes, el reconocimiento de voz y la traducción.

«Actualmente, realizar experimentos con inteligencia artificial requiere enormes recursos informáticos. La nube permite democratizar la inteligencia artificial porque cualquiera puede acceder a esa herramienta», indicó Anandkumar. También dejó caer las ambiciones internacionales de Amazon para sus servicios de inteligencia artificial. La responsable afirmó: «Después de de democratizar la IA el siguiente paso es globalizarla. ¿Cómo podemos hacer que todo el mundo pueda innovar localmente y tener el mismo apoyo en todos los idiomas y culturas?»

Las empresas de servicios en la nube compiten por implementar servicios cada vez más sofisticados que incluyen aprendizaje automático e inteligencia artificial. Se juegan la oportunidad de convertirse en el líder de lo que parece ser el próximo gran paradigma informático.

Por ejemplo, Google lanzó hace poco una innovación diseñada para facilitar el uso de los algoritmos de aprendizaje automático más potentes (ver Construya una inteligencia artificial a medida con lo nuevo de Google). Mientras tanto, el Gobierno chino está impulsando su industria con grandes inversiones (ver China despierta al dragón de la inteligencia artificial).

Cualquiera que gane un peso importante en la inteligencia artificial en la nube podría decidir cómo serán los servicios que se adoptarán en todo el mundo. Varias empresas tecnológicas chinas se centran, por ejemplo, en el reconocimiento facial. La expansión de los servicios de inteligencia artificial en la nube también podría tener otras implicaciones. Wang de Alibaba predijo, por ejemplo, que la prisa por ofrecer y explotar la IA en la nube necesitaría enormes cantidades de energía. «Consumirá muchos recursos informáticos, como quizá no se haya visto nunca antes en la historia», concluyó.

Un artículo escrito por Will Knight